Actualizado 06/07/2020 9:39:47 +00:00 CET

Refuerza tu sistema inmunológico también en verano

Este verano fortalece tus defensas
Este verano fortalece tus defensas - ISTOCK

Durante el verano, debido a las altas temperaturas, nuestro cuerpo necesita atención. El cuidado no sólo debe ser externo, también debemos cuidar nuestro organismo por dentro, sobre todo ahora, en medio de la pandemia de coronavirus.

Reforzar nuestro sistema inmunológico es fundamental para estar fuertes frente a una posible enfermedad. Y para conseguirlo nada mejor que aportando las vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita a través de los productos de temporada, que son alimentos frescos que aportan más sabor y nutrientes.

Entre las frutas destacan albaricoques, arándanos, cerezas y entre las verduras el pepino, la zanahoria y la berenjena. Estos alimentos de temporada se pueden utilizar para preparar snacks 'alternativos' y muy saludables.

Cómo cuidar nuestro sistema inmulógico en verano

Aunque en verano estamos más relajados y quizás no estamos tan pendientes de cuidarnos por dentro, mantener una alimentación sana y equilibrada, rica en frutas y verduras es clave para mantener el sistema inmunológico en condiciones.

Especialmente, los alimentos ricos en vitaminas A, D, C y del grupo B contribuyen al mantenimiento normal del sistema inmunológico. Las vitaminas A, B y D las encontramos en lácteos como la leche, yogur y quesos. La vitamina C en frutas como el kiwi, cítricos o frutos del bosque.

Además de vitaminas, tenemos que consumir alimentos con los minerales necesarios e imprescindibles para nuestro organismo. Son alimentos ricos en hierro las legumbres, carnes rojas y mariscos; el zinc abunda en frutos secos como las nueces; el cobre en carnes; y el selenio en productos como las nueces de Brasil, el ajo o las semillas de girasol.

La alimentación en verano en la nueva normalidad

En estos días de recién estrenada nueva normalidad, que además coinciden con el inicio del verano, nuestros hábitos de vida se pueden ver alterados y es necesario realizar una adecuada planificación de la alimentación y mantener los buenos hábitos que se han seguido durante los meses de confinamiento.

En este sentido, Luján Soler, decana de CODINMA, recomienda una cesta de la compra en la que predominen productos de la dieta mediterránea "cuyo consumo ha aumentado durante los meses de confinamiento, como verduras, frutas y legumbres, y si son de temporada mejor, ya que son alimentos frescos, con más sabor y nutrientes, y se pueden encontrar a mejor precio. Así se contribuye a realizar una compra más sostenible y saludable y es la única forma de reducir la huella que deja en el medio ambiente su traslado desde el cultivo hasta nuestra cocina".

Con el verano recién estrenado, las frutas más apetecibles son las jugosas, con gran cantidad de agua como la sandía y el melón. Además, la huerta se llena de hortalizas ideales para preparar ensaladas, gazpachos, sopas frías y verduras asadas y es el momento adecuado para optar por los alimentos de temporada.

Según el calendario publicado en la web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sobre las frutas y verduras de temporada, en estos momentos se pueden consumir frutas como albaricoque, arándano, cereza, melón, frambuesa, fresa, grosella, lichi, limón, mango, melocotón, melón, nectarina, plátano, entre otras. Por lo que respecta a las verduras, ahora es un buen momento para consumir el pimiento, el calabacín, la berenjena, la lechuga, el tomate, el pepino, la zanahoria, la judía verde y la cebolla.

Desde CODINMA insisten en la importancia de consumir tanto las frutas como las verduras enteras y con piel, pues de esta forma se fomenta la masticación y se conservan sus propiedades nutritivas, especialmente el contenido en fibra.

Soler recuerda también el interés de planificar las comidas y menús diarios utilizando todos estos productos de temporada y evitando la improvisación "ya que, si cocinas con antelación, cuando llegue la hora de la comida no elegirás lo primero que veas en tu despensa o nevera", indica. Otro de los consejos que aportan los expertos del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Madrid es aprovechar el periodo estival, donde con el calor apetece comer más ligero, para descubrir nuevos alimentos de temporada que pueden hacer los platos más apetecibles.

Se puede optar por alimentos saciantes y saludables, como son las verduras, frutas, cereales integrales, legumbres y frutos secos crudos de temporada. "Con estos productos, explican desde CODINMA, se pueden hacer snacks 'alternativos' y muy saludables, por ejemplo, a base de zanahorias, colines y hummus de garbanzo o de calabacín".

En verano, la hidratación es muy importante

Luján Soler recuerda la importancia de hidratarse correctamente. "Con el aumento de las temperaturas, hay que mantener una correcta hidratación y, para ello, además del agua, se puede recurrir a batidos y zumos naturales a base de frutas, vegetales, o leche. También son imprescindibles estos días los gazpachos y sopas frías". En este sentido, Luján Soler indica, "en verano tenemos a nuestra disposición una gran variedad de frutas que, además de nutrientes, aportan agua, fundamental en esta época del año".

La subida de las temperaturas también hace que cambien los tiempos de cocción de los alimentos. Se pueden buscar fórmulas que mantengan las cualidades nutritivas de los alimentos y no añadan grasas, como la plancha o el papillote.

En definitiva, elegir platos frescos y saludables y evitar los alimentos grasos y pesados. El verano es uno de los períodos que permite más tiempo para ocuparnos de nosotros, por lo que es el momento ideal para mejorar nuestros hábitos de vida.

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Luján Soler. Decana de CODINMA

Te puede interesar:

- Vitaminas naturales para reforzar el sistema inmunológico

- Las vitaminas y sus tipos, ¿cuál necesitas?

- Estrés, cansancio, agotamiento... ¿necesito vitaminas?

Bebidas para niños, ¿cuáles son las más sanas?

Agua, ¿qué cantidad deben beber los niños?