Actualizado 26/02/2021 14:40 CET

Cómo hablar con los hijos sobre la orientación sexual

Halbar de educación sexual con los hijos
Hablar de educación sexual con los hijos - ISTOCK

Muchas veces, a raíz de alguna imágen que vemos, como podría ser una historia en las noticias relacionada con la orientación sexual de las personas, nuestros hijos pueden hacernos preguntas relacionadas con este tema.

Iniciar una conversación con ellos sobre la identidad de género no tiene por qué ser un problema, pero, habitualmente, como padres nos preocupa si estamos abordando esta temática de la mejor forma posible. ¿Pero cómo podemos hacerlo?

Ideas para abordar el tema de la orientación sexual con los hijos

1. Entablando una conversación

Es bueno, generar espacios de conversación para hablar de diferentes temáticas y conocer lo que pensamos y sentimos entre padres e hijos. De hecho, es muy saludable para los niños y los padres, tener múltiples conversaciones sobre la identidad de género durante la infancia, la adolescencia y la edad adulta temprana.

Algunos lugares para comenzar a conversar sobre ello, por ejemplo, pueden ser mientras se cena y surge algo relacionado con el tema. Tu hijo puede contarte una historia sobre un compañero de clase o un tema que estén discutiendo en la escuela, por ejemplo.Házle preguntas abiertas para comprender mejor lo que sabe, piensa y siente. Deja que sus respuestas guíen la conversación. Habla positivamente sobre toda la diversidad que existe en nuestro mundo -raza, etnia, expresión de género, orientación sexual- y que todas estas identidades nos hacen personas únicas y maravillosas.

Artículo relacionado:
- El peligro de la pornografía: atraídos por un mundo de imágenes en la adolescencia

2. Apoyándolos

Recuérdales a tus hijos que los amarás siempre. Haz de tu hogar, una zona segura para que los niños sepan que pueden hablar contigo sobre cualquier cosa, hacer preguntas, discutir sentimientos y que no los rechazarás ni te burlaras de ellos (este es su miedo más habitual). Si la comunicación verbal es un desafío, intenta crear un diario donde los padres e hijos lo compartan y escriban allí, por ejemplo.

Uno de los mayores temores que escuchamos de los jóvenes es que sus padres y adultos más importantes de sus vidas dejen de amarlos porque son "diferentes". Los niños son muy sensibles a la falta de apoyo a raíz de lo que se cuentan internamente. El proyecto de Investigación Familiar de California, ha investigado el impacto del apoyo familiar en niños, adolescentes y adultos con una orientación sexual menos aceptada por la sociedad en general, comprobando que se eleva la tasa de intentos de suicidio entre los individuos que reciben el rechazo de sus familias.

Los jóvenes que experimentaron conductas de gran rechazo por parte de su familia tenían ocho veces más probabilidades de intentar suicidarse que aquellos que experimentaron el amor y la aceptación de sus padres y educadores.

Podemos ayudar a nuestros niños asegurándonos de que estamos creando momentos de inclusión en nuestras familias. Nuestros hijos están escuchando y absorbiendo lo que hacemos, decimos o no decimos frente a personas con diferente orientación sexual. Es posible que no siempre sepamos lo que está pasando nuestro hijo, pero crear entornos en los que priorizamos la tolerancia y la amabilidad es una excelente manera de construir una base más sólida de confianza y aceptación en tu familia.

3. Fomentando la aceptación

Los roles y estereotipos de género comienzan temprano y, como padres, a menudo los perpetuamos sin darnos cuenta. Las niñas a menudo reciben vestidos y muñecas rosas; a los bebés varones se les suele vestir de azul y les regalamos coches. Por supuesto que lo hacemos sin darnos cuenta o continuamos haciendo lo que habitualmente se hace de generación en generación.

Para ayudar mejor a nuestros niños, podemos alentarlos a una edad temprana a que persigan sus propios intereses, ya sean muñecos o camiones, puzzles o que elijan su propia ropa. Cuanto más poderosos se sientan los niños para tomar sus propias decisiones, es más probable que acudan a ti más tarde si tienen preguntas.Nuestros niños adoptan la aceptación hacia los demás, según lo que ven en nosotros, los adultos. Por ejemplo, cuando alguien hace un comentario sobre la apariencia o la sexualidad de una persona, ¿simplemente se ríe o dice que es raro? ¿Tu respuesta depende de con quién estés? Pregúntales a tus hijos qué harían o dirían si se burlaran de ellos. ¿Qué pasaría si vieran que hay gente que se burla de un amigo o de un compañero de clase por vestirse diferente? Es parte de la naturaleza humana tener una variedad de sentimientos dependiendo de qué tan cerca nos impacte una situación. Podemos enseñar a nuestros hijos a ser más compasivos.

Las conversaciones sobre género y sexualidad cambian con el tiempo, por lo que esta charla no se puede realizar una sola vez. Una conversación con un niño de 5 años será muy diferente a la de un adolescente.

Al construir una base de amor y aceptación con nuestros hijos desde los comienzos de su vida, lo ayudará a adquirir un sentido de sí mismo fuerte y positivo. Al enseñar y practicar la aceptación de las diferentes condiciones sexuales de cada persona, también ayudas a tu hijo a convertirse en un agente positivo para el cambio en nuestro mundo.

Gabriela García González. Autora del libro La mejor coach para tus hijos ¡eres tú!,! es una referente del coaching para niños y el empoderamiento infantil y femenino. Educadora y experta en desarrollo personal integral.

Te puede interesar:

- Niños en territorio adulto

- La pubertad en las niñas

Cómo hablar de educación sexual en casa

- Ideas para educar el pudor de los niños