Vestidos de Comunión para niñas y niños

Cómo vestir a los niños en su Primera Comunión
ISTOCK

Llega la primavera y con ella la Primera Comunión para niñas y niños, que se celebra tradicionalmente en mayo. La principal novedad en una celebración tan propia de esta época, en cuanto a los vestidos de Comunión para niñas y niños, y que además adelantamos en primicia, es que vuelve la sencillez y que en este caso la ostentación no se contempla.

Los vestidos de Comunión para niñas

El clásico vestido de organdí y jaretas sigue vigente, pero convive con otras propuestas igual de válidas. Los vestidos imperio de aire nostálgico son los preferidos de las últimas temporadas.
Los vestidos de Comunión para niñas deben evitar cualquier aproximación al vestido de novia. Se puede llevar cancán siempre que no sea el de Escarlata O'Hara y ahogue a la compañera de al lado.

Algunos consejos para vestir a las niñas en su Primera Comunión son:

1. Mangas. Por el bien de la niña nunca diremos ni pensaremos: "parece una princesita". En los vestidos de Comunión de las niñas, una manga corta es adecuada. Hay colegios donde unifican y llevan todas el mismo vestido. En este caso, nadie protestará y todas las madres estarán de acuerdo porque resultará muy instructivo para las niñas.

2. Color blanco por algo; en este caso por ser un símbolo.

3. Los fajines de colores se deben evitar porque estos momentos no procede hacer estilismos. Por el mismo motivo, el blanco, es blanco; como mucho, podemos optar por un crudo, pero debemos evitar los cremas y los vainillas, que además parecerán rescatados del baúl de naftalina en la foto de grupo.

Es una costumbre bonita que la niña estrene camisón la noche previa, también como símbolo de pureza y de preparación interior para el gran evento. Lógicamente elegiremos uno de color claro con puntillas y entredoses antes que el de Hello Kitty.

Los vestidos se pueden heredar sin problemas, de la hermana mayor, de una prima o incluso de la madre si lo conserva. No pasa absolutamente nada, las niñas no tendrán que visitar al psiquiatra de mayores. Probablemente el trauma sea más de la madre, pero también tiene solución, una buena limpieza en la tintorería y un planchado hacen milagros.

El traje Comunión del niño

El traje de marinerito, un básico para la Primera Comunión de los niños, siempre es arriesgado. También el de almirante. Téngase en cuenta que la moda formal infantil masculina de hoy es un reflejo de la de los adultos, por eso la opción de chaqueta y corbata siempre es la más acertada.

1. La camisa blanca es la más elegante.

2. Los zapatos, nuevos, cueste lo que cueste. No tirar de zapato de colegio; teniendo en cuenta que es niño y con el curso escolar bajo sus suelas lo más probable es que estén de contenedor.

El niño también estrenará pijama. Esta vez no de Spiderman ni de franela, y sí clásico, de tela, de cuello camisero o solapa, como el de papá.

Los vestidos de los pequeños invitados

La ropa que van a llevar los niños en la Primera Comunión de sus hermanos, primos o amigos, te la puedes plantear de dos maneras. Muy elegantona y que te sirva para todos los eventos sociales de las dos próximas temporadas o menos elegantona y que te haga el apaño para fiestas y domingos de esta misma temporada.

Cuando se elija la segunda opción, hay que compensar con complementos muy cuidados y a ser posible, nuevos.

Los niños más mayores llevarán también chaqueta y corbata. La chaqueta se puede sustituir por una teba.

Es importante plantearse los cortes de pelo previos a la ceremonia para que no nos pille el toro. Con dos semanas de antelación es lo perfecto, sobre todo teniendo en cuenta posibles desaguisados.
No es necesario llevar a todos los hermanos igual vestidos porque además está un poco out. Lo más in ahora es llevarlos coordinados en tejidos y colores.

Es importante que los niños no lleven zapatillas de loneta. Se puede aprovechar una Primera Comunión para comprar los zapatos del entretiempo: a ellas bailarinas claritas y a ellos, el  náutico o mocasín fino.

Mayo es traicionero. Los niños siempre tienen que llevar calcetines. Para las niñas es mejor tener unos calcetines preparados, largos y lisos; el cortito de perlé ya no procede.
Lo mismo pasa con la chaqueta. El vestido que elijas tiene que resultar perfecto llevando chaqueta o sin ella. Por eso, hay que tratar de evitar vestidos veraniegos en exceso.

Las madres: lo más importante a tener en cuenta…

Las madres y demás invitadas deberán acudir al templo con un atuendo discreto y fino. Téngase en cuenta que con la llegada del buen tiempo empieza el destape, lo cual resulta altamente inapropiado para la ceremonia religiosa.

La niña no se casa. Una madre de Primera Comunión puede estar “emocionada” o “conmovida”, pero nunca “nerviosa” y menos usar expresiones como “confío en que todo salga bien”. No por llevar peinado rococó y zapatos de plataforma tienes que adoptar una pose. Mantén tu simpatía con las otras madres.

Marina Echánove. Estilista y escritora. Autora del libro Tu estilo. Las claves de la elegancia, la feminidad y la distinción, de Editorial Palabra

También te puede interesar:

Cómo celebrar la Primera Comunión

Regalos de Primera Comunión

- La Comunión de los niños

- Las familias gastarán 225 millones de euros en regalos de comunión

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.