Actualizado 22/09/2020 08:48 CET

Jesús Morente: "En la educación privada y concertada hay más enfermeras escolares que en la pública"

Entrevista a Jesús Morente, enfermero
Entrevista a Jesús Morente, enfermero - JESUS MORENTE

¿Cuántos colegios tienen una enfermera escolar? Esta profesional ha pasado de ser una gran olvidada a una figura imprescindible en los centros educativos para gestionar los casos y las consecuencias de la pandemia de coronavirus en los colegios.

Además, en medio de la confusión de la normativa de la vuelta al cole, el Colegio de Enfermería de Madrid alerta que el Coordinador COVID de cada centro educativo debe ser un graduado en Enfermería para garantizar la salud de profesores, alumnos y familias.

Para aclarar este tema, hablamos con Jesús Morente, enfermero, experto en Enfermería Escolar y en Educación para la Salud, Máster en Innovación e Investigación en Educación, y profesor y Coordinador de las materias de "Salud Pública y Atención Comunitaria" y de "Educación para la Salud y Participación Comunitaria" en Escuela de Enfermería y Fisioterapia "San Juan de Dios"- Comillas1.

La presencia de la enfermera escolar en los colegios

P. ¿Por qué es tan necesaria en estos momentos una enfermera escolar en todos los colegios?
R. La figura de la enfermera escolar es necesaria en los colegios no solo "en estos momentos" sino siempre. La salud es una situación vital que ha de cultivarse, potenciarse y aprenderse. Si entendemos que la enfermera escolar solo va a ocuparse de enfermedades infecciosas y accidentes (en este caso diagnósticos de Covid o heridas) solo entenderemos la necesidad de una enfermera escolar durante episodios pandémicos como el que nos ocupa pero perderemos todas las competencias y labores de prevención de la enfermedad, promoción de la salud y educación para la salud que una enfermera puede procurar no solo a los niños sino a toda la comunidad educativa. La presencia de una enfermera escolar no es algo novedoso, no estamos "descubriendo Roma", tiene una trayectoria muy dilatada y asentada, sobre todo en países anglosajones. Existen menciones a la enfermería escolar en el año 1891, en Londres, durante el Congreso de Higiene y Demografía. Si de repente se habla de ello ahora es por el reto que supone el control de la transmisión e infección por Covid-19 en una comunidad extensa como es la comunidad educativa y ahí es donde emerge la necesidad específica del personal sanitario en el ámbito educativo.

P. ¿Cuáles son sus competencias en relación al Covid-19?
R. Debemos tener en cuenta que la necesidad de la enfermera escolar existe, pero la mayoría de los centros escolares en España no disponen de este perfil.

Las funciones de la enfermera escolar respecto al Covid-19 coinciden perfectamente, en funciones y competencias, con el perfil de "Coordinador Covid" del Plan de Vuelta al Colegio diseñado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Además de ser el nexo de unión entre el centro educativo, la administración y el sistema sanitario debería encargarse de la coordinación y seguimiento de la limpieza, desinfección y ventilación, formación e información en medidas de prevención e higiene, dotación de material de prevención e higiene, diseño e implementación de procedimientos de actuación ante casos sospechosos con síntomas compatibles, facilitar el estudio de contactos y la comunicación con las familias... Si a todo esto le sumamos la atención sanitaria directa a los casos sospechosos minimizando los riesgos que supone dicha atención... ¿De verdad creemos que el personal docente con un curso básico está capacitado de base y tiene entre sus competencias estas funciones?, ¿no resulta lógica la presencia de la enfermera escolar con formación en salud pública, asistencia sanitaria y educación para la salud?

P. ¿Cuáles son las competencias de una enfermera escolar que hacen que no sea un lujo, sino una necesidad?
R.
Las competencias de la enfermera escolar son múltiples y nos llevaría tiempo detallarlas todas. Sirvan como ejemplo las siguientes competencias para que cada uno juzgue la necesidad de una enfermera escolar: atención in situ a escolares con enfermedades agudas y crónicas de la infancia y adolescencia, atención de los cuidados en la pluripatología escolar, atención en urgencias y emergencias, soporte vital básico y avanzado en pediatría y adulto, con soporte DEA, prevención, promoción y educación para la salud, seguridad, prevención de riesgos y de salud ambiental aplicada en la escuela, seguridad y custodio en el manejo de la medicación del estudiante, orientación higienico-dietética y nutricional,  investigación, detección de enfermedades, de riesgos de exclusión social, maltrato, violencia, ciberbullying, radicalización de conductas peligrosas para la sociedad, gestión de recursos escolares en materia de la salud, psicología de la infancia y de la adolescencia, seguridad en la infancia y adolescencia…

P. ¿Hay suficientes enfermeras escolares actualmente en los colegios en estos momentos de pandemia?
R. Cada comunidad autónoma legisla al respecto y dota o no con enfermeras escolares sus centros. De hecho, es en el ámbito de la educación privada y concertada donde más enfermeras escolares hay, ya que este tipo de empresas educativas han sabido ver la potencia del perfil y los beneficios que procura a la comunidad educativa, lo que sin lugar a dudas crea un problema de equidad para con la educación pública. Sí que existen datos respecto a los colegios de educación especial en España. Son en torno a 523 y todos ellos cuentan con enfermera escolar por ley. El País Vasco y la Comunidad de Madrid son las comunidades que más implementada tienen a la enfermera escolar. Esta última refiere tener contratadas 600 enfermeras escolares en sus aproximadamente 1600 centros. En comunidades como Castilla la Mancha y Castilla y León cuentan con enfermeras dentro de algunos colegios y en otras como Murcia o Valencia también se está realizando una implantación progresiva de estos profesionales sanitarios. Por otro lado, en comunidades como Galicia, Cantabria o las Islas Canarias apenas existen enfermeras escolares. Hay que destacar que la enfermera escolar actualmente sólo se encuentra legislada en Madrid y Valencia aún que se están viendo interesantes iniciativas en otras comunidades autónomas.

