De dónde vienen los niños

Foto:
HACER FAMILIA

Los niños son curiosos por naturaleza y es inevitable que, tarde o temprano, nos lancen esa pregunta tan temida por muchos padres. Lo mejor es responder a sus dudas con mucho cariño y decirles la verdad de un modo proporcionado a su capacidad de comprensión. Recurrir a cigüeñas y a adquisiciones en París puede resultar inadecuado porque les lleva a la confusión y a tener más dudas.

Lo primero que debemos tener en cuenta es no contarle fábulas porque, al fin y al cabo, eso es caer en una mentira. Por lo tanto, ¿cuáles son las mejores palabras para hablar con el niño? Sobre todo las nuestras, el modo de hablar con el que estemos acostumbrados a hablarle a nuestro hijo. 

Usa un lenguaje apropiado para su edad

Es bueno utilizar términos que provengan de la naturaleza y transmitir al mismo tiempo el misterio del amor entre dos personas y cómo de esa unión nace el hijo. Debemos evitar palabras demasiado técnicas para los niños, como óvulo o espermatozoide, sino que es aconsejable emplear otras como semilla: "Papá pone una semillita en mamá y a partir de ahí, empieza a crecer el bebé". Los niños también pueden preguntar por el estado del bebé: "¿Cómo está ahí dentro? ¿Está cómodo?". De nuevo aquí tenemos que echar mano de la imaginación y contar a nuestro hijo que el bebé está en una "cunita" especial para él, calentito, muy a gusto y protegido por su mamá.

La confianza es imprescindible para que los pequeños sepan que sus padres están dispuestos a atender sus dudas, sino buscarán las respuestas fuera. Esta confianza permite que podamos corregir al niño ante hechos que pueden proporcionarle una visión distorsionada de la sexualidad humana.

Consejos para explicar de dónde vienen los niños

- El origen de una vida humana no es un tema vergonzoso ni que haya que esquivar ante las preguntas de nuestro hijo pequeño, por lo tanto, es aconsejable que os mostréis naturales y dispuestos a resolver sus dudas.

- No hay que responder con un "porque sí" o perder la paciencia si las preguntas son continuas. Entended que es normal que los niños sientan curiosidad por algo tan cotidiano.

- Hay que adelantarse, decirles desde muy pequeños que los niños  vienen de su madre y, sobre todo, para que no se adelanten otros y reciban información de personas ajenas a la familia.

- La educación en la sexualidad de los hijos conlleva la educación en el amor, por lo que no debéis dejarla al azar o exclusivamente en manos del colegio.

- A todas las explicaciones que le deis a vuestro hijo, no debéis olvidar decirles que el amor está presente en todo. Tiene que ser consciente del cariño existente entre los padres y que gracias a éste, los hijos vienen al mundo.

Conchita Requero

Te puede interesar:

- Cómo hablar de educación sexual en casa

- Ideas para educar el pudor de los niños

- La educación sexual a examen

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.