Actualizado 24/09/2021 13:13 CET

7 atributos necesarios para ser un joven emprendedor e independiente

¿Qué Necesitan Los Jóvenes Para Ser Emprendedores?
¿Qué necesita los jóvenes para ser emprendedores? - ISTOCK

¿Quién no quiere que sus hijos sean independientes y exitosos? La verdad es que el modelo tradicional de obtener un título universitario seguido de un trabajo estable y una progresión constante en la escala profesional no siempre ocurre en estos días.

El aumento de la población, las crisis económicas, la globalización, la disminución del poder adquisitivo, los mercados laborales dinámicos... significan que la generación actual realmente tiene una tarea ardua en el mercado laboral (si se tiene el concepto tradicional de la época industrial).

Los estudiantes se están graduando en las mejores universidades y luchan durante meses (o incluso años) para encontrar un trabajo decente. Las prácticas o becas no remuneradas son comunes en todo el mundo y, a menudo, no rinden nada incluso después del sacrificio de seis meses.

¿Cómo podemos ayudar a los jóvenes a ser emprendedores?

La respuesta es enseñar a los niños el espíritu empresarial desde temprana edad para que puedan crear sus propias oportunidades y ser emprendedores cuando llegue el momento. El espíritu empresarial convierte a los niños en líderes. Los ayuda a ser emprendedores y a crear vidas independientes.

Estos son algunos de los atributos que podemos fomentar en nuestros hijos para que sean emprendedores e independientes:

1. Enseña educación financiera desde el principio

La educación financiera es algo que todos los niños necesitan tener hoy. No dejes esta zona al azar. Enséñales el valor del dinero desde una edad temprana para darles una base sólida en finanzas. Edúcales sobre el ahorro y la inversión, mostrándoles cómo se puede usar el dinero. Los niños deben comprender que cada moneda cuenta. Por ejemplo, pide a tus hijos qué te cuenten para qué deberían ahorrar. Darles este nivel de confianza y responsabilidad les ayuda a desarrollar un buen sentido del dinero y nutre su mente emprendedora.

2. Fomenta el sentido de la observación y autoimpulso

Ayuda a tus hijos a reconocer que el mundo que los rodea está lleno de oportunidades comerciales, y encontrarlas solo requiere una observación cuidadosa, autocontrol y creatividad. La próxima vez que tus hijos pidan dinero para comprar su dispositivo favorito, pídeles que miren a su alrededor y piensen en formas de generar dinero a través del espíritu empresarial.

3. Fomenta una actitud de exploración y curiosidad

Además de motivarles a explorar su entorno, anímales desarrollar una mente creativa y a hacer preguntas constantemente. No permitas que se sientan demasiado cómodos con las mismas soluciones para los problemas.

4. Acompáñales en el establecimiento de metas y la planificación

El establecimiento de objetivos y la planificación son una parte integral del éxito empresarial. Estos son hábitos positivos que le serán útiles para toda la vida. Por ejemplo pídeles que definan y escriban sus cinco metas u objetivos principales, para que lo puedan ver con más claridad. A continuación, pídeles que lo consideren detenidamente y escriban cinco acciones necesarias para lograr estos objetivos. Apóyales en todo momento para que alcancen sus metas definidas. Esto mejorará la autoestima, el impulso propio y el sentimiento general de realización personal de tu hijo.

5. Impulsa el trabajo en equipo

Nadie es completamente autosuficiente. Todos necesitamos ayuda a veces para alcanzar nuestras metas. Una de las mejores formas de promover el trabajo en equipo desde una edad temprana es instar a tus hijos a participar en deportes. Los deportes pueden ser un gran salón de clases para los principios y valores empresariales.

6. Premia la iniciativa personal y el trabajo de alta calidad

Dar lo mejor de sí en todo lo que hacen significa que los niños son responsables y confiables y contribuye a su éxito general. Fomentar que ellos tomen su propia iniciativa, es transmitirles mayor seguridad, como así también reconocer el valor de lo bien hecho desde su pasión.

7. Naturaliza el aprendizaje del "fallo"

En el ámbito empresarial, el fracaso puede ser bueno si se aprende una lección positiva. Por ejemplo, díles que el fracaso no es del todo malo porque les brinda la oportunidad de aprender de los errores y crear nuevas formas de lograr las metas. Simplemente motívales a que no se rindan, sino que siempre encuentren una lección en cada situación adversa, aplicando resiliencia. De esta manera, no temerán el fracaso cuando las cosas no salgan bien. Las personas que lo han logrado también han fracasado en algo. La paciencia y la perseverancia son claves para el éxito.

Cuando apliques estas pautas, demuestra a tus hijos que tu también trabajas duro y aprendes de los errores. Como padres, somos los modelos en los que nuestros hijos se reflejan.

Gabriela García González. Autora del nuevo libro para niños El poder de ser tu mismo, El Poder de Tu Resiliencia y de La Mejor Coach para tus Hijos ¡eres tú! €s una referente del Coaching para Niños y el Empoderamiento infantil y Femenino. Educadora, Experta en Desarrollo Personal integral, Conferencista internacional y Formadora de Emprendimientos desde el Ser para mujeres.

Te puede interesar: 

- La creatividad en la infancia fomenta el emprendimiento

- 8 claves para que los niños sean autónomos

- Solo 3 de cada 10 becarios acaban con contrato indefinido

- Becas, un trampolín para el empleo

- Emigrar para trabajar