El ordenador en el colegio no mejora los resultados de los alumnos

Ordenador en clase en colegio
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Las nuevas tecnologías no sólo han llegado a nuestro día a día en el hogar y en el trabajo, también los colegios las están implantando con el objetivo de mejorar el rendimiento de los alumnos. Sin embargo, el uso del ordenador en los colegios no influye en la mejora de los resultados académicos, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La primera evaluación de la OCDE sobre habilidades digitales no sólo niega la relación positiva entre ordenadores en clase y rendimiento escolar, sino que asegura que los que pasan muchas horas delante de la pantalla sacan peores notas que aquellos que lo hacen de forma moderada.

El informe, llamado 'Estudiantes, Ordenadores y Aprendizaje', utiliza los datos del informe PISA 2012 de Lectura, Ciencias y Matemáticas para llegar a sus conclusiones. En él la organización avisa de la diferencia entre los que hacen un uso moderado del ordenador en el aula y los que abusan de la pantalla, aunque aún así aboga por reducir la brecha digital entre alumnos y por dar a todos los estudiantes las habilidades necesarias para conectarse.

"Los estudiantes que usan ordenadores moderadamente en la escuela tienden a tener mejores resultados de aprendizaje que los estudiantes que utilizan computadoras en raras ocasiones", asegura el estudio que, no obstante, aclara que los estudiantes que usan ordenadores con mucha frecuencia "lo hacen mucho peor".

Inversión en nuevas tecnologías

En muchos países los gobiernos han invertido fuertemente en las llamadas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el ámbito de la educación, pero la OCDE ha subrayado que este esfuerzo no ha visto "ninguna mejora notable" en los resultados de PISA en Lectura, Matemáticas o Ciencia.

De hecho, esto se relaciona  con otro anuncio de la OCDE hace un año: la inversión realizada en España entre 2009 y 2012 para dotar de portátiles a los alumnos y de pizarras digitales a las aulas no tuvo consecuencias en el rendimiento de los estudiantes de nuestro país durante dicho periodo.

En este sentido, España se sitúa debajo de la media en competencia lectora y matemáticas en soporte digital. Algo que se relaciona directamente con la visión de la OCDE: aunque en el país se tiene un nivel tecnológico muy alto en el sistema  educativo, un cinco por ciento del alumnado que se enfrentó a las pruebas de PISA no sabía por dónde empezar cuando se puso delante de un texto 'online'.

Por ello, el informe publicado esta semana insiste en una idea: asegurar que cada niño alcance un "nivel básico" de competencia en Lectura y Matemáticas es mejor y contribuye más a la igualdad de oportunidades en el mundo digital que "únicamente proporcional el acceso a los dispositivos y servicios de alta tecnología". Es decir, no está mal que los niños accedan a ordenadores, pero es mejor que se les enseñe a usarlos con provecho.

El papel de los docentes

Para que los niños aprendan habilidades digitales debe haber alguien que se las enseñen, lo que hace necesario que los profesores también aprendan. En este punto, el director de Educación de la organización, Andreas Schleicher, invita a los países a invertir de forma más eficiente en tecnología para asegurar que los maestros estén "a la vanguardia" del diseño y la implementación de la tecnología en el sistema educativo.

El documento alerta de que las diferencias entre estudiantes de entornos menos favorecidos y los demás en lo que respecta a la lectura digital es muy similar a la brecha en el rendimiento en la prueba en papel, lo que sugiere que para reducir las desigualdades en competencias digitales "los países necesitan mejorar la equidad en la educación en general", aseguran los autores del informe.

Alumnos por ordenador

España es el cuarto país del listado del informe de la OCDE en el que más alumnos hacen uso del ordenador en la escuela, situándose por encima de la media de la organización con un 73 por ciento frente al 72 por ciento. Además, nuestro país destaca porque es el que cuenta con menos alumnos por ordenador: 2,2 estudiantes tienen uno, frente a los 4,7 estudiantes por computadora de la media de la OCDE o los 5,3 de Corea del Sur.

Asimismo, los alumnos de nuestro país están también por encima de la media de la OCDE en el uso de Internet: lo usan al menos una vez a la semana para la realización de los deberes en el colegio el 51,1 por ciento de ellos, mientras que la media de la OCDE se sitúa en el 41,9 por ciento. Por lo que respecta al uso de internet fuera del centro educativo, el porcentaje es del 61,9 por ciento en España y del 54,9 por ciento en el resto de la OCDE.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Nuevas tecnologías en el colegio, sus beneficios

- Peores notas por el abuso de las pantallas

- Cómo mejorar el rendimiento escolar de los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.