Actualizado 04/04/2024 13:25

Libros de ficción: una herramienta esencial para el desarrollo infantil

Descubre los beneficios de la lectura para los niñosDescubre los beneficios de la lectura para los niños - ISTOCK

Estamos en un entorno cada vez más digitalizado, donde las pantallas ocupan un lugar de referencia a todas las edades y en muchas situaciones, incluyendo ocio y educación. ¿Qué lugar queda para la lectura, si los niños tienen a su disposición historias en formatos digitales, potencialmente más atractivos? ¿Qué pueden aportar por libros de ficción en el desarrollo infantil, con la cantidad de utilidades que ofrece la tecnología? ¿Tiene sentido fomentar la lectura en estas circunstancias?

Pues sí, tiene todo el sentido de mundo. Probablemente, ahora más que nunca. Los libros de ficción para niños abren un gran abanico de oportunidades para el desarrollo infantil, incluyendo la mejora de la comprensión lectora y el pensamiento crítico, la estimulación de la creatividad y la imaginación, el trabajo de valores como empatía y el fortalecimiento de vínculos familiares, entre otros.

La influencia de los libros de ficción en el desarrollo infantil

Desde el momento en que un niño o niña abre un libro de ficción, se embarca en un viaje más allá de los límites de la realidad. Pero, ¿por qué es esto importante? Porque la imaginación no solo es la base de la creatividad, sino que también permite a los niños explorar conceptos de manera abstracta, desarrollar soluciones innovadoras a problemas y comprender el mundo desde perspectivas únicas.

Por otra parte, al identificarse con los personajes de un libro, los niños aprenden a ponerse en el lugar de otros. Este les permite experimentar diversas emociones y situaciones que quizás nunca hayan enfrentado en su vida real. Esta conexión emocional no solo enriquece su comprensión y expresión emocional, sino que también cultiva la empatía, una habilidad esencial para las relaciones interpersonales saludables. Es más, a través de las vivencias de los personajes, los niños pueden entender mejor la diversidad de emociones humanas, aprendiendo a gestionar las suyas propias y a relacionarse de manera más efectiva con los demás.

Además, la exposición regular a libros de ficción amplía el vocabulario de los niños y mejora su comprensión lectora. Gracias a esto, desarrollan herramientas lingüísticas que serán de gran valor académico y personal. Al seguir las tramas y absorber la estructura de las historias, los niños no solo aprenden nuevas palabras en contextos significativos, sino que también desarrollan habilidades críticas de análisis y comprensión de textos. Sin duda, estas competencias lingüísticas son fundamentales para el éxito en todas las áreas de estudio y para una comunicación efectiva en la vida cotidiana.

Ideas para integrar la lectura en la rutina de los niños

Introducir la lectura de libros de ficción en los niños puede parecer complicado debido a los horarios apretados y la omnipresencia de dispositivos electrónicos. Sin embargo, con un poco de creatividad y compromiso, es posible crear un hábito de lectura que enriquezca su desarrollo. Veamos algunas ideas para hacer de la lectura una parte natural de su rutina diaria.

- Crear un espacio atractivo para la lectura. No tiene que ser grande ni ostentoso. Basta con un rincón acogedor, con buena iluminación y libre de distracciones. Un ambiente que invite a la calma y la concentración puede hacer maravillas por su disposición a abrir un libro y sumergirse en su lectura. 

- Elige libros adecuados para cada edad. Seleccionar libros que se ajusten al nivel de desarrollo y los intereses de los niños es indispensable para mantener su interés. o

- Programa momentos de lectura en familia. Designar un momento del día para leer juntos establece una rutina que los niños esperarán con ilusión. Leer en voz alta, incluso cuando los niños ya son capaces de leer por sí mismos, promueve la escucha activa y mejora la comprensión lectora. Además, es una oportunidad excelente para discutir sobre las historias, compartir puntos de vista y fomentar el diálogo.

Integrar la ficción en la rutina diaria de los niños no solo es posible, sino también muy gratificante. A través de estos pequeños pasos, podemos abrir un mundo de imaginación, aprendizaje y crecimiento para ellos, mientras disfrutamos del placer de ver cómo se desarrollan en lectores entusiastas y pensadores críticos.

Marina Berrio

Te puede interesar: 

- El secreto de la comprensión lectora para los niños

- La magia de leer: cómo impulsar el amor por la lectura

- Un libro para cada edad de los niños

- Niños lectores: ¿existen fórmulas mágicas?

10 libros para que los niños se enamoren de la lectura

Contador