La diarrea en los bebés

Cuidados para la diarrea del bebé
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Hasta que tu hijo cumple su primer año de edad y empieza a balbucear sus primeras palabras, los padres debéis interpretar si se encuentra bien o mal. Para ello, es importante conocer los síntomas que indican cuándo acudir al pediatra. Este es el caso de las diarreas en los bebés, generalmente causadas por un virus denominado Rotavirus.

Los pediatras hablan de diarrea en los bebés cuando existe una disminución en la consistencia de las heces o un aumento de su frecuencia. No siempre suponen una urgencia médica, a no ser que el pequeño presente síntomas de deshidratación. Normalmente son causadas por un virus conocido como rotavirus, suelen coexistir con cuadros respiratorios de tipo catarral y puede dar décimas.

Atención a la posible deshidratación del bebé

La complicación principal de la diarrea es la deshidratación por la pérdida excesiva de líquido. Los principales síntomas de deshidratación son el decaimiento, la sequedad en la boca (que la lengua no esté mojada), la falta de lágrimas, la escasez de orina (no hacer pis en 8 horas), una orina concentrada y de color oscuro, la piel seca, los ojos hundidos y la fontanela anterior deprimida (como una excavación). Por tanto, el objetivo principal del tratamiento de la diarrea es prevenir la deshidratación.

La diarrea: una enfermedad de fácil contagio

La diarrea, una enfermedad de fácil contagio

La diarrea vírica es muy contagiosa. Su transmisión se conoce como "fecal-oral", es decir, al cambiar al bebé podemos tocar las heces, más tarde llevarnos las manos a la boca y contagiarnos. Por esta razón, los especialistas insisten en la necesidad de lavarse muy bien las manos después de cada cambio de pañal, sobre todo cuando hay más niños en la casa que pueden contraerla fácilmente.

La piel del culito de tu bebé puede irritarse debido a la diarrea. Cambia con frecuencia sus pañales, lávalo bien y protégele con una gruesa capa de vaselina u otro ungüento similar. Esta protección es particularmente necesaria por la noche y cuando el bebé duerme la siesta.

Tratamiento de la diarrea en los bebés

La mayoría de los pediatras no recomienda su tratamiento con antibióticos, excepto en casos de extrema gravedad. Lo importante es que hidrates constantemente a tu hijo. Respecto a la dieta, debes mantener las mismas pautas en las comidas de los niños; tanto si le estás dando el pecho a tu hijo, como si le alimentas a base de biberones, no debes modificar las pautas en tu alimentación, ni en la de tu hijo. A partir de los cuatro meses, si toma sólidos, puedes cambiar sus cereales habituales por los de arroz, así como preparar las papillas de frutas a base de astringentes, como el plátano y la manzana. Es bueno saber que tu hijo contraerá la infección más de una vez en su infancia, aunque los brotes de esta enfermedad tenderán a ser más leves que el primero.

El pediatra puede recetarte antidiarreicos, como el Tiorfan, compuesto a base de racecadotrilo. Solo en los casos más graves de deshidratación será necesaria una rehidratación endovenosa, es decir, reponerle los fluidos por vía intravenosa en el hospital.

Cuándo acudir al pediatra a causa de la diarrea del bebé

Evidentemente, si algo te preocupa y no sabes cómo solventarlo el especialista es el más indicado para solucionarlo. De cualquier modo, debes acudir al pediatra siempre que detectes signos de deshidratación, sangre en las heces, fiebre por encima de 38'5º, vómitos o una duración mayor de dos semanas.

¿Qué hago si mi bebé tiene diarrea?

- No debes preocuparte si las evacuaciones de tu bebé son verdes o con un anillo de agua, es normal en los bebés que amamantan.

- En los primeros 2 ó 3 meses de vida, tu chiquitín puede tener una evacuación intestinal cada vez que se alimenta. Solo debes preocuparte si de golpe éstas aumentan su frecuencia.

- Una manera sencilla de detectar la deshidratación es pellizcar la tripita de tu hijo. Un mal síntoma será cuando la piel se mantenga blanca durante uno o dos segundos, por lo que deberéis actuar inmediatamente y acudir al médico.

- Si le das el pecho, quizá ayude a tu hijo alimentarle a intervalos más frecuentes. Si ya toma alimentos sólidos le vendrán muy bien: papillas de arroz, puré de manzana, plátano chafado, zanahoria machacadita, puré de patatas y otros alimentos de alto contenido de fibra.

Grados de la diarrea

Por su duración en el tiempo

-  Aguda: si dura una semana.

-  Crónica: más de dos semanas. Hay que buscar otras causas diferentes al rotavirus.

Por su intensidad

-  Leve: hay poca evacuación, suelta o blanda.

-  Moderada: hay un aumento en la frecuencia y cada vez es más líquida.

-  Grave: hay muchas evacuaciones acuosas y abundantes.

Causas de la diarrea

-  Por una infección vírica de la pared de los intestinos (rotavirus).

-  Por bacterias o por parásitos. Suelen presentar sangre en las heces y fiebre.

-  Por una alergia o intolerancia a la proteína de la leche de vaca.

-  Por intolerancia a la lactosa.

Mayte Notario
Asesoramiento: Dr. Pedro de León Molinari. Pediatra. 

Te puede interesar:

- Niños en la guardería: 10 procesos febriles al año

- Diarrea crónica en niños: por qué se produce y qué dieta seguir

- Niños con alergia a la leche

- Averigua si tus hijos comen de forma equilibrada

- El estreñimiento en bebés

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.