Cómo llegar a ser un líder

Cómo llegar a ser un líder
Foto: THINSTOCK Ampliar foto

En la sociedad actual, hay muchas situaciones que requieren de personas dispuestas a decidir, a marcar unas pautas y a comprometerse con unos objetivos. En definitiva, se necesitan líderes. La sociedad también necesita personas que quieran trabajar con constancia y sepan llevar a los demás a conseguir los objetivos propuestos. Pero, ¿cómo llegar a ser un líder?, un líder ¿nace o se hace?

Ahora se puede llegar a ser un líder auténtico mediante un entrenamiento adecuado y una buena autodisciplina. Siempre hay personas que parece que conquistan a la gente por su simpatía, por sus ideas geniales o por el convencimiento con que hablan. Muchas veces, este carisma es algo innato que tienen unas personas; otras veces es fruto de un trabajo constante por llegar a tener dotes de liderazgo. Lo que está claro es que si una persona quiere tomar parte activa en el colegio, la universidad, en alguna asociación o llegar a puestos de más responsabilidad en un futuro trabajo, hay que tener ciertas dotes de liderazgo.

Antes de ser un líder: autoexamen

Antes de ilusionarse con la idea de llegar a ser alguien influyente, hay que pararse a pensar sobre uno mismo. Pretender ser un líder cuando te tiemblan las rodillas cada vez que hablas en público es algo utópico. Es cierto que con paciencia y entrenamiento se puede superar la timidez: lo que hay que ver es si, en cada uno de los casos, es posible conseguirlo y si existe una disposición a esa autodisciplina.

Además, sin diseccionarlas (porque estas dos actividades no se dan en estado puro) hay que ver qué tipo de actividades nos atraen más: las orientadas hacia las cosas o hacia las personas. Dibujar, escribir, pasear, pensar, son trabajos más o menos solitarios que pertenecen al primer grupo. Sin embargo, charlar, estar con los amigos, ir a sitios concurridos, dar la opinión, trabajos de relación pertenecerían a un segundo grupo.

Rasgos que debe reunir un líder

-  Tener personalidad. Si quisiéramos resumir en una palabra en qué consiste esa capacidad de liderazgo tendríamos que hablar de personalidad. Se trata de un concepto indefinible que encierra muchísimos matices. Personalidad significa autoestima, tener las ideas claras, saber comunicar, estabilidad de sentimientos.

-  Mantener la palabra dada. No caben las mentiras. Si un grupo de personas ha depositado su confianza en esa persona, no se puede jugar con ellos. Un verdadero líder sabe comprometerse en lo que es necesario y mantener sus promesas.

-  Decir no a las dobleces. Si siempre es fundamental comportarse sin hipocresías, cuando uno tiene (o quiere tener) cierta influencia en un grupo de personas no puede tener dos caras distintas: decir una cosa y luego, cuando esté en otro ambiente, comportarse de una manera distinta.

-   Ser una persona de confianza. Lo importante, es conseguir que cuando una persona le pida algo a un líder, se puedan olvidar de ello porque saben que si hay alguien que puede sacarlo adelante es esa persona que ha asumido una responsabilidad.

-  Apostar por lo lícito. Existen muchos medios para conseguir unos objetivos, pero no todos son lícitos. Aunque el fin sea bueno, todos y cada uno de los medios han de ser también buenos.

Objetivos de un equipo de liderazgo con éxito

1.  Clarificar los objetivos propuestos, haciéndoselos llegar a todos.

2.  Clarificar los medios y el modo para conseguir esos objetivos.

3.  Motivar a las personas en un sentido positivo.

4.  Escuchar las sugerencias de otras personas.

5.  Mantener a todos informados y al tanto de los progresos.

6.  Solucionar los problemas de una manera positiva.

7.  Hacer a los demás también participes del reconocimiento por un trabajo bien hecho.

Ignacio Iturbe
Asesor: Luis Vida. Orientador familiar

Te puede interesar:

- Los valores de un buen líder

- Madera de líder: cualidades y virtudes de un buen líder

- El liderazgo en los niños, cómo formar a un líder

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.