Prevención, la mejor medicina contra el cáncer de piel en niños

Las cremas solares ayudan a prevenir quemaduras mejor que las sombrillas
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Se acerca el buen tiempo, una fantástica ocasión para salir al aire libre y disfrutar de fantásticas actividades en familia. Pero hay que tener cuidado para prevenir los peligros que hay en estas excursiones, desde los moquitos que pueden acechar durante una jornada de senderismo, hasta los problemas derivados de la exposición al sol, que abarcan desde las quemaduras hasta otros más graves como el cáncer de piel.

Para evitar la presencia de esta terrible enfermedad, lo mejor es prevenir. Y para ello nada mejor que educar a las nuevas generaciones para mantener lejos los problemas de salud. Por este motivo, la Fundación Piel Sana ha iniciado una serie de talleres de fotoprotección que intentan inculcar en la mente de los más pequeños la necesidad de protegerse de la influencia del sol.

La importancia de la prevención

La misión de estos cursos es frenar el aumento de los casos de cáncer de piel, los cuales se han incrementado en los últimos años. Según la Fundación Piel Sana cada año aparecen 4.000 nuevos casos de esta enfermedad, de los cuales, el 80% podría prevenirse aplicando las medidas correctas y haciendo que los niños, desde pequeños, adquieran hábitos de fotoprotección.

Con este fin, el curso iniciado en el Colegio Gaudem, ha recibido la visita de varios expertos de la Fundación Piel Sana que se destina tanto a padres como a niños. Con estas charlas se busca la implicación plena de todos los miembros de la familia en la lucha contra este tipo de cáncer y pidiendo que cada uno de ellos aplique las medidas que estén en su mano.

Decálogo para prevenir

Como se ha dicho, la misión de la Fundación Piel Sana pasa por enseñar a los más pequeños lecciones sobre fotoprotección. Puntos que conviene recordar ahora que se acerca el buen tiempo y comienzan las salidas y excursiones. Esto son algunos consejos para evitar problemas:

- En el caso de los bebés niños pequeños, lo mejor es mantenerlos alejados del sol. Si eso no es posible, hay que dejar al menor al aire libre únicamente durante las horas en las que el sol sea menos fuerte, como a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde.

- Los niños y adolescentes deberían utilizar protectores solares resistentes al agua, con factor de protección 30, como mínimo, con protección frente a rayos ultravioletas. A la hora de exponerse al sol, deben llevar una camiseta, gorra y gafas de sol graduadas por su oftalmólogo.

- Es importante enseñar a los niños desde una edad temprana una buena conducta de protección solar.

- Algunos medicamentos aumentan la sensibilidad a la luz. Si este es el caso, hay que hablar con el pediatra antes de exponerse al sol. Por otro lado, algunos desodorantes pueden hacer daño a la dermis, por lo que se recomienda no aplicarlos si se observa algún tipo de reacción.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cremas solares específicas para niños

- Todo sobre protectores solares para niños

- Trucos para proteger a los niños del sol

Protege a tus niños del sol con la app “superprotector”

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.