Actualizado 18/06/2022 21:58

Hidratación en bebés y niños, guía rápida para padres

La hidratación en bebés y niños es un tema muy importante durante el verano.
La hidratación en bebés y niños es un tema muy importante durante el verano. - ISTOCK

Se acerca el verano y las altas temperaturas son buena prueba de ello. Y cuando sube el mercurio hay que prevenir, en especial grupos de riesgo como pueden ser los bebés. Y es que el calor puede invitarnos a disfrutar de actividades en familia, como una visita a la piscina o una jornada en la playa. Pero también puede dar lugar a situaciones menos agradables como las deshidrataciones.

Velar por el bienestar de los más pequeños de la casa es un objetivo que deben asumir los padres, como responsables de los hijos. Con este fin, desde la Cátedra Interna de Estudios Avanzados en Hidratación (CIEAH) se dan varios consejos con los que asegurar la hidratación en lactantes y niños. Recomendaciones con las que asegurar el bienestar de los más pequeños de la casa.

Hidratación en lactantes y niños

Las cantidades de agua para mantener el estado de hidratación adecuada cambia de niños y lactantes a adultos. El contenido de agua corporal en los bebés es mayor que en el de una persona de más edad. Los más pequeños de la casa son particularmente vulnerables a los efectos de la deshidratación, pero no es fácil apreciar cuándo un bebé precisa de líquidos.

En el caso de los niños, estos participan en actividades en las que pueden olvidarse de beber, por lo que corresponde a los padres asegurarse de que tienen una adecuada hidratación En especial cuando están participando en rutinas que tienen lugar en climas cálidos. En cualquier caso, estos son algunos consejos para mantener a los más pequeños de la casa en condiciones óptimas:

- Los bebés alimentados con leche materna se mantienen bien hidratados, pero los pequeños que reciben leche de fórmula pueden necesitar una ingesta adicional de agua

- Es obligatorio ofrecer a los niños bebidas antes y durante las horas de juego, y animarles a que tomen descansos a la sombra

- Las bebidas frescas pueden parecer más apetecibles con un tiempo caluroso.

- Muchos alimentos, como frutas y verduras, tienen un alto contenido de agua y pueden contribuir a la ingesta de agua

¿Cómo tratar la deshidratación en niños?

Hay que diferenciar entre la deshidratación leve y la severa. Cada una de ellas requiere los siguientes tratamientos:

- Deshidratación leve a moderada. Se debe aplicar soluciones de hidratación ora, y ofrecer bebidas con sorbos regulares, así como leche, fruta, zumos y, por supuesto agua. También se les debe dar alimentos en pequeñas cantidades, con altos niveles de líquidos. Se deben evitar los jugos concentrados y las bebidas crbonatadas.

- Deshidratación severa. Requerirá tratamiento hospitalario, recibiendo fluidos intravenosos y terapia acelerada de hidratación oral.

Damián Montero

Te puede interesar:

El ejercicio físico, el calor y la deshidratación en niños

Bebidas para niños, ¿cuáles son las más sanas?

Agua, ¿qué cantidad deben beber los niños?

- La deshidratación de los niños al hacer deporte con calor

Contador

Más información