Actualizado 04/05/2020 10:01:19 +00:00 CET

Emilio García-Sánchez: "El deporte ocupará un primerísimo lugar cuando acabe el confinamiento"

Entrevistamos al autor del libro Belleza fantasma y deporte a lo loco, Emilio García-Sánchez
Entrevistamos al autor del libro Belleza fantasma y deporte a lo loco - EMILIO GARCÍA-SÁNCHEZ

Ahora parece que todo el mundo hace deporte. En las fases de la desescalada estamos viendo a más personas, entre corredores y ciclistas, que antes de la declaración del estado de alarma. El resto, vestidos con zapatillas deportivas y ropa de deporte, van pisando fuerte en el asfalto en una carrera por recuperar el tiempo perdido. ¿Qué está pasando? ¿El confinamiento ha elevado la obsesión por el culto al cuerpo?

Emilio García Sánchez, autor del libro Belleza fantasma y deporte a lo loco (Teconté), profesor de la Facultad de Medicina y Enfermería de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, nos habla de la obsesión por el culto al cuerpo que impera en la sociedad y propone suplantar el deporte "a lo loco" por una actividad física sana e inteligente, que vigorice el cuerpo para evitar las consecuencias del "tsunami estético" de la sociedad actual. Defiende el deporte y la vida sana, pero con sentido común, para que no arraigue en una tiranía corporal. Tras esta adicción suele haber complejos y falta de personalidad, para aparentar a toda costa.

La obsesión por el deporte tras el confinamiento

P. En estos días de confinamiento, los adolescentes están utilizando las redes sociales más que nunca. ¿El excesivo uso de Apps como Instagram aumentará el deseo por un cuerpo 10?
R. En las últimas semanas, el consumo de información de redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram ha crecido un 55%. Inevitablemente el mayor uso de las redes aumenta la exposición a imágenes corporales a través de fotos o videos, muchas de las cuales pueden estar manipuladas por filtros o representar cuerpos icónicos especialmente atractivos. Ante estos reclamos corporales nos quedamos atrapados por su poder emocional y se alimenta nuestro deseo de alcanzar esos ideales.

P. ¿El confinamiento podría generar una obsesión por el deporte sobre todo ahora que se está comiendo más y algunas personas pueden sufrir ansiedad?
R. Dada la situación es recomendable e incluso necesario incorporar en las rutinas del confinamiento ejercicios corporales que ayuden a mantener la forma física y a evitar el sobrepeso. Como siempre, y ahora también, se requiere control y dominio por parte de la persona para no acabar obsesionada con la forma corporal post cuarentena. La obsesión surge o se instala en la persona cuando empieza a pesarse varias veces al día, mirarse al espejo con frecuencia, ser meticulosos en lo que se come, no ser capaz de renunciar ningún día a los ejercicios físicos e incluso aumentar cada día el tiempo dedicado a ellos. Habría que intentar combinar el ejercicio físico con otras actividades de tiempo libre para que la forma física no monopolice y consuma gran parte de nuestra atención durante el confinamiento.

P. ¿Esta situación generará un cambio de mentalidad en la población, sobre todo en los jóvenes, con respecto a la importancia que otorgan a todo lo relacionado con el aspecto físico?
R. Hasta la fecha no disponemos de estudios comparativos de situaciones del pasado similares a la actual pandemia. En cualquier caso, por encuestas y comentarios sociales actuales, cuando acaben el confinamiento, sin duda alguna, las actividades deportivas tanto en gimnasios como al aire libre van a ocupar un primerísimo lugar en la prioridad de actividades a realizar.

Por otra parte, el final del confinamiento va a coincidir con el periodo estival, periodo durante el cual hay mayor exposición corporal y por tanto mayor preocupación por la imagen.

Esta coincidencia va a incrementar la preocupación por el aspecto físico, más que si estuviéramos en pleno invierno.

