Actualizado 01/07/2021 11:48 CET

¿Qué quieres ser de mayor? Una pregunta trampa para los niños

Estas preguntas pueden ser una trampa para tus hijos
Estas preguntas pueden ser una trampa para tus hijos - ISTOCK

Algunas preguntas tan simples, comunes y aparentemente inocentes que solemos hacer a los niños como '¿quién te gusta?', '¿qué quieres estudiar?', '¿tienes novio/a?' o '¿qué quieres ser de mayor?' esconden una presión social por crecer que puede acortar la infancia de los niños, además de desmotivarles y estresarles.

Todos estamos acostumbrados a escuchar este tipo de preguntas desde que somos pequeños. Nos las han hecho a nosotros y ahora se las hacemos a nuestros hijos con toda la naturalidad del mundo. Sin embargo, según los expertos, que los niños y niñas las escuchen a diario desde muy pequeños por parte de amigos y familiares puede ser negativo para ellos.

¿Qué se esconde detrás de estas preguntas sobre su futuro? Alicia Banderas, psicóloga experta en infancia y adolescencia, asegura que "con preguntas como estas estamos contribuyendo a la adultización de la infancia, un proceso que se somete a los niños y niñas a vivir una vida de adultos antes de tiempo".

Artículo relacionado:
- Niños precoces: causas y consecuencias

La importancia de respetar la infancia

Para arrojar más luz sobre esta paradoja, según el estudio realizado por Fundación Multiópticas '¿Qué quieres ser de pequeño?',  más de un 70% de los españoles reconocen que no siempre tratan a sus hijos e hijas de acuerdo con la edad real que tienen, de hecho, un 66% reconocen que tienden a tratarlos como si fueran más mayores de lo que son. Además, un 67% ya es consciente de que existe una presión por crecer antes de tiempo en la sociedad española.

La paradoja es que, a pesar de ser conscientes de este problema (un 67% de las personas encuestadas considera que existe presión por crecer antes de tiempo), 7 de cada 10 padres afirman que no tratan siempre a sus hijos e hijas conforme a su edad y de estos, 2 de cada 3 los tratan como si tuvieran una edad superior.

En este sentido, la psicóloga Alicia Banderas señala que "lo importante que es respetar la infancia porque es la etapa más valiosa del ser humano para su sano desarrollo y debemos contribuir a evitar que esta desaparezca". Por eso, es importante sensibilidad a la sociedad sobre las consecuencias de la adultización infantil y defender el derecho de todos los niños y niñas a vivir con plenitud su infancia. 

Niños que no son niños

Según el estudio de Fundación Multiópticas los ámbitos en los que más se refleja esta presión por crecer son en el futuro académico (82%) y laboral y en el futuro amoroso y relacional (52%). Esta tendencia a la adultización de la infancia se materializa, a ojos de los españoles, en la forma de actuar (90%) y de pensar de los niños/as (85%), además de una mayor auto exigencia por parte de los niños/as (76%), en especial en sus relaciones con otros niños/as (74%).

Esta exigencia ha dado lugar a que los niños de hoy en día tengan unas agendas muy apretadas, cargadas de clases extraescolares.

Según afirma la psicóloga infantil, "estimulándoles para que se conviertan en los más brillantes y haciéndoles partícipes de un mundo frenético y cada vez más exigente, lo que conseguimos es estresarlos y desmotivarlos, sin apenas permitirles jugar".

Para hacer este problema visible la Fundación Multiópticas ha creado un libro solidario titulado '¿Qué quiero ser de pequeño?' diseñado e ilustrado por Patricia Metola. Se trata de un relato dirigido tanto a niños como a adultos a través de una doble lectura: una legible a simple vista y otra visible únicamente con las gafas mágicas que se incluyen al final del libro. El propósito es concienciar a los adultos de las conductas que pueden acelerar la adultización de sus hijos e hijas y recordar a los niños y niñas el disfrute de la infancia y la importancia de vivir el presente.

Además, guarda un fin solidario ya que la Fundación Multiópticas donará los fondos recaudados a través de su venta a la Fundación Soñar Despierto, en apoyo a los niños y niñas que viven en hogares de acogida. Podrán adquirirse en los establecimientos de Multiópticas o a través de la página web de la Fundación Multiópticas.

Su objetivo es cuidar y preservar las miradas de nuestros niños y niñas, aportándoles una educación en valores para poder construir juntos un futuro mejor. De este modo, esta iniciativa consta de una acción de visibilización, a través de un spot que pretende visibilizar algunas de las consecuencias de esa adultización y reivindicar la importancia de dejar a los más pequeños disfrutar plenamente de una de las etapas más trascendentales y maravillosas de la vida.

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: Alicia Banderas, psicóloga

Te puede interesar: 

- Niños en territorio adulto: la tendencia a convertirse en adultos antes de tiempo

- El mundo de los niños de 6 a 12 años

- La pubertad en las niñas

- Cómo favorecer que tus hijos sean independientes el día de mañana

Contador