Actualizado 05/12/2021 22:53 CET

7 valores que te enseña la paternidad

Todos estos valores se aprenden al ser padres.
Todos estos valores se aprenden al ser padres. - ISTOCK

Ser padre te cambia la vida. No solo nos referimos al hecho de que llegue un nuevo miembro a la familia, y cómo cambian las rutinas. Este momento supone, también, el aprendizaje de nuevos conocimientos y valores. Porque, desde luego, ya nada vuelve a ser como antes. A partir de este momento todo se ve de otra forma y se empieza a aplicar un nuevo prisma que hace que el hombre madure más todavía.

Algo mucho mas evidente si tenemos en cuenta que en los últimos años el papel de la madre y del padre se han equiparado en lo que a cuidado de los niños se refiere. De esta forma, la cantidad de valores que enseña la paternidad está clara, y se pueden ver con claridad. Si estás esperando la llegada de tu primer hijo, antes has de saber que vas a aprender mucho, tanto como lo siguiente.

Valores que nos enseña la paternidad

Estos son algunos de los valores que enseña la paternidad y que destacan desde UNICEF:

- Aprender a mantener una relación afectuosa y sin condición. Si el matrimonio ya nos enseña a no poner peros a la hora de querer, la llegada de un hijo hará que se profundice más en este sentimiento y a saber lo importante que es el vínculo.

- No solo se trata de mantener económicamente. Ser padre va más allá de garantizar el dinero para los cuidados necesarios de un hijo. Dar cariño, estar atento y ser un ejemplo son algunas de las responsabilidades a asumir.

- Aprender a ser cariñosos. El vínculo con los hijos debe basarse en el cariño, el apego y la cercanía. Un valor tan importante, y que puede pasar desapercibido, como es el de ser una persona cariñosa.

- Involucrarse en lo que hacen los hijos. Y esto se refiere no solo a esperar a que los hijos crezcan y manifiesten sus gustos, también hay que participar en eventos tan importantes como cuando empiecen a caminar, hablar, etc. Esta es una responsabilidad que se debe asumir.

- Ser respetuoso. Los padres son el espejo en el que los niños se miran, por ello deben manifestar un carácter respetuoso, de empatía y, en definitiva, un ejemplo a seguir. Puede parecer sencillo, pero se trata de dejar atrás muchos odios.

- El valor de la familia. Con la paternidad los hijos empiezan a ver la familia con nuevos ojos, los de un padre. A partir de entonces se genera un nuevo sentimiento de responsabilidad que, junto a la madre, se traduce en mantener en un hogar, no solo a nivel económico. De los más grandes depende la persona que, en el día de mañana, se convertirán los más pequeños del hogar.

- Estilo de vida sana. Ya lo hemos dicho, un padre es un espejo en el que se mira constantemente un hijo. Por ello, el estilo de vida que mantenga debe servir de ejemplo para cuando los más pequeños lo busquen para tomar referencias. Una forma más de comprender los beneficios que trae una vida sana.

Damián Montero

Te puede interesar:

-Padres comprometidos: el nuevo rol de papá

-Cómo asentar la confianza entre padres e hijos

-10 errores que cometemos los padres con nuestros hijos

- Ser padre es una oportunidad

Para leer más