¿Qué recomiendan los pediatras para comprar vacunas en farmacias?

Consejos para comprar vacunas en farmacia
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Prevenir siempre es mejor que curar. En ese sentido, las vacunas se presentan como un sistema de prevención para evitar enfermedades. Algunas de ellas se pueden adquirir en las farmacias, son las que no contempla el calendario oficial de vacunación infantil y, por tanto, no suministran los centros de salud de la Seguridad Social. Pero, ¿cómo saber cuándo hay que comprarlas y en qué cantidad?

Las vacunas no incluidas en los calendarios oficiales de vacunación no se suministran en los centros de salud y las familias tienen que adquirirlas en una farmacia. La Asociación de Española de Pediatría, AEP, ante la creciente demanda de vacunas en las farmacias, ha decidido resolver mediante consejos algunas de las dudas más frecuentes de las familias al respecto. Según este organismo, la mala planificación a la hora de adquirir estos productos provoca una falta de abastecimiento. El problema ha surgido de manera generalizada con la liberalización de la venta de la vacuna contra la Meningitis B, antes restringida al ámbito hospitalario y aún no incluida en los calendarios de vacunación.

Las vacunas de una a una

Los pediatras se quejan de que, en muchas ocasiones, los farmacéuticos recomiendan a las familias comprar todas las dosis de golpe. Incluso hay establecimientos que sugieren comprar el doble de estos productos para los hermanos. La AEP expresa que esto termina por hacer que no haya suficientes vacunas para todos los demandantes.

Lo más recomendable, según los pediatras de la AEP, es adquirir las vacunas de una en una, ya que con esto se evitarán "demoras en la administración de las siguientes dosis y salvar posibles casos de nuevos desabastecimientos". Recuerda que la pauta vacunal completa incluye de dos a cuatro dosis, con un intervalo mínimo entre ellas de uno o dos meses en función de la edad.

Problemas en la conservación de las vacunas

Los pediatras sostienen que además de problemas de abastecimiento, adquirir numerosas vacunas también puede ocasionar varios problemas en su conservación. Estos productos requieren una temperatura de dos a ocho grados centígrados para que no se deterioren. Si no se cumple o si se rompe la cadena del frío, puede alterar las propiedades de estos compuestos.

Si se compran varias unidades de golpe, es posible que no todas ellas puedan conservarse a esta temperatura. La mayoría de los frigoríficos en casa mantienen un mayor nivel de frío. Esto terminará por hacer inservibles estos productos de cara al futuro.

Recomendaciones para la compra de vacunas en farmacias

Los pediatras de la AEP lanzan una serie de recomendaciones a las familias que estén pensando adquirir vacunas a través de las farmacias:

- Comprar pensando en su uso inmediato. Las vacunas se conservan mejor en las farmacias. Las familias que las adquieran deben tener en mente usarlas casi en el mismo día ya que guardarlas para el futuro es inútil.

- Pensar en los otros padres. Seguramente hasta pasado un mes el niño no precise de una nueva dosis. Por este motivo, es innecesario comprar varias de golpe. Haciendo esto únicamente se conseguimos que otra familia no pueda adquirirla.

- Transporte en un medio adecuado. Una vez comprada la vacuna, su transporte a casa debe ser en una bolsa isotérmica que asegure la cadena de frío.

- El momento justo. Lo ideal es adquirir la vacuna antes de acudir al centro de salud en donde se administrará.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Vacunas oficiales y recomendadas: todas las dudas al respecto

- Todo lo que necesitas saber sobre las vacunas

- La vacuna de la tos ferina para todas las embarazadas

- Los pediatras recomiendan la vacuna de la varicela a los 12 meses

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.