P. Al vivir una situación tan extrema en la que muchas personas han perdido familiares o amigos, ¿se restará importancia a las cosas banales? ¿o todo se olvidará al cabo del tiempo?
R. No se descarta que teniendo en cuenta las crisis familiares producidas por la muerte de seres queridos, la forma física y la belleza corporal individual adquieran un valor secundario, menos importante. Es decir, puede ayudar a reubicar la belleza en el sitio que le corresponde en la escala de valores de la humanidad. En esta nueva situación, la excesiva preocupación y adicción por la propia imagen y su cuidado podría ser sustituida por otras preocupaciones u otros valores que venían siendo desatendidos y que han salido a flote durante la pandemia. Por ejemplo, dedicar más tiempo a la familia, a las tareas del hogar, a los abuelos, a personas ancianas y discapacitados, a la formación cultural, a la amistad o al cuidado del medio ambiente.

P. ¿Qué tipo de comportamientos son un indicio para detectar que un hijo/a sufre un problema de alimentación? 
R. Aislamiento, ir dejando de comer alimentos que comía habitualmente, mayor nivel de irritación y tristeza. Paulatina pérdida de peso. Visitas frecuentes al baño donde se encierran y dónde podrían estar haciendo purgas de comida que ocultan. Hacer deporte de modo compulsivo. Actitudes muy perfeccionistas en todo lo que hacen.

P. ¿Cómo detectar y evitar los síntomas del sobre entrenamiento deportivo?
R. El sobre entrenamiento no es un síndrome que surja de un día para otro, es una sucesión de factores y aspectos mal desarrollados que lo han podido permitir, como, por ejemplo: pérdida de peso, falta de motivación para seguir entrenando, sobrecarga y dolores musculares, pulsaciones más elevadas en reposo, cansarse con más facilidad. Para evitar el sobre entrenamiento, las recomendaciones generales se pueden resumir en: un control más riguroso en el volumen de tus entrenamientos (en tu kilometraje); no aumentes la intensidad y el kilometraje al mismo tiempo; planifica tu programa de entrenamiento según tu condición física actual, según tus características y tus objetivos; descansando adecuado y una buena recuperación muscular.

P. Usted dice en el libro que lo que embellece y empodera al hombre y a la mujer es el tamaño y potencia de su corazón. ¿Cómo transmitirles este mensaje a los adolescentes?
R. A través de una buena educación familiar y de buenos amigos, hacerles ver que la realidad no es muchas veces lo que nos llega a través de la publicidad, o lo que vemos en las redes sociales. Que el mundo de la apariencia no es el mundo real. Que lo más real es lo que uno mismo es en verdad.

Hacerles ver que uno vale por sí mismo y no por lo que aparenta o por su imagen física proyectada en las redes.

Fomentar un juicio crítico sano, y ayudarles a detectar las crecientes y atractivas FAKE IDENTITY que aparecen en series, programas, reality shows, películas, revistas y por supuesto en redes. La verdadera identidad es reconocer mi cuerpo - el que tengo y el que soy- como lo original y lo auténtico en mi vida. Aceptando quién soy y como soy -por supuesto siempre queriendo mejorar como persona- resulto ser mucho más atractivo y poderoso que queriendo aspirar a ideales corporales inalcanzables que a la corta nos dejan vacíos porque son un engaño, un simulacro de la felicidad.

P. Es importante sentirse bien con nuestro aspecto físico. ¿Dónde considera que empieza la obsesión?
R.
Es importante sentirse bien con un mismo, pero no solamente en el aspecto físico sino en todos los aspectos de la vida para así lograr una plenitud existencial o felicidad. Para que la vida funcione bien y uno sea feliz se requiere que, aparte de prestar atención a la belleza, se preste atención a otros ámbitos muy importantes: la familia, los amigos, las personas necesitadas, los estudios y proyectos profesionales. El itinerario obsesivo empieza cuando decido ubicar a la belleza en los primeros puestos de mi escala de valores, como un elemento definitivo en la vida de una persona. Los síntomas iniciales de la hipertrofia de la belleza son: pensamientos reiterativos sobre la forma e imagen corporal, aumento del tiempo de dedicación a embellecerse, excesivo control del peso y la comida, excesivo número de selfies hechos durante el día y manipulación de las imágenes, preocupación creciente por los likes recibidos en redes, mucho tiempo conectado en redes, preocupación elevada antes mínimas imperfecciones físicas.

