Problemas de lenguaje en niños: señales de alarma

Los problemas de lenguaje de los niños
ISTOCK

El lenguaje es una característica propia de la especie humana. Para su desarrollo son necesarias una serie de destrezas y habilidades que están ligadas al desarrollo psicomotor, psicológico y social. Sin embargo, en algunos niños pueden aparecer problemas de lenguaje que afectan directamente a la capacidad de comunicarse y de hablar

Cuando los niños nacen hacen ruidos, lloran y chillan

A los 3 meses aparecen los gorjeos, que son sonidos guturales; a los 6 meses los balbuceos, que son sonidos rítmicos de vocales y consonantes; a los 9 meses las protopalabras, que son formas fonéticamente estables que se utilizan con la combinación de gestos; y a los 12 meses las primeras palabras.

Entre los 12 y los 18 meses, el niño posee alrededor de 50 palabras y en esta etapa son normales las simplificaciones ("chupete-tete"), reduplicaciones ("tete", "popó"), asimilaciones ("sí- ti"). A partir de los 18 meses se dan sustituciones de unos sonidos por otros ("casa-caza"), asimilación de un sonido por otro próximo ("natilla-matilla"), simplificación de la sílaba ("ten" por "tren").

Estas serían algunas de las características del proceso de adquisición del habla. Sin embargo, hay niños que pueden empezar a presentar desfases en su habla o en su lenguaje, tanto en su forma como en su contenido y uso.

Problemas de lenguaje: señales de alarma

Aunque cada niño posee su propio ritmo madurativo y de desarrollo del habla, sí que existen algunos signos que nos pueden alertar de problemas de lenguaje, es decir, de que algo está fallando en el proceso, tales como:

- A los 15 meses no mira ni señala a personas u objetos.
- A los 18 meses no sigue instrucciones simples.
- A los 24 meses no señala una imagen o una parte del cuerpo cuando la nombra.
- A los 30 meses no responde fuerte, moviendo la cabeza o haciendo preguntas.
- A los 36 meses no sigue instrucciones de dos pasos o palabras en acción.

También, se dan casos en el que el niño entiende el lenguaje pero tiene dificultades para expresarlo, hay que estar pendiente si:

- A los 15 meses no utiliza 3 palabras.
- A los 18 meses no dice "mamá", papá"...
- A los 30 meses no usa frases de 2 palabras que incluyan un sustantivo y un verbo.
- A los 36 meses no solicita elementos por el nombre; si no imita repitiendo las preguntas dichas por otros; el lenguaje ha empeorado y no usa oraciones completas.
- A los 48 meses usa palabras incorrectamente o emplea una palabra similar o conexa en lugar de la correcta.

Favorecer el desarrollo correcto del lenguaje

Para ayudar a nuestros hijos a tener un correcto desarrollo del lenguaje es importante tener en cuenta que no todos los niños presentan el mismo ritmo en el desarrollo. Nos puede ayudar lo siguiente:

- Para que el niño aprenda a hablar, es necesario que interactúe con el entorno.
- Es esencial la actitud comunicativa, positiva y estimulante.
- Hacer del juego la base de la comunicación para mantener la motivación del niño.
- Favorecer las intervenciones del niño.
- Ajustar nuestro lenguaje cuando nos comunicamos con el niño (tamaño y dificultad del mensaje, usar frases simples pero bien estructurad, etc.)
- En el caso de ver que nuestro hijo presenta dificultades como las mencionadas anteriormente, se le puede comentar al pediatra o al logopeda, para poder intervenir, si es necesario, lo antes posible.

Los momentos de juego y diversión son idóneos para ayudar a nuestros hijos a que hagan un uso correcto del lenguaje. Además, estableceremos una buena comunicación basada en el cariño, la diversión y la confianza.

María Jorge Moreno. Profesora de audición y lenguaje. Experta en intervención logopédica. Instituto Coincidir

Te puede interesar: 

- Etapas del lenguaje del bebé

- Las primeras palabras del bebé

- Dificultades en el desarrollo del lenguaje infantil

El desarrollo del habla en los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.