P. ¿En qué se diferencia una enfermera escolar de una enfermera pediátrica?
R.
Este es un debate que se ha abierto recientemente. Hay un dicho que reza “a rio revuelto ganancia de pescadores” y que casa perfectamente con esta situación. El que ahora a nivel mediático y social se esté hablando de la necesidad de una enfermera escolar ha hecho que las asociaciones de enfermería pediátrica y de enfermería comunitaria reclamen el espacio que lleva años “poco ocupado” por la enfermera escolar. La enfermera escolar trabaja con y para los niños como la pediátrica, pero también con una visión de salud pública escolar, de atención a la comunidad educativa incluso de salud laboral para con los docentes que trasciende las competencias y formación de la enfermería pediátrica. El ámbito educativo no son solo los niños como individuos también los es como colectivo, como empresa, como sociedad educativa…

P. ¿Qué reivindica actualmente la enfermera escolar?
R. Lamentablemente a la enfermería en general se le sigue viendo a nivel social como un “asistente médico” con un papel eminentemente asistencialista. Si esta visión prima en la comunidad educativa y en la dirección de los centros tendremos a un excelente perfil que puede hacer mucho por la salud de la comunidad dedicada única y exclusivamente a curar heridas y llamar a casa a los padres ante fiebre. Si por el contrario entendemos a la enfermería escolar de forma actual y moderna (enfermera como grado universitario, con competencias propias, independiente, con capacidad de diagnóstico y tratamiento en cuidados, en investigación, educación y gestión) habremos ganado un agente imprescindible en la salud de toda la comunidad educativa así como un promotor de futuros agentes de salud a su vez generadores de entornos más saludables.

P. ¿Qué le parece que se haya pedido a los profesores el control del Covid-19 en los colegios?
R.
Con esta pandemia se está sometiendo a la administración y especialmente al los sistemas sanitario y educativo, ya de por si precarizados, a una prueba de estrés sin precedentes. En esta situación, como en otras muchas, en lugar de evaluar y planificar de forma correcta y ajustada a la realidad implementando medidas que en ocasiones caen por su propio peso se ponen “parches”. Los profesores, como los sanitarios, han sufrido una vez más una sobrecarga que no les tocaba y para la que no están preparados. Habrá muchos de ellos que la terminen desarrollando de forma excepcional sin lugar a duda,s pero han de saber que hay profesionales especialmente formados para estas situaciones y a los que no se les ha llamado; las enfermeras escolares.

P. ¿Por qué cree que la salud de los estudiantes debe estar coordinada desde la enfermería escolar?
R. Tenemos un sistema sanitario envidiable, pero infradotado y esas competencias son suyas.

La salud de los estudiantes y de la comunidad educativa en cuanto a usuarios del ámbito educativo con sus características específicas y tiempos delimitados debe ser coordinada por la enfermera escolar.

Pero la enfermera escolar ha de ser muy consciente que la coordinación debe ser horizontal y que es una pieza más de la comunidad educativa por lo que su trabajo pasa inexorablemente por la coordinación con la dirección de los centros, las AMPAS, la administración sanitaria y la educativa. La enfermera escolar es, por tanto, el referente en salud de la comunidad educativa y el ámbito en el que se mueve.

P. ¿La enfermera escolar debe formar parte también del equipo de apoyo al aprendizaje y del equipo pedagógico?
R.
Si entendemos a la persona como un complejo entramado de realidades la faceta de la salud está presente, como una más, en cada uno de nosotros. ¿Alguien tiene alguna duda al respecto de que un debut diabético en un niño de 5 o 6 años o un ingreso y alta hospitalaria por una intervención quirúrgica influirá de forma determinante en el aprendizaje del mismo…? Pues ahí debería estar la enfermera escolar trabajando en equipo con los profesionales de la educación ¿no creen?

P. ¿Está más valorada la enfermería del Trabajo que la enfermería Escolar? ¿Por qué ocurre esto en España? ¿Ocurre lo mismo en el resto del mundo?
R.
La enfermera del trabajo está valorada en España principalmente porque se ha comprendido su valor a raíz de legislar y obligar a las empresas a disponer de ellas. La enfermera en general es un valor añadido en cualquier ámbito social pero allí donde no se la conoce no se la espera. Esto no pasa en otros países donde el modelo lleva más años implantado tales como Reino Unido, Francia, Estados Unidos de Norteamérica o Suiza. En España se entiende la sanidad y a sus profesionales como un gasto y no como una inversión y dedicar una enfermera escolar en cada colegio parece un dispendio. Pero… ¿es un dispendio la educación en el autocuidado que originará individuos adultos y poblaciones más saludables?, ¿qué gasto es mayor, el invertido en prevenir o el necesario para tratar durante años problemas de salud crónicos que, además del económico, conllevan un coste personal, sanitario y social importante?, ¿de verdad es tirar el dinero ofrecer a nuestros hijos un referente en salud cercano y veraz como es una enfermera escolar?

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Faltan enfermeras escolares: imprescindibles en la vuelta al cole 

- Lucía Galán: "La Covid-19 en niños es indistinguible de otras enfermedades respiratorias"

- 5 medidas para evitar el contagio por Covid-19 en escuelas infantiles

- Las medidas de la AEP para una vuelta al cole segura

Contador