P. ¿Qué es un TCA? ¿Hay factores biológicos y psicológicos que predisponen?
R.
Se trata de una alteración persistente en los comportamientos relacionados con la alimentación que terminan causando un deterioro significativo de la salud física y del funcionamiento psicosocial. Aunque sí que hay predisposición, no se trata solo de una mera restricción de alimentos o el deseo de querer un cuerpo perfecto representado por la delgadez extrema. Intervienen otros factores. No existe duda de la multicausalidad que explica su aparición y mantenimiento. Están implicados factores de muy diversa índole, desde genéticos y biológicos a cuestiones culturales, con una importantísima implicación psicológica. Los adolescentes, inmaduros y en plena etapa de desarrollo, resultan especialmente vulnerables.

Tanto la opinión de los demás como los mensajes publicitarios emitidos por muy diversos canales, les lleva rápidamente a comparar su apariencia con los cánones de belleza imperantes.

Por su edad, tienen una imagen corporal aún poco definida e inestable, son muy sensibles a la manipulación. Son proclives a definirse comparando su apariencia física con la de otros y no poseen los recursos psíquicos necesarios para defenderse de tamañas ficciones publicitarias. También se ha descubierto la tendencia al perfeccionismo personal como otro de los rasgos definitorios. La mayor parte de los casos de anorexia/bulimia se concentra en chicas.

P. Marcas como Oysho o Victoria´s Secret han dado un vuelco a su estrategia y cada vez incluyen más mujeres con cuerpos que se salen del canon de belleza asociado a la extrema delgadez. ¿Cree este giro en la industria de la moda viene para quedarse?
R.
Sin duda son positivas esas iniciativas de estas grandes empresas de la moda de ropa, y ojalá vengan para quedarse, aunque lamentablemente siempre el interés comercial y económico resulta muchas veces el criterio de decisión. De hecho, entre otros, el que los beneficios se hayan visto disminuidos ha constituido uno de los motivos del cambio de política. Pero, lo que sobre todo resulta muy importante ha sido la cancelación de los famosos desfiles de los Ángeles de Victoria´s Secret, cuyas modelos debían someterse a ejercicios y a dietas extremas, a estrictos controles para ser seleccionadas.

Son conocidos los casos de participantes en esos desfiles que han acabado padeciendo anorexia/bulimia nerviosa.

Por otra parte, se ha constatado una significativa influencia negativa en muchas chicas que han pretendido emular los cuerpos de esas modelos. En definitiva, poco a poco, estas empresas van cayendo en la cuenta de que el llamado empoderamiento femenino no puede reducirse a alcanzar un estricto canon físico y de belleza que sale de lo normal. En cambio, el empoderamiento femenino, realzar la fuerza de la mujer como ser humano, depende de aspectos y valores mucho más importantes que la belleza física. Aunque no hay que menospreciar el moderado cuidado por el aspecto físico, habría que potenciar otros elementos que tanto a mujeres y a también a los hombres les otorga una especial atracción y poder: su simpatía y amabilidad, su inteligencia, su sentido del humor, su capacidad de preocuparse por los otros, etc.

P. Barbara Palvin o Ashley Graham están consideradas como dos de las modelos mejor pagadas y ninguna cumple el 90- 60- 90. ¿Ayudará a muchas jóvenes a sentirse aceptadas?
R.
Sin duda alguna en una sociedad tan mimética como la que vivimos, todo lo que sea que actrices, modelos, cantantes, etc. muestren la diversidad corporal que existe en el mundo, ayudará a ir abandonando los estereotipos de modelos únicos y uniformes de mujeres y hombres que son causa de frustración y baja autoestima para muchos. Hemos de conseguir que esas personas famosas se conviertan en altavoces mundiales de la belleza real, una belleza normal que integre razas, tallas, formas, y tamaños corporales diferentes que representan de modo más perfecto y completo a la mayor parte de la humanidad y no solo a unos pocos.

Natalia Pérez García

Te puede interesar:

- Vigorexia en adolescentes, qué hay detrás de su obsesión por el deporte

Una persona con sobrepeso ve la comida como una recompensa