Porterías de fútbol, guía para un uso seguro

Cómo emplear las porterías de forma segura
Foto: ISTOCK Ampliar foto

La actividad física es necesaria por múltiples motivos. Pero esta obligatoriedad no impide que no se pueda divertir quien la practica. Hay muchas formas de pasarlo bien mientras se hace ejercicio: pasear al perro, caminar en familia, patinar, o practicar un deporte tan admirado como el fútbol.

Siempre que sea sana, una competición de fútbol es bien recibida para divertirse y pasar un buen rato. De hecho existen muchos productos en el mercado que permiten practicar este deporte en casa, como es el caso de las porterías. Sin embargo, estos artículos requieren de una gran vigilancia y atención para asegurar una total seguridad mientras dura el juego.

El peligro de las porterías de fútbol para los niños

No prestar atención a la hora de comprar una portería de fútbol para casa puede salir caro. Cada año se producen en torno a 7000 lesiones relacionadas con estos artículos en toda la Unión Europea. La mayoría de ella traumatismos craneales o golpes en cuello y espalda debido a que este objeto se desenclavó y cayó encima de un niño que practicaba deporte en sus cercanías.

Para asegurar que los niños a nuestro cargo no sufren ninguno de estos accidentes hay que velar por su seguridad desde la hora de la compra. A la hora de adquirir una portería de fútbol para casa hay que vigilar porque cumpla la normativa EN 748 que indica que este producto cumple con las leyes que estipula la Unión Europea para estos artículos.

En cuanto a los modelos de portería que más se recomiendan, la Asociación Española de Pediatría, AