Actualizado 14/04/2021 11:31 CET

Deporte y ejemplo: algo más que sudar

Encuentra tiempo para practicar deporte con tus hijos
Encuentra tiempo para practicar deporte con tus hijos - ISTOCK

La práctica de deporte lleva consigo una serie de beneficios que a veces olvidamos, solo por la pereza que nos da incluir una rutina deportiva en nuestro día a día. Los expertos aconsejan encontrar una actividad adecuada a nuestra edad y nuestros gustos para cuidar nuestra salud y mejorar nuestra autoestima. El plan es perfecto si, además, practicamos deporte en familia.

Reconozcámoslo. La mayoría de los padres encontramos pocas oportunidades para practicar deporte. La falta de tiempo es la excusa más habitual para dejar el chándal escondido en el armario. Pretextos que maquillan la pereza. Nadie quiere levantarse una hora antes de lo habitual o añadir una hora de esfuerzo extra tras la jornada laboral para sentir fatiga.

Con esa mentalidad, resulta fácil entender lo complicado que es encontrar un hueco en la agenda para "semejante tortura". Sin embargo, al mismo tiempo que unos roban unos minutos al despertador cada mañana y que otros adelantan las agujas del reloj para llegar pronto a casa, hay algunos que se calzan las deportivas cuando todavía no ha salido el sol, que salen de casa por la mañana con la bolsa del gimnasio o que aprovechan el rato de la comida para entrenar.

No son locos, ni obsesionados con el deporte, ni gente con mucho tiempo libre. Sus motivaciones son tan humanas como estar en forma, divertirse, entrenar, cuidar su salud o relajarse, por ese orden. Son los menos los que aseguran que practican deporte por gusto. Un dato que evidencia que al resto no le queda otra que aplicarse eso de "contra la pereza, diligencia". Una máxima al alcance de todos que "solo" exige trabajar la fuerza de voluntad.

Artículo relacionado:
- El deporte en la adolescencia: ¿por qué funciona tan bien?

El deporte empieza en la familia

La educación o las relaciones sociales no es lo único que se aprende en casa. El ejemplo es importante y por esto es recomendable hacer juntos alguna práctica deportiva.

Esta relación familiar en torno al deporte favorece después el trabajo en el aula con los niños. El profesor y coordinador de internacionalización del Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Francisco de Vitoria, Jorge Acebes, asegura que "el trabajo del profesor es más potente cuando se hace deporte en casa", sin forzar al niño a especializarse o imitar los gustos de sus padres. Por el contrario, estos deben verlo más bien como una ocasión "para educar en valores".

El deporte, entendido como "una actividad reglada y de carácter competitivo", enseña a los niños y a los adolescentes a "trabajar en equipo, a aprender a ganar con virtud, a perder, a cooperar, a colaborar, a entender...". Cualidades que no se quedarán en su mochila, sino que aplicarán también en su vida futura. No obstante, Acebes recuerda que las horas curriculares de Educación Física no son suficientes como para considerar que se ha practicado algún deporte; más bien han realizado "una actividad física que ha hecho subir sus pulsaciones".

"La Educación Física está relacionada con la salud y es importante, pero realmente se queda en unos 10 o 15 minutos de actividad real, que si bien es adecuado para establecer el hábito, hay que sacar otros 45 minutos a lo largo del día para llegar a una hora", comenta.

La labor del profesor de Educación Física al transmitir la importancia de la actividad no se queda ahí. Si consigue que los estudiantes se aficionen a algún deporte, también lo notarán los docentes de otras materias, ya que existen distintos estudios que relacionan el deporte con el rendimiento académico, puesto que aumenta la actividad cerebral. De hecho, el flujo sanguíneo del cerebro disminuye tras diez días sin practicar deporte.

En casa, también ayuda que los adolescentes dediquen algunas horas de la semana al deporte, ya que puede representar "una alternativa de ocio saludable" al tabaco o al alcohol. Además, también supone una liberación de estrés y hormonas para el estudiante.

En edades tan complicadas como la adolescencia, en las que se empieza a forjar la pertenencia al grupo y en la que también aparecen las inseguridades propias de una época de cambios, el deporte puede ser una inyección de autoconfianza. Sin embargo, para que esto ocurra, es fundamental que la práctica deportiva no se convierta en un calvario y que se genere "un ambiente de respeto entre los alumnos desde el primer día, con la dedicación de una clase para ver qué se les da bien, porque todos tenemos algo en lo que destacamos".

Combinar varias disciplinas deportivas

El problema que aparece a medida que cumplimos años es la desadherencia deportiva. Cada vez hay más que estudiar, empiezan las prácticas, el trabajo nos ocupa demasiado tiempo y el que nos queda preferimos dedicárselo a la familia y a los amigos y, no precisamente con un rato de entrenamiento, sino más bien con una buena comida o unas cañas. Y así, sin percibirlo, dejamos de lado algo que una vez fue parte del día a día: unas horas de desconexión con el entorno y de sintonización con uno mismo.

Esa espiral se alimenta con las excusas del "no tengo tiempo" o "mañana empiezo". Por eso, a veces lo mejor es empezar por lo sencillo: andar. No es un deporte, es cierto, pero es una actividad física que sube pulsaciones.

La entrenadora personal Marta Rosado, dueña del gimnasio Personal, recomienda "caminar a diario porque todos los días debemos ejercitar nuestra musculatura". Una vez dado el paso, "cada uno debe buscar su rutina, teniendo en cuenta el tiempo del que dispone". Así de sencillo y así de complicado.

Una vez superado ese trámite, considera que "lo ideal es realizar más de una actividad y si se puede combinar con alguna al el aire libre, mucho mejor", así como reforzarlo con entrenamientos de fuerza. Por este motivo, Rosado invita a entrar con fuerza en la sala de musculación y "no olvidarse de las pesas".

Noelia Fernández Aceituno
Asesoramiento:Jorge Acebes, profesor y coordinador de internacionalización del Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Francisco de Vitoria.

Te puede interesar: 

El ejercicio en la infancia

Cómo elegir el deporte para tu hijo

10 reglas de juego limpio para niños y adultos

Competición escolar: el papel de los padres

Decálogo para empezar a hacer ejercicio