Zapatillas con ruedines para niños: ¿qué dicen los podólogos?

correo
Zapatillas con ruedines
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Las zapatillas con ruedines o heelys, que combinan calzado y patines, están de moda, triunfan entre los niños y raro es el parque o patio de colegio en los que no se ve a niños que llevan este nuevo artilugio con el que se divierten, echan carreras y utilizan, incluso, como un tipo de calzado habitual.

Sin embargo, las modas no siempre están ligadas a una buena salud y las zapatillas con ruedines no son una excepción en este aspecto. Así lo expresa el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España, que afirma que "el uso de este calzado a largo plazo, puede ocasionar problemas en los pies derivados de su peso, de la altura del tacón, de la falta de flexibilidad y del propio “ruedín” y su inestabilidad". Este organismo se basa en un estudio realizado por la Universidad Miguel Hernández, de Elche, en donde se alerta de que el uso de heelys tiene efectos negativos en los pies de los niños. 

De hecho, tras conocer este estudio, el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España recomienda a los centros educativos, fundamentalmente de infantil y primaria, que prohíban a los niños que acudan al colegio con los heelys, comúnmente conocidos como calzado con “ruedines”.

Zapatillas con ruedines: el regalo estrella de Navidad

Esta atención sobre las zapatillas con ruedines surge a raíz de que este calzado se convirtiera en un regalo típico de las pasadas Navidades a los niños. Un hecho que despertó la atención de los podólogos ya que cada vez más escolares acudían al colegio con este calzado. Es por ello que la Universidad Miguel Hernández puso especial atención en los heelys durante el estudio que realiza desde hace más de 10 años y en el que vela por la salud podológica de los niños en los centros educativos de la Comunidad Valenciana.

En este estudio se ha analizado una muestra de cien niños con edades comprendidas entre los 2 años y medio y los ocho años y medio. El día que tocaba revisión para tomar datos en este estudio, el 11% de los escolares acudieron con heelys al colegio, principalmente niñas. Este hecho despertó la alarma entre los podólogos ya que esto supone que los alumnos portan estas zapatillas durante al menos las ocho horas.

Una prenda que como afirma Roberto Pascual, director de este estudio, "no es un calzado sino un juguete". Por lo que en su opinión, las zapatillas con ruedines o heelys deberían dejar de venderse en zapaterías y ofertarse únicamente en jugueterías. Pascual también confía en que los heelys sean una moda pasajera ya que su uso a largo plazo puede ocasionar problemas en los pies ya que pesan más que los zapatos o el calzado recomendado, la altura del tacón es excesiva y presenta una falta de flexibilidad preocupante. Además de la inestabilidad que provoca el ruedín en la suela.

Riesgos del uso de zapatilas con ruedines para los niños

Son muchos los peligros que presentan para la salud del pie de los niños el uso de heelys en opinión de los podólogos.

1.   La altura del talón. Es más preocupante, según los expertos, ya que en las zapatillas con ruedines esta puede aumentar hasta los cinco centímetros. Este hecho hace que la parte anterior del pie no soporte la mayor parte del peso corporal, misión para la que anatómicamente está diseñado el talón ya que descalzos soporta el 75% de esta carga.

Si el tacón del calzado aumenta, la carga de peso que soporta el talón disminuye y esta recae sobre el antepié. Esto puede ocasionar problemas de crecimiento, metatarsalgias (dolor en los huesos que unen los dedos con la parte anterior del pie) y la enfermedad de Freiberg (caracterizada por la pérdida de flujo sanguíneo en los huesos del pie). El director de este estudio advierte que en el caso de las zapatillas con ruedines el aumento de la carga en el antepié aumenta hasta un 40%, lo cual es similar al uso de un tacón de 5 centímetros. Un hecho preocupante si se tiene en cuenta que el escolar pasa una media de 6 horas diarias en el colegio mientras lleva puestas estas zapatillas.

2.  La presión sobre el talón es superior a la media. Este estudio pone el ejemplo de una niña que pese 32,4 kg y mida 128 centímetros y cuya presión  en el talón es de 2,072 gramos por centímetro cuadrado. Este número aumenta hasta 5,017 gramos/ centímetro cuadrado cuando se usan zapatillas con ruedines y puede alcanzar los 8,743 si se despliega la rueda.

El estudio refleja que entre los escolares que emplearon heelys durante la revisión se apreciaron presiones sobre el talón entre 1,5 y 2,7 veces superior a la media. A largo plazo puede provocar un acortamiento de la musculatura posterior (gemelos, sóleo e isquiotibiales). Este hecho puede derivar en la aparición de pies planos. Pascual aclara que si el uso de zapatillas se reduce a breves momentos de ocio no hay que preocuparse, únicamente existen estos problemas si se porta este calzado durante largos periodos de tiempo a lo largo del día.

3. El peso de este calzado dobla el de una zapatilla deportiva normal. Pascual pone el ejemplo de una talla 33 que normalmente pesa 418,85 gramos mientras que en el caso de los heelys este número aumenta hasta los 867,25 gramos. Los podólogos advierten que puede derivar en problemas de cadera ya que el esfuerzo para levantar el pie a la hora de caminar aumenta excesivamente.

Recomendaciones de los podólogos sobre el uso de heelys

Ante los resultados de este estudio, el Consejo General de Podólogos recomienda a los centros escolares que no permitan a sus alumnos acudir al colegio con heelys al igual que se prohíben otros objetos como los móviles. También se hace un llamamiento a los padres a quienes se aconseja no poner a sus hijos este calzado ni ningún otro que no esté pensado para pasar horas de pie ya que el hecho de portar zapatillas diseñadas para el fútbol también podría ser perjudicial.

También se llama la atención de los comercios ya que como se dijo antes este calzado no debería ser ofertado por zapaterías sino por jugueterías ya que no está considerado como una zapatilla normal. Al mismo tiempo se recomienda que el uso de heelys  por parte de los niños nunca supere las dos horas semanales.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Anomalías en los pies de los niños

-Todo lo que necesitas saber sobre los pies planos

- Primeros pasos, los zapatos ideales para los niños

- Dudas frecuentes de los padres sobre los zapatos de los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.