Actualizado 10/03/2022 10:25

El bucle del picor y el rascado: el picor afecta a la calidad de vida

Controlar el picor es lo más importante para la calidad de vida de los pacientes
Controlar el picor es lo más incapacitante para la calidad de vida de los pacientes - ISTOCK

El picor es uno de los síntomas de la dermatitis atópica que afecta más negativamente a la calidad de vida de los pacientes. Este síntoma afecta a sus relaciones personales y provoca trastornos de sueño, fatiga y absentismo en el trabajo y en los estudios. Por este motivo, los expertos creen que la dermatitis atópica es una enfermedad banalizada e infravalorada.

El picor es uno de los síntomas más incómodos de la dermatitis atópica que más impacta en la calidad de vida de los pacientes, porque altera su ritmo de trabajo, sus horas de sueño, su concentración en los estudios y sus relaciones personales.

Además, el picor es en muchas ocasiones el síntoma más invalidante. "Probablemente no sea el gran olvidado, pero sí está un poco desatendido. Muchas veces nos fijamos más en lo visual, en el eczema y no tanto en el picor o en la afectación de la calidad de vida de estos pacientes", asegura el Dr. Ignasi Figueras, dermatólogo del Hospital Universitario de Bellvitge .

¿Cuánto más te rascas más te pica? Es un círculo vicioso, ya que rascar la piel alterada provoca un picor aún mayor. Para evitar que el picor afecte a la calidad vida tanto de niños como de adultos con dermatitis atópica, "el control rápido de este síntoma es fundamental para nuestros pacientes y una de las necesidades por cubrir", según la Dra. Serra, del Servicio de Dermatología del Hospital de la Santa Creu I Sant Pau.

El picor, un síntoma invisible pero invalidante

La afectación del picor es tal que un alto porcentaje de pacientes (60%) manifiesta que la intensidad del picor que sufren es grave (46%) o insoportable (14%). En los pacientes con dermatitis atópica de moderada a grave, el picor impacta en el sueño, produciendo que por lo menos 7 de cada 10 pacientes se despierten debido al picor y tengan dificultad para conciliar el sueño.

Junto a los problemas relacionados con el sueño, este síntoma provoca un importante absentismo en el trabajo y en los estudios, "lo que hace muy difícil concentrarse si no se ha descansado adecuadamente", subraya la Dra. Serra.

Esta ha sido una de las conclusiones del I Foro del Picor: La Carga de lo Invisible, organizado por la biofarmacéutica AbbVie, para abordar el impacto del picor en el día a día de los pacientes con dermatitis atópica, una enfermedad sistémica, inflamatoria y heterogénea, conocida en sus formas leves por la sociedad pero con frecuencia desconocida y banalizada en sus formas más graves, y que ha contado con la participación de dermatólogos, psicólogos y neurobiólogos, entre otros expertos.

Precisamente el hecho de que el picor sea un síntoma invisible hace que los clínicos se centren más en lo que se ve que en lo que siente el paciente.

"Deberíamos preguntar más por el picor y otros síntomas subjetivos e incluirlos directamente en la toma de decisiones terapéuticas" opina el Dr. Figueras, que al igual que la Dra. Serra considera que "es esencial conseguir un rápido y buen control del picor. Es lo que más afectará, de manera positiva, a la calidad de vida del paciente".

El bucle del picor-rascado

Además de la incidencia del picor en la vida de los pacientes, este foro también ha abordado los mecanismos que desencadenan el picor. A este respecto, el Dr. Figueras ha hecho referencia al rol del JAK1 y su papel en el bucle picor-rascado: "aunque aún quedan interrogantes por responder, sí se sabe que a nivel de las neuronas sensoriales existen receptores para interleucinas que median en el picor de estos pacientes, y que la señal de éstas está mediada por JAK1. Por este motivo, el papel de esta proteína es central y su regulación es primordial para controlar el picor".

El dermatólogo del Hospital Universitario de Bellvitge ha avanzado la llegada inminente de nuevas moléculas pequeñas que inhiben selectivamente la vía JAK (algunas más selectivas en JAK 1 y otras en JAK 1 y 2) "las cuales permitirán controlar de manera rápida el picor en muchos pacientes".

La dermatitis atópica, una enfermedad infravalorada

La dermatitis atópica es una enfermedad banalizada e infravalorada. Así, el Dr. Figueras recuerda que muchas veces "se tiene en la cabeza a un niño pequeño con la piel seca y que a veces pica, y se le cuelga la etiqueta de DA. Y aunque es verdad que eso puede ser una dermatitis atópica, hay muchas otras formas muy distintas y mucho más graves que también son la misma enfermedad y que casi nunca se tienen en cuenta".

Por este motivo, los expertos insisten en lo importante que es no banalizar la enfermedad y recordar su gravedad para evitar que los pacientes se sientan solos e incomprendidos.

Marina Berrio
Asesoramiento:  Dra. Esther Serra, del Servicio de Dermatología del Hospital de la Santa Creu I Sant Pau y Dr. Ignasi Figueras, dermatólogo del Hospital Universitario de Bellvitge.

Te puede interesar: 

- Decálogo para controlar la dermatitis atópica

- Dermatitis atópica en bebés: hidratar para prevenir

 Los niños con dermatitis atópica desarrollan alergia a los alimentos

- La influencia del estado de ánimo en la dermatitis

Más información