Actualizado 20/01/2021 16:27 CET

Aprender a hablar: ¿cuándo acudir al logopeda?

Pistas para saber cuándo llevar a un niño al logopeda
Pistas para saber cuándo llevar a un niño al logopeda - ISTOCK

Los padres no podemos negar que disfrutamos de esa etapa en la que nuestros hijos se inventan las palabras creando un idioma propio. Mezclan letras y se comen palabras en una fase que encontramos, al principio, divertida, hasta que deja de serlo. Debemos estar alerta para saber cuándo ha llegado el momento de intervenir para que hablen correctamente o llevarles al logopeda.

Lo más habitual es que no haya que realizar ninguna intervención directa sobre el lenguaje, pero es muy importante que los padres sirvamos de modelos cuando los niños aprenden a hablar y, aunque no vamos a hacer de logopedas, es aconsejable tener en cuenta algunos aspectos:

-  No corregir sus errores. Si nuestro hijo se traba a la hora de hablar no es recomendable corregirlo, lo único que conseguiremos es ponerle más nervioso. En su lugar, es mejor que repitamos la palabra bien pronunciada para la oiga correctamente. Por ejemplo: si nuestro hijo nos dice "quiero aba", es mejor que le respondamos diciendo "¿quieres agua?" Así poco a poco se quedará con la forma correcta de pronunciación. No podemos olvidar que una corrección excesiva podría generar cierta tartamudez o inseguridad a la hora de hablar.

- Fomentar un correcto estímulo del lenguaje en casa. La vía de entrada del lenguaje es el oído y si creamos un ambiente comunicativo en casa ayudaremos a nuestros hijos a quedarse con la correcta pronunciación de las palabras. Es recomendable no hablarles con un lenguaje infantilizado y utilizar las palabras correctamente. Podemos dialogar con él, ver los dibujos animados a su lado, leerles cuentos por la noche...

- Enseñar a nuestros hijos a completar las frases. Si nuestro hijo está en esta etapa es muy probable que también le cueste terminar las frases. Es mejor no interrumpirle y después repetir la oración completa, así les enseñaremos a construir las oraciones con todos los elementos que lo componen.

¿Cuándo acudir al logopeda?

Es muy normal y a veces inevitable, que muchos padres durante el desarrollo del lenguaje de los hijos tiendan a las comparaciones con el resto de los niños, lo podemos ver con sus compañeros de clase, con los hijos de nuestros amigos o familiares, e incluso con los niños que coinciden jugando con ellos en el parque. Es por esto que a veces puede surgir la pregunta de si es necesario acudir al especialista, que en este caso sería el logopeda.

Por todo ello, debemos de conocer algunos síntomas que podrían ser signos de algún retraso o alteración en el lenguaje:

- Si alrededor de los dos años, o dos años y medio, nuestro hijo no habla nada, muy poco o lo que dice es completamente ininteligible.

- Si a los tres años no presenta una fluidez verbal que, por lo menos, le permita expresar sus deseos o necesidades más básicas y ser entendido por personas ajenas a su entorno más cercano. Si vemos que a esta edad nuestro hijo se comunica sólo mediante gestos, mímica o breves vocalizaciones, es bueno hacer una pequeña consulta a un especialista.

- Si en torno a los cuatro o cinco años comprobamos que uno o varios de los sonidos que emite están distorsionados ("perdo" en vez de "perro"), son omitidos ("peota" en vez de "pelota"), o bien sustituidos por otros ("tol" en vez de "sol"). Puede darnos la sensación de que su habla está infantilizada, pero es conveniente hacer una consulta al logopeda.

- Si a los cinco años vemos que sigue empleando oraciones excesivamente simples y carentes de palabras de función (artículos, preposiciones...), todo ello le lleva a demostrar complicaciones a la hora de narrar experiencias.

No obstante, si nos surge cualquier duda acerca de que nuestro hijo muestre dificultades en el habla, el lenguaje o la comunicación, no debemos dudar en hacer una consulta al logopeda.

Éste nos dará las pautas adecuadas que debemos seguir, podrá resolver todas nuestras dudas y actuará si es necesario. Una detección precoz junto a una intervención temprana son las mayores garantías de éxito.

Elixabet Gorrotxategi. Profesora de las Escuelas Infantiles NClic

Te puede interesar:

- Evolución del lenguaje infantil, del balbuceo a la verborrea

- El desarrollo del lenguaje por edades

- 6 ejercicios para ampliar el vocabulario del bebé

- Conversar con los hijos desde pequeños favorece el desarrollo de su inteligencia

- Etapas del lenguaje del bebé