Actualizado 18/01/2021 13:49 CET

Convierte tu hogar en un espacio positivo para el desarrollo de los niños

La casa debe ser un entono qur promueva la creatividad de los niños
La casa debe ser un entono que promueva la creatividad de los niños - ISTOCK

Crecer en un entorno preparado es muy importante para los niños. Los padres podemos convertir nuestro hogar en un espacio positivo para el desarrollo de los niños aplicando una serie de sencillos consejos, sin demasiada inversión, que merecen el esfuerzo realizado a corto, medio y largo plazo. 

Hoy en día disponemos de numerosos estudios acerca del desarrollo de los niños tanto a nivel físico como intelectual y emocional. Sabemos cómo funciona su cerebro y lo que quiere o necesita en cada etapa de su vida. Todos estos estudios coinciden en que, los 6 primeros años de vida del niño son de crucial importancia para el resto de su vida.

Esto es debido a que durante estos años se forman el 90% de todas sus conexiones cerebrales y son estas conexiones las que definirán su manera de ser y comportarse. ¿Y cómo se forman estas conexiones cerebrales? Estas conexiones se forman a partir de las experiencias que el niño reciba del exterior, de su entorno. En este entorno influyen muchos factores: la manera de hablarles, los amigos, el cariño recibido... pero sobre todo, el espacio en el que interactúa y aprende a hacer las cosas.

Los padres tenemos la posibilidad de crear en nuestro hogar espacios positivos que ayuden a nuestros pequeños a crear las conexiones cerebrales que les ayuden a crecer siendo más autónomos, libres, creativos e imaginativos y favoreciendo su máximo desarrollo y potencial.

Artículo relacionado:
- Ideas para utilizar los colores en ambientes infantiles

8 características de un espacio positivo para los niños

Para hacer de nuestro hogar un espacio positivo debemos mantener estas 8 características en el ambiente:

Evolutivo: habitaciones infantiles con mobiliario modular

Durante los primeros 6 años de vida los cambios, tanto físicos como psíquicos del niño, son sustanciales mes a mes. Aprende, crece y cambia de gustos e intereses rápidamente y su entorno debe evolucionar con él.

Es por esto que debemos tender a mobiliario modular, que se adapte a su crecimiento y altura, y a elementos móviles que puedan desplazarse o cambiar de función. Utilizar decoración efímera, que se pueda reemplazar fácilmente y adaptar a los gustos actuales de tu peque cómo stickers, láminas, fundas de cojín...

Ordenado: un cuarto de niños con cada cosa en su lugar

Habitación ordenada, espacio ordenado

Los espacios ordenados, en armonía y con claridad hace que los niños se sientan tranquilos, seguros y a gusto haciendo que el juego y la concentración sea muchísimo mayor que en un espacio desordenado.

Si desde temprana edad el niño se acostumbra a ver ambientes ordenados, donde cada cosa ocupa su lugar y lo que necesita está siempre en ese mismo lugar, le ayudará no sólo a que sea una persona ordenada en el futuro, sino a ordenar su interior.

Seguro: una habitación infantil a prueba de movimientos

Espacio seguro infantil

Al proporcionarle un espacio seguro le estamos ofreciendo la capacidad de moverse y explorar libremente aquello que le interesa. La libertad de movimiento durante la primera etapa de vida es esencial, el niño al sentirse libre, se muestra más positivo, activo e interesado.

Ante la duda, ponte a su altura y "gatea" toda la casa. Observa y protege enchufes, escaleras, cajones... Recuerda siempre proteger y vallar las zonas peligrosas de la casa para poder dejar al niño total libertad de movimiento.

Bonito: una habitación ideal para los niños

La psicología del entorno ha realizado varios estudios con niños, donde se demuestra que los niños que se encuentran en espacios bien decorados, tienen una actitud mucho más receptiva y positiva que aquellos que están en una habitacion con una decoración pobre o descuidada.

Los niños son mucho más sensibles a los estímulos exteriores que los adultos, y el simple color de las paredes de una habitación puede cambiar la actitud y comportamiento de un niño.

Rotativo: el almacenaje en la habitación infantil

Hoy en día es muy común en los peques el "síndrome del juego inacabado": el niño suele sacar muchos juguetes, pero no es capaz de jugar o concentrarse con ninguno en sí debido a la cantidad de ellos.

Para evitar esto, el número recomendable de juguetes a la vista es de 5 y el resto debemos mantenerlos guardados. En cuanto veamos que nuestro hijo deja de jugar por un tiempo con alguno de ellos, lo sustituimos por otro guardado, esto fomenta que nuestro hijo tenga interés por los juguetes y pase tiempo concentrado en el juego.

Incluir zonas: varios rincones en su dormitorio

Si organizamos y diferenciamos sus juegos en pequeños rincones basados en las Inteligencias Múltiples nos permitirá detectar los intereses y talentos de nuestros peques.

Si nuestro hijo pasa mucho más tiempo en el rincón de música que en el de lectura o construcción, nos está dando una pista y podremos ayudarle en el camino para encontrar su vocación.

Personal: con vínculo familiar

Habitación personalizada con fotos familliares

Su dormitorio debe ser un espacio donde se sienta identificado y se refleje su personalidad. Si aprovechas para decorarlo según sus gustos, no sólo le estamos ayudando a definirse como persona, sino que, además se crea esa primera sensación de pertenencia que hace que quiera mantenerlo cuidado y ordenado.

Es importante además colocar fotografías a la vista donde el niño aparezca rodeado de su familia y de sus seres queridos. Se ha demostrado como a través de la foto familiar se puede aumentar la autoestima de los niños.

Creativo: ideas originales para estimular su imaginación

Habitación creativa, espacio creativo infantil

La creatividad está vinculada con la inteligencia y la memoria. Para desarrollar la creatividad se necesita generar entornos estimulantes, que alienten la diversión, la curiosidad y despierten los sentidos. La casa debe ser un entorno que promueva la creatividad, generando entornos en los que el niño disfrute. Para ello podemos:

- Establecer una zona de creatividad.
- Contemplar cuadros y escuchar música con tu peque.
- Incorporar en casa libros de personas creativas.
- Conocer los talentos de tu hijo y reforzarlos.
-Y sobre todo, la creatividad se desarrolla con mucho tiempo y espacio para el juego.

Marisa Ridaura. Arquitecto técnico y fundadora del estudio de interiorismo infantil Maloo-Studio

Te puede interesar:

- Cómo debe ser el dormitorio de los niños según su etapa evolutiva

- Una habitación solo para tu bebé

Habitaciones infantiles: un espacio para soñar

- Los muebles indispensables para la habitación de tu bebé

- Ideas para hacer de tu casa tu lugar favorito

- Decoración online: ideas cómodas para crear hogar

- 4 estilos para sacar partido a tu terraza