Actualizado 10/12/2020 11:15 CET

10 medidas protectoras para las reuniones familiares navideñas

Navidad en familia: medidas preventivas por el Covid-19
Navidad en familia: medidas preventivas por el Covid-19 - ISTOCK

¿Podremos celebrar la Navidad en familia? ¿Cuántos nos sentaremos a la mesa en Nochebuena? ¿Podremos celebrar la Navidad con los abuelos? ¿Cómo acercanos esta Navidad sin estar en el mismo sitio? Estas son algunas de grandes incógnitas que todas las familias nos planteamos para celebrar la Navidad más atípica de este siglo.

Prevenir nuevos contagios por fiestas y reuniones familiares ha hecho que las autoridades hayan limitado las reuniones a 10 personas, pero aún falta por saber si entre esas 10 personas se incluyen a los niños o no.

No obstante, sobre todo, teniendo en cuenta a los abuelos, es fundamental preservar su seguridad  en las reuniones en el ámbito social porque son las personas de edad avanzada las más vulnerables frente al coronavirus. Por lo que antes de tomar una decisión en un sentido u otro, debemos conocer antes las medidas que deben tenerse en cuenta para garantizar la seguridad y salud de personas durante las celebraciones navideñas.

10 medidas para minimizar el riesgo de contagio en Navidad

Con el fin de minimizar el riesgo de contagio, las medidas de precaución deben extremarse los días previos a las celebraciones navideñas. En este punto, teniendo en cuenta la situación en la que nos encontramos, estas son las 10 medidas protectoras a tener en cuenta para disfrutar de las festividades navideñas sin correr ningún riesgo:

1. Limitar los encuentros sociales entre personas no convivientes. Con la llegada de la Navidad, las reuniones entre amigos o compañeros de trabajo suelen ser un hecho frecuente. No obstante, este año es importante ser consciente que es mucho más fácil correr el riesgo de contagiarse en estos actos sociales. Por ello, los días previos a las celebraciones navideñas es recomendable restringir el número de personas con la que nos reunimos e intentar, en la medida de lo posible, que sean únicamente personas con las que convivimos o vemos con asiduidad en nuestro día a día.

2. Asegurarse que no se tienen síntomas habituales. Por precaución, antes de la visita, debemos asegurarnos que no se sufran algunos de los síntomas como son fiebre, tos seca, pérdida del sentido del olfato o del gusto, dolor de cabeza y/o dolor o presión en el pecho. En el caso de tener indicios, mejor no realizar la visita..

3. Lavarse repetidamente las manos. Una vez comience la reunión familiar, lo más importante es lavarse las manos al llegar al menos durante 20 segundos o hacer uso del gel hidroalcohólico, desinfectándonos continuamente.

4. Respetar el distanciamiento social en la medida de lo posible. Se recomienda seguir saludando a la gente con el ya conocido "choque de codos" en lugar de un abrazo o sacudida de manos. Asimismo, seguir respetando la medida de distanciamiento social, a ser posible de 1.5 metros, debe seguir teniéndose en consideración pues garantiza que podamos preservar tanto nuestra salud, como la de los demás.

5. Ventilar los espacios cerrados. Si bien es cierto que siempre es mejor reunirse en espacios abiertos en los que se garantice una mayor circulación del aire, debido a las fechas en las que nos encontramos y el carácter de las celebraciones navideñas dificultan que se puedan celebrar en espacios abiertos. Por ello, es esencial que vayamos ventilando el lugar en el que nos reunimos con la familia, favoreciendo la circulación del aire.

6. Hacer uso de la mascarilla. Sabemos que las fechas navideñas son días de especial celebración, en el que se suele hablar alto, gritar o cantar más, actos que favorecen a que se propague el virus en espacios cerrados. Por ello, es recomendable hacer uso de las mascarillas durante la celebración si estamos cerca de personas en avanzada edad o consideradas colectivo de riesgo. Aunque esta medida limite nuestra comodidad durante la celebración, sobre todo a la hora de comer e ingerir alimentos, es fundamental para prevenir posibles contagios.

7. Desinfectar los objetos de fuera del domicilio. Con la evolución del Covid-19 se ha comprobado como virus también puede depositarse en las de ciertos objetos, donde puede sobrevivir durante un tiempo. Por ello, previo a la reunión familiar, se aconseja desinfectar todos los objetos que puedan venir del exterior y así minimizar el riesgo de contagio.

8. Evitar zonas con humo de tabaco o estufas de ambiente. Aunque las reuniones se mantengan al aire libre, las zonas en las que predomine el humo de tabaco o las estufas de ambiente imposibilitan.

9. Evitar estornudar o toser sin taparse la boca o nariz. Con el fin de evitar que al estornudar las gotitas respiratorias se adhieran a las manos, se recomienda utilizar un pañuelo desechable o, en el caso que no dispongamos de uno, utilizar el codo.

10. Limitar el uso del transporte público a la hora de desplazarse. Las fechas navideñas son una época en la que tendemos a movernos más de lo previsto, ya sea para realizar las compras de los regalos o para visitar a nuestros seres queridos. Por ello, es recomendable limitar los viajes en transporte público, al considerarse espacios cerrados en los que el riesgo de contagio es mayor. De igual manera, en el caso que no se pueda evitar, serecomienda el uso tanto de mascarilla, gel hidroalcohólico, como el respeto de las medidas de distanciamiento social.

Marina Berrio
Asesoramiento: Qida, empresa especializada en atención a personas mayores

Te puede interesar:

- Lavarse las manos, la mejor prevención frente al coronavirus

- 5 medidas para evitar el contagio por Covid-19 en escuelas infantiles

- Coronavirus y embarazo: resolvemos todas tus dudas

- 5 trucos para desinfectar la ropa que vuelve a casa