Los problemas de lectura en niños repercuten en su futuro

No dominar la lectura repercute en la vida de los niños
Foto: ISTOCK Ampliar foto

De entre todas las cosas que tienen que aprender los niños en el colegio, quizás aprender a leer y a escribir son las más importantes. Dos habilidades que se enseñan tanto en casa, como en el colegio y que se deben practicar para perfeccionar. Tener dificultades a la hora de realizar cualquiera de estas tareas puede tener serias consecuencias en los más jóvenes a lo largo de su vida.

Así lo advierte desde Congreso Internacional de Comprensión Lectora Infantil y Primaria. Un evento en donde se animó a las personas relacionadas con la educación de los más pequeños a que adviertan los posibles problemas de lectura en niños para así prevenir futuros problemas relacionados con este tema.

La importancia de la lectura

Como se ha dicho, junto con la escritura y el habla, la lectura es una de las destrezas que se deben dominar para tener éxito profesionalmente y al mismo tiempo, aprender otras habilidades. Sin la capacidad de reconocer símbolos escritos y reinterpretar este código para entender el mensaje sería imposible realizar tareas en casa o asimilar el contenido de un libro de Matemáticas.

Sin lectura, no hay aprendizaje. Eso explican desde el Congreso Internacional de Comprensión Lectora Infantil y Primaria. ¿Cómo conseguir que los niños dominen la lectura? Atendiendo a los posibles problemas que puedan tener en la decodificación de este código escrito. Trastornos como la hiperactividad o la dislexia que hacen que el futuro de los más pequeños se pueda ver comprometido.

Según estos expertos en ocasiones estos trastornos, especialmente la hiperactividad, se diagnostican de forma precipitada y se empieza a desarrollar un falso entorno para el niño en el que se le trata de un problema que no se tiene. No obstante, en el caso de la dislexia sí que se pueden apreciar síntomas muy claros y trabajar desde un primer momento para poner solución.

Trabajar desde un primer momento

Si se observa cualquiera de estos trastornos, hay que acudir rápidamente a un especialista para tratar de poner fin a esta situación. Para los especialistas un niño es como un árbol, desde un primer momento hay que apreciar posibles problemas que impidan su correcto crecimiento. De esta forma se les conseguirá "enderezar antes de que se doblen irremediablemente".

"Es importante detectar a estos niños con dificultades lectoras que, al final, redundan en otros aspectos, porque se van haciendo mayores y el hecho de haber tenido una traba o un problema que haya podido desencadenar un proceso ineficiente en la lectura, puede dar lugar a otros problemas mucho mayores a lo largo de la vida de una persona", concluyen los expertos de este congreso.

De igual modo, se pide más atención a los docentes ya que son ellos quienes más facilidades tienen para detectar los problemas en la lectura de los niños y quienes podrán aplicar mecanismos para su solución. "A menudo estos obstáculos pasan desapercibidos, y un niño que tiene dificultades para leer, tiene problemas en todo el entorno del aprendizaje. Hay múltiples test con los que en media hora se puede cuantificar que grado de problema hay y en qué lugar se encuentra", explican los expertos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Libros electrónicos para niños: ¿a partir de qué edad?

- Cómo apasionar a los adolescentes por la lectura

- 12 consejos para adquirir gusto y hábito por la lectura

La importancia de los padres en el desarrollo de la lectura

La importancia de inculcar la lectura a los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.