Cómo pasar tiempo de calidad con los hijos en la vuelta al cole

El tiempo de calidad es posible, incluso tras la vuelta al cole.
ISTOCK

Vuelta al cole, regreso a las responsabilidades y menos tiempo para disfrutar en familia. La jornada en el centro educativo, los deberes, las excursiones, las extraescolares, etc. Todas estas obligaciones hacen que los miembros de la familia no puedan dedicar tanto tiempo como desearían a las actividades en común, algo que en principio puede afectar al vínculo entre padres e hijos.

Sin embargo tan solo hay que poner en marcha la imaginación y dar con alguna actividad que asegure tiempo de calidad con los hijos. El catálogo es muy amplio y hay tantas opciones como gustos puedan tener las familias. En esta ocasión te proponemos algunas de ellas para que tú y los tuyos podáis disfrutar de tiempo de calidad sin que la vuelta al cole sea excusa.

Aprovechar las extraescolares

Una buena ocasión que pueden aprovechar las familias para pasar tiempo de calidad son las actividades extraescolares. Por ejemplo, el deporte puede ser una buena ocasión para que padres e hijos tengan momento para pasar juntos y aprovechar los beneficios que ofrecen estas actividades. Natación, paseos en bicicleta o hacerse con equipo apropiado para hacer dar paseos.

Otra opción puede ser la de aprender alguna actividad de forma conjunta. Un curso de idiomas, programación básica, unirse a un club de lectura (o incluso crearlo con otros padres). Una elección bastante atractiva es la de fomentar la cultura de los niños a través de visitas a museos, sesiones de teatro, etc.

Aquellos padres que quieran desarrollar la creatividad de sus hijos a través de las extraescolares, y hacerlo de forma conjunta, tienen a su alcance un catálogo que abarca desde clases de pintura hasta talleres de escritura. Hay que recordar que estas prácticas deben ser un equilibrio entre la diversión y la adquisición de nuevas destrezas ya que de lo contrario podría causar el rechazo.

Tiempo en casa

Al margen de las actividades extraescolares, existen otras muchas opciones que pueden desarrollarse en casa, haciendo posible que el vínculo entre padres e hijos se estreche todavía más. Una buena opción son las manualidades. Desde un portafotos donde enmarcar las instantáneas de toda la familia, hasta lapiceros que ayuden a guardar el material escolar.

También en casa, las familias pueden aprovechar la cocina para pasar tiempo de calidad. Existe una gran cantidad de platos que pueden realizarse de forma conjunta. Una opción que además enseñará a los más pequeños la importancia del esfuerzo y la satisfacción que supone ser capaces de crear algo por ellos mismos. Otro valor que se transmite en estas actividades es el de la colaboración ya que sacar adelante un plato es una práctica en la que todos colaboran.

Por último, simple pero efectiva, es la del juego. Una actividad en la que dejar volar la imaginación, divertirse y, por supuesto, estrechar lazos entre los miembros de la familia. Otro beneficio de esta opción es la de que no existe un horario establecido y en cualquier hueco, por muy pequeño que sea, cabe decantarse por esta elección.

Damián Montero

Te puede interesar:

5 juegos para amenizar un viaje con niños

- Preparativos para las vacaciones en familia

5 excursiones con niños por Andalucía

8 excursiones para descubrir Roma sin salir de España

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.