Cómo aprovechar el nuevo año para empezar una vida más sana

El nuevo año puede ser la ocasión perfecta para poner en marcha hábitos de vida saludables.
El nuevo año puede ser la ocasión perfecta para poner en marcha hábitos de vida saludables. - ISTOCK

Pocos días para concluir el año. Y, como cada vez que se inicia un nuevo curso, quedan por delante cientos de jornadas para conseguir las metas propuestas. Mejorar las notas, hacer un viaje pendiente, conseguir ahorrar todavía más o, llevar un estilo de vida más sano. El ritmo actual se caracteriza por un mayor sedentarismo y una mayor presencia de comida basura y otros alimentos propensos.

En definitiva, hay que contraprogramar el estilo de vida del hogar para apostar por unas rutinas más sanas. El final de este año puede ser el inicio de estas nuevas prácticas. Y para que tengas éxito, desde la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, AEP, se brindan varios consejos con los que conseguir que la familia pueda conseguir realizar esta misión.

Presencia del ejercicio

Sedentarismo y vida saludable son incompatibles. De nada sirve una buena alimentación si las rutinas de actividad física están ausentes. ¿Cómo instaurar el ejercicio en el hogar? Estos son los consejos que brindan los pediatras. Precisamente, este es el primer paso que recomiendan los especialistas de AEP, apostar por dejar el sofá y empezar a moverse.

En la infancia y la adolescencia la tendencia es a reducir el movimiento. Esto puede derivar en la aparición de enfermedades crónicas durante la etapa adulta, que aparecen porque el cuerpo no está diseñado ni preparado para el sedentarismo. Si a esto se le suman las horas de clase en el colegio, las de sueño, las que se emplean en los deberes y, los niños pasan muchas más horas en un estado de inactividad física que en movimiento.

Por tanto, el primer paso sería reducir al mínimo las actividades. Este tiempo, debe ocuparse, fundamentalmente, en realizar los deberes escolares. Sin embargo, las horas dedicadas a la televisión y a otras actividades pasivas videojuegos es recomendable reducirlo al mínimo. Estas son algunas ideas de actividades físicas recomendadas por cada edad:

- Lactantes. Juegos en el suelo o en el agua. Movimientos de brazos y piernas, buscar y coger objetos, girar la cabeza, tirar, empujar y jugar con otras personas, patear, gatear, ponerse de pie, arrastrarse y andar.

- Preescolares (hasta 5 años). Andar, ir en bicicleta, columpiarse,
correr, juegos, saltar y actividades en el agua.

- Escolares y adolescentes. Actividad física moderada-intensa al menos una hora al día y todos los días de la semana, intercalando ejercicios vigorosos para el fortalecimiento muscular y óseo tres veces a la semana. Una cantidad o intensidad menor también puede ser saludable, porque disminuye el sedentarismo.

Mejorar la alimentación

Al mismo tiempo, existen otros consejos para mejorar la alimentación para mejorar el estilo de vida en casa. Estos son varios consejos que se proponen desde la Consejería de Salud de Cantabria:

- Educar a "comer de todo", a no decir que no a ningún alimento.

- Atender las necesidades de energía, por tratarse de un periodo importante dela vida para el normal crecimiento y desarrollo, y de gran actividad física.

- Cuidar el aporte de proteínas de muy buena calidad (carnes, pescados, huevos, lácteos), pues las necesidades son proporcionalmente mayores que las de la población adulta.

- Iniciar en el hábito de un desayuno completo.

- Evitar el abuso de dulces, "chucherías" y refrescos".

- Dedicar el tiempo necesario para que el niño aprenda a comer disfrutando. Los alimentos no deben ser percibidos por él como un premio o un castigo.

Damián Montero

Te puede interesar:

- 10 falsos mitos de la alimentación

- 10 recomendaciones de la Dieta Mediterránea

- 5 deportes para practicar en familia

- El ejercicio en la infancia

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.