Actualizado 12/06/2020 11:48:35 +00:00 CET

Protégete contra el melanoma: ¡que las ganas de sol no estropeen tu piel!

Que las ganas de sol no estropeen tu piel: protégete frente al melanoma
El 80% de los casos melanoma se puede prevenir - ISTOCK - Archivo

Tras el confinamiento, tenemos muchas ganas de sol, pero conviene advertir que podemos ser más vulnerables a los rayos ultravioleta debido a no haber experimentado la exposición progresiva normal propia del cambio de estación.

Si habitualmente debemos proteger la piel del sol, este verano los atracones solares pueden ser más dañinos debido a la poca exposición solar recibida durante el confinamiento. El sol sin protección puede dar lugar a la aparición de manchas, a una aceleración del envejecimiento y a, largo plazo, al cáncer de piel.

Cada año se diagnostican alrededor de 150.000 casos de cáncer de piel, de los cuales 600 mueren a causa de esta enfermedad, según datos de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). En todo el mundo la cifra de diagnósticos aumenta entre un 3 y un 7% anual. Prevenir la exposición solar y un diagnóstico precoz son clave para luchar contra esta enfermedad que provoca hasta 65.000 muertes al año a nivel mundial. Esta incidencia podría reducirse en un 80 por ciento, según los expertos, con unos hábitos saludables desde la infancia.

A pesar de estas cifras alarmantes, el cáncer de piel es curable en la mayoría de los casos, pero su pronóstico depende de una rápida detección, por lo que es importante conocer cómo detectarlo. Los factores de riesgo de esta enfermedad son la genética, el tipo de piel y la exposición solar; sin embargo, el 90% de los casos se debe a largas exposiciones al sol, frente al 10% debido a condicionantes genéticos.

La regla ABCDE para observar los lunares

La detección precoz es fundamental para el pronóstico del cáncer de piel. Serán los profesionales quien nos podrá revisar de forma correcta el estado de nuestra piel, por lo que se recomienda acudir al dermatólogo una vez al año. Sin embargo, la autoexploración puede ser muy beneficiosa si además se cuenta con una herramienta tan útil como lo es la regla ABCDE, que ayuda a detectar cualquier cambio en los lunares.

A. Asimetría. La forma del lunar no es homogénea, es irregular.

B. Borde. Su borde es irregular, mal definido u ondulado.

C. Color. El lunar no tiene el mismo color, sino que varía de una zona a otra.

D. Diámetro. Si este es mayor a 6 milímetros.

E. Evolución. Si detectamos que algún lunar tiene una rápida progresión en su color, tamaño o bordes.

Exposición al sol: cortas y nunca a medio día

Aunque desde años el broncedado ya no es tendencia, este verano después de un largo confinamiento en casa tenemos muchas ganas de sol y debemos tomar todas las medidas de prevención al alcance de nuestra mano.

Para recordar los hábitos de protección frente al sol, con motivo del Día Europeo para la prevención del cáncer de piel (13 de junio) hacemos un repaso de los hábitos saludables, en relación a nuestra piel, y de los aspectos fundamentales a tener en cuenta para poder llevar a cabo una detección precoz.

"Evitar las horas centrales del día, utilizar protección solar durante todo el año, buscar un producto adecuado a nuestro tipo de piel y la autoexploración, son puntos fundamentales para poder prevenir el cáncer de piel", recomienda Remedios Navarro, farmacéutica y co-fundadora de Mifarma.

"La correcta protección solar en los primeros años de vida es más importante de lo que a priori podamos pensar. Evitar quemaduras a causa del sol durante los primeros 15 años de vida reduce el riesgo de padecer cáncer de piel en aproximadamente un 70%, la piel tiene memoria por lo que las personas que han acumulado quemaduras solares desde la infancia son más propensas a que vuelva a producirse", apunta Reme Navarro.

Debemos escoger muy conscientemente el horario en el que decidamos tomar el sol evitando las horas centrales del día, entre las 11 de la mañana y las 16 horas de la tarde, ya que los rayos del sol inciden de forma más directa y agresiva.

En el caso de tratarse de las primeras exposiciones del año, es conveniente exponerse de forma gradual, comenzando por una media hora, e ir aumentando el tiempo día a día.

Pero en ningún caso basta con una única aplicación, hay que reaplicar la crema cada 2 horas y, sobre todo, después de nadar, sudar o secarse con la toalla.

Pensando en las actividades al aire libre, se recomienda además cubrirse con ropa, utilizar un sombrero o gorra y gafas de sol.

Protección solar todo el año y específica 

"Utilizar fotoprotectores de forma diaria, los 365 días del año, no debe ser cosa solo del verano. Tenemos que tener presente que incluso los días nublados los rayos UVA y UVB inciden sobre nuestra piel", recuerda Reme Navarro.

De cara a escoger el correcto fotoprotector solar tenemos que tener en cuenta las características de nuestra piel, la recomendación general es optar por productos con factores altos de protección SPF50+, SPF50 y SPF30. Su aplicación debe ser, al menos, 30 minutos antes de la exposición solar y la cantidad debe ser generosa.

Lo recomendado es de 2mg/cm2 de piel, es decir, dos cucharadas soperas para todo el cuerpo y una cucharadita de café para el rostro. En el caso de las zonas más sensibles, como pueden ser cicatrices o lunares, es necesario aplicar un producto con una fotoestabilidad máxima, una cobertura UVA-UVB amplia y una protección antirradicalaria, que evita el envejecimiento prematuro y la aparición de arrugas.

Marina Berrio
Asesoramiento: Remedios Navarro, farmacéutica y co-fundadora de Mifarma.

Te puede interesar:

- El ABCDE de los lunares: cuándo acudir al dermatólogo

Contra el melanoma, protege a los niños del sol

Prevención, la mejor medicina contra el cáncer de piel en niños

5.000 nuevos casos de cáncer de piel en España cada año

- Quemaduras solares, lunares y pecas