Actualizado 21/06/2021 10:13 CET

4 estrategias para desarrollar la resiliencia de los niños

Ideas para potenciar la resiliencia de los niños
Ideas para potenciar la resiliencia de los niños - ISTOCK

Desarrollar la resiliencia en los niños es más que enseñarles habilidades para la vida. La resiliencia no es algo innato, más bien, es algo que se construye y fortalece a través de experiencias de vida.

La resiliencia es el proceso de manejar diferentes tipos de estrés y recuperarse del trauma o la adversidad. Desde dificultades o abusos en la vida temprana hasta la muerte de un padre o una madre, relaciones frustradas, pérdida de un ser querido, pérdida del trabajo, problemas de salud o desastres naturales, el trauma puede venir en varios paquetes.

Una persona resiliente puede seguir funcionando e incluso prosperar después. Las personas resilientes se recuperan más rápidamente y de manera más completa de las experiencias dolorosas de la vida e incluso pueden salir relativamente ilesas de las dificultades graves.

Factores de resiliencia

La resiliencia de un niño depende principalmente de sus conexiones con otras personas, más que de sus propias cualidades inherentes. Estos son los factores que entran en juego:

Factores familiares:
- Buena crianza
- Estrés familiar bajo
- Sólida salud mental de los padres
- Ausencia de alcoholismo, drogadicción, etc.

Factores individuales:
- Percepción de control y capacidad para impactar la propia vida.
- Autoestima y autoeficacia
- Capacidad para soñar o tener un propósito en la vida.
- Habilidades sociales y habilidades comunicativas.
- Empatía
- Sentido del humor
- Bienestar físico
- Mayor capacidad intelectual y competencias cognitivas

Factores comunitarios:
- Compromiso de apoyo familiar
- Una relación cercana con un mentor.
- Experiencias escolares positivas
- Apoyo social
- Parte de una comunidad religiosa o de fe

Estrategias específicas para desarrollar la resiliencia de los niños

Dada esta comprensión de los factores protectores, podemos formar estrategias específicas para ayudar a desarrollarla en nuestros hijos. Estas cuatro estrategias te pueden ayudar a criar niños resilientes:

1. Crianza cálida, receptiva y comprensiva

Los padres que demuestran afecto hacia sus hijos, empáticos pero firmes y desapegados del resultado que puedan obtener sus hijos en la vida, son aquellos que permiten que en su familia crezca y se construya la resiliencia.

2. Habilidades de resolución de problemas

Los mecanismos de resolución de los propios problemas no solo son útiles para lidiar con dificultades graves, sino que también son útiles para manejar los desafíos y las experiencias cotidianas. Por tanto, los padres pueden tratar los cambios o las dificultades habituales como oportunidades para inculcar estas habilidades de afrontamiento positivas que incluyen:

- Resolución de problemas
- Capacidad para hacer planes realistas.
- Reevaluación positiva de situaciones
- Ejercicio regular
- Actividades extraescolares y actividades grupales

3. Trabajar por un entorno estable y saludable

Los padres también pueden ayudar a sus hijos a ser resilientes trabajando para asegurarse de que tengan un hogar, una escuela y un entorno social positivos.

4. Evita la zona de confort

Esfuérzate por crear un ambiente positivo y saludable para tus hijos, pero no los mantengas en una burbuja. No podemos mantener un hogar perfecto ni proteger a nuestros hijos de todos los posibles factores estresantes escolares y sociales. Y la buena noticia es que no es necesario. Eso es porque no todo el estrés es perjudicial para los niños.

De hecho, los niños necesitan estrés para desarrollar tolerancia. La exposición gradual al estrés, a niveles manejables, en realidad puede ayudarlos a desarrollar estrategias de afrontamiento para volverse resilientes. Llamado eustress o estrés positivo porque puede promover el crecimiento en las habilidades de resolución de problemas.

Pero hay una advertencia clave: la ayuda de un adulto comprensivo es fundamental para controlar el estrés y, por lo tanto, convertir la exposición al estrés en un generador de resiliencia.

El desarrollo de la resiliencia son parte del proceso de la vida. Los padres juegan un papel importante en ayudar a los hijos a aprender a adaptarse a lo que sea que se les presente.

Gabriela García González. Autora del libro El Poder de Tu Resiliencia y de La Mejor Coach para tus Hijos ¡eres tú! es una referente del Coaching para Niños y el Empoderamiento infantil y Femenino. Educadora, Experta en Desarrollo Personal integral, Conferencista internacional y Formadora de Emprendimientos desde el Ser para mujeres.

Te puede interesar: 

- La resiliencia, la llave de tu bienestar mental

La frustración, cómo afrontarla

La resiliencia, un antídoto contra las situaciones adversas