Preguntas y respuestas sobre el dolor por crecimiento en niños

¿Cómo Tratar El Dolor Que Sufren Los Niños?
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Tu pequeño está en plena edad de crecimiento. Cuando se va a la cama por las noches, se queja de dolor de piernas, ¿será el conocido como 'dolor de crecimiento', o debes preocuparte? Es una pregunta que probablemente te hayas planteado. Una cuestión que viene aparejada con otras cuantas que respondemos a continuación.

¿Qué es el dolor por crecimiento?

El dolor por crecimiento es, tal y como explican desde la Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria, AEPED, un dolor benigno, normal en la infancia, que suele aparecer por las noches "sin que haya una causa que lo produzca". Según comentan estos expertos, pasa en uno de cada cinco niños cuando tienen entre dos y 12 años, aunque se da más en aquellos de entre cuatro y ocho años.

"Aunque se llama "dolor de crecimiento", no hay constancia de que esta sea la causa", aseguran, no obstante, los pediatras, que mencionan cómo, de alguna forma, esta forma de llamar al dolor "es una referencia al grupo de población que la padece y a la benignidad del cuadro".

¿Por qué se producen los dolores en las piernas en niños?

La siguiente pregunta más común en padres cuyos hijos sienten dolor es: Sin embargo, lo cierto es que en esta ocasión no hay respuesta. O, más bien, la ¿por qué? respuesta es: "se desconoce la causa". "Aunque se ha estudiado su relación con distintos factores, no se ha podido aclarar su origen", señalan los pediatras.

¿Qué características tienen los dolores de crecimiento?

-  El dolor aparece típicamente durante la noche,aunque también puede darse durante la siesta.

-  El niño se despierta quejándose de dolor en ambas piernas.

-  El pequeño no suele ser capaz de localizar una zona concreta, por lo que sueñe señalar las pantorrillas o la zona anterior de los muslos o las espinillas.

-  Afecta a ambas piernas por igual pero no a las articulaciones.

-  Los niños más mayores lo describen como "calambres", o como un dolor "interno".

-  Al observar al niño no se encuentra ninguna alteración aparente en las extremidades.

-  El dolor desaparece tras varios minutos o, como mucho, un par de horas.

-  Los episodios de dolor pueden repetirse de forma intermitente durante bastante tiempo.

¿Qué hago si a mi hijo le duelen las piernas?

Al tratarse de un dolor benigno, normalmente para aliviarlo es suficiente con un masaje suave o con la la aplicación de calor. "En muy raras ocasiones hay que recurrir a la administración de algún analgésico: ibuprofeno o paracetamol", señalan los expertos.

¿Debo ir al pediatra?

Ya se ha mencionado que este dolor es totalmente benigno, por lo que es muy raro que vengan a manifestar alguna otra enfermedad importante, aunque podría ser. Eso sí, en ese caso el dolor sería diferente, no como lo hemos descrito anteriormente. Con todo, los pediatras recomiendan consultar al médico si el niño sufre alguno de estos episodios:

-  Dolor de intensidad creciente y muy frecuente.

-  Dolor que no desaparece durante el día.

-  Dolor localizado en las articulaciones.

-  Dolor en una sola pierna.

-  Debilidad, fiebre, malestar.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Síndrome de las piernas inquietas, qué es y cómo tratarlo

- El estirón de los niños y su ritmo de crecimiento

- Las curvas de crecimiento de peso y talla

- ¿Cómo aliviar el dolor en niños? Claves y analgésicos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.