Actualizado 12/12/2020 11:09 CET

Consejos para una Navidad segura: consejos de AEP

Desde la Asociación Española de Pediatría dan estas recomencadiones para pasar una Navidad tranquila.
Desde la Asociación Española de Pediatría dan estas recomencadiones para pasar una Navidad tranquila. - ISTOCK

Salvo sus dos primeros meses, este 2020 ha sido totalmente distinto a todo lo conocido. La forma de entender las clases (tanto al final del curso anterior como en el inicio del presente año académico), las vacaciones, las relaciones sociales y ahora al final del año la Navidad. La amenaza de rebrotes sigue sobrevolando los hogares y son varios los consejos que se han puesto en marcha para prevenir el coronavirus.

Recomendaciones como las que se lanzan desde la Asociación Española de Pediatría, AEP, con el fin de vivir una Navidad segura. Porque tal y como recuerda María José Mellado, presidenta de esta organización, estas fechas son un "periodo mágico que entrelaza ilusiones y sueños con celebraciones y cercanía familiar". Pero en estos tiempos hay que hacer valer la responsabilidad de todos participantes en estos encuentros.

Propuestas de AEP

Ante el debate generado en torno al número de comensales permitidos en las reuniones familiares en Navidad, AEP se posiciona de la siguiente manera:

- Los niños mayores de 2 años deben contar como personas aceptadas a compartir mesa en las celebraciones.

- Se recomienda reducir el número de personas, sin tener en cuenta su edad. En especial en entornos encerrados y/o mal ventilados.

AEP recuerda que por muy duras que puedan parecer estas medidas, son las que salvan vidas y que un sacrificio en estas fechas se traduce en la protección de los más vulnerables. Personas tan queridas como ancianos y enfermos crónicos. Si todos, sin excepciones, colaboramos, el riesgo se reducirá y el próximo año podremos regresar a la tan ansiada normalidad.

Pequeños recordatorios

Del mismo modo, AEP, realiza una serie de recordatorios relacionados con la pevención del coronavirus:

- Las tasas de transmisión son más altas en los hogares. También se ha demostrado una posibilidad de contagio más alta en reuniones de dos núcleos familiares distintas con conversaciones cara a cara.

- Las fiestas navideñas implican una pérdida temporal, de en torno a tres semanas, del marco protector y regulador de las rutinas escolares. Este riesgo es más notable en adolescentes y jóvenes que sin obligaciones escolares podrían incurrir en conductas de mayor riesgo.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Lavarse las manos, la mejor prevención frente al coronavirus

- 5 medidas para evitar el contagio por Covid-19 en escuelas infantiles

- Coronavirus y embarazo: resolvemos todas tus dudas

- 5 trucos para desinfectar la ropa que vuelve a casa

Para leer más