Valores positivos que se deben aprender con el deporte

El deporte puede enseñar muchos valores
Foto: ISTOCK Ampliar foto

El deporte es una de las formas más divertidas con las que una persona puede mantenerse en forma. Se conocen a otras personas, se hace ejercicio y se aprenden valores muy positivos como la competición sana o aceptar la derrota para aprender de los errores. Aunque por desgracia, esto no es así siempre y en algunos casos las ganas por ser el mejor termina por desembocar en situaciones muy tensas.

Ocasiones en las que la violencia mancha el feo espíritu competitivo del deporte y en las que en vemos cómo los padres se sumergen en violentas disputas cuando sus hijos practican estas actividades. Por ello, no conviene olvidar los buenos valores del deporte para que tanto pequeños como mayores nunca se olviden de que por delante del ganar, siempre debe imperar el respeto al rival.

Buenos valores del deporte

Estos son algunos de los valores que nunca se han de olvidar en el deporte:

- Respeto. Padres y niños deben recordar que frente a ellos tienen a otras personas humanas, con emociones y sentimientos. No hay ningún valor más importante que el resto y el buen trato al contrincante por muy adverso que sea el resultado. Si se pierde este valor, es muy difícil asegurar una buena relación en el terreno de juego.

- Cooperación. El deporte es un trabajo en equipo, incluso en aquellos casos donde solo compite una persona. Tras el niño que golpea la pelota o corre en una carrera popular, existe un equipo de personas tras él. Entender la necesidad de cooperación entre estos entes es importante.

- Relación social. La competición no es un lugar en donde se demuestra que uno es el mejor. Es un entorno perfecto para socializar con otras personas y mejorar valores como la amistad y el entendimiento.

- Espíritu de superación. Si se pierde una competición no hay que echar la culpa al contrario ni atormentarse. Hay que saber sobreponerse, dar la mano al rival y pensar en qué se puede mejorar para la próxima ocasión. De cada error se aprende y de todas las situaciones hay una lección que integrar.

- Autodisciplina. Practicar un deporte supone aprender unas normas y adecuarse a ellas, no hay que dejarse llevar por las emociones negativas del momento y saltarse estas reglas.

- Sentirse bien con uno mismo. Conquistar la victoria con juego limpio y habiendo conseguido llegar hasta la cima es una de las mejores sensaciones del mundo. Y estas se consiguen a través del camino del esfuerzo y el respeto al contrario.

Damián Montero

Te puede interesar:

- 10 reglas de juego limpio para niños y adultos

- Actividades extraescolares deportivas

- Futbol y niños: 10 reglas de respeto para padres

- Deportes recomendados para niños de Preescolar

- Actividades extraescolares

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.