Cáncer: posibles señales que deben alarmarte

Qué síntomas deben alarmar más
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Dos sílabas, tres letras y una tilde. Parece simple pero no lo es, el cáncer es una de las experiencias más terribles por las que puede pasar una familia. Porque no solo afecta a quien lo padece, también se lleva la moral de todos los miembros de un hogar. En la lucha contra esta enfermedad la prevención juega un papel muy importante, anticiparse a ella para combatirla antes de que aparezca o cuando todavía no es tan grave.

Para conseguirlo hay que estar muy atento a las posibles señales que se merecen una visita al médico para una opinión. Advertencias de que se puede estar ante las puertas de un tortuoso camino que puede ser combatido cuando no es más que una molestia.

Bultos y dolores

Dos de las señales que más comúnmente se conocen entre las personas es la presencia de bultos y dolores agudos en determinadas partes del cuerpo. En el caso de los nódulos, la Asociación Española Contra el Cáncer, AECC, recomienda no preocuparse puesto que en la mayoría de las ocasiones estos no son graves ya que se tratan de manifestaciones benignas.

No obstante se debe consultar al médico tras detectar la presencia de un bulto o nódulo en alguna parte del organismo. De igual modo también habrá que acudir al especialista si se encuentra una llaga en la mucosa de la boca que no se cura o una herida que no alcanza a cicatrizar.

En cuanto al dolor, AECC explica que estos no deben ser tenidos como sinónimo de cáncer. Este síntoma suele ser muestra de numerosos problemas como por ejemplo golpes, dormir en malas posturas, etc. Sólo habrá que consultar si estos persisten en el tiempo y sin motivo aparente, y habrá que acudir a un médico especialmente cuando los analgésicos habituales no calmen estas molestias.

Manchas y lunares

Las manchas y lunares en la piel también se relacionan con la presencia de cáncer. Se debe acudir al médico cuando estos empiecen a crecer de forma irregular, cambien de color y provoquen un picor en las personas ya que esto quiere decir que se están malignizando, es decir, se están convirtiendo en un melanoma. Estas son las características de uno de ellos: asimetría, bordes irregulares, color variado, diámetro superior a los 6 mm, cambios repentinos en su aspecto.

Hemorragias

La presencia de sangrado también puede advertirnos de la presencia de un tumor. La presencia de una hemorragia siempre ha de ser motivo para acudir al médico y conocer su opinión al respecto. Estos son los casos en los que se puede sospechar de un cáncer en las personas:

- Hemorragia vaginal (metrorragia). Se manifiesta por un sangrado entre reglas o tras las relaciones sexuales. En las mujeres menopáusicas cualquier hemorragia de esta clase debe ser valorada por un ginecólogo.

- Hemorragia urinaria. Aparición de sangre en la orina. Lo más frecuente es que la cause una infección de vejiga. En estos casos cederá tras el uso de un tratamiento antibiótico, pero si persiste, es importante realizar estudios para conocer el origen de la hemorragia.

- Hemorragia del tubo digestivo (rectorragia). Puede observarse como sangre roja cuando el sangrado es próximo al ano, o mezclado con las heces dando lugar a deposiciones de color negro (melenas) cuando es en colon ascendente o transverso.

Damián Montero

Te puede interesar:

- El cáncer infantil, motivos para la esperanza

- El ejercicio mejora la salud de los niños con cáncer

- Las diez caras del cáncer de mama

- Resonancia magnética de mama para el diagnóstico precoz

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.