Actualizado 17/03/2021 12:06 CET

Claves para tener hijos empáticos

Ideas para educar en la empatía a tus hijos
Ideas para educar en la empatía a tus hijos - ISTOCK

Hoy sabemos que la ausencia de empatía en niños y adolescentes, está presente en alguno de los problemas que más nos preocupan como son el acoso escolar, las conductas vandálicas o la desobediencia. Y es que ponerse en el lugar de los demás es más importante de lo que parece y, sobre todo, tiene más consecuencias positivas de las que imaginamos.

Vivimos en una era en la que se fomenta el individualismo e incluso el narcisismo. Los demás pasan a un segundo plano y con frecuencia nos creemos demasiado protagonistas del mundo que nos rodea. Se nos olvida que el ser humano no es una isla, sino que somos lo que somos gracias nuestra interacción con los demás y con el medio.

Todos tenemos la capacidad de ser empáticos. La empatía se va desarrollando a lo largo del tiempo de forma natural, pero hay muchas cosas que podemos hacer para darle un empujoncito.

Formas de darle un empujón a la empatía de tus hijos

Aquí tienes algunas ideas para hacer crecer la empatía de tus hijos:

1. Da un buen ejemplo

Sin duda, una de las mejores formas para que tu hijo desarrolle su empatía es a través de tu ejemplo. Evita los juicios hacía los demás, razona ante ellos tus posturas, no alimentes prejuicios, fomenta una competitividad sana...

2. Utiliza relatos inspiradores

Hay cientos de cuentos, películas, testimonios que nos pueden ayudar a desarrollar la empatía. Gracias a historias significativas y la reflexión de ellas, puede potenciarse la empatía. Casi siempre tienen mejores resultados este tipo de cosas que sermonear sobre la importancia de la empatía.

3. Corrige de forma constructiva

Cuando tu hijo actúe de forma poco empática, ayúdale a que se dé cuenta de porqué está mal su comportamiento. Pregúntale cómo cree que se sintió la otra persona y por qué y anímale a que intente reparar el daño. También podéis pensar juntos en distintas formas de ser más empático en un futuro si vuelve a ocurrir algo parecido.

4. Favorece la socialización

Las relaciones reales, cara a cara, se están viendo desplazadas por el exceso del consumo de tecnología. No debemos olvidar que la empatía nace y se potencia en la interacción con otras personas. Desde casa hay que facilitar y favorecer una comunicación real y rica. Debemos poner ciertos límites en el uso de teléfonos, internet... al mismo tiempo que fomentar en casa el diálogo y el contacto entre todos.

Paula Gordillo Montilla. Psicóloga clínica. Fundación Educamos en Familia

Te puede interesar:

- La empatía, ¿un don o una habilidad?

- Empatía, la clave para triunfar

- Claves para educar en habilidades sociales

- Actividades para desarrollar habilidades sociales con tu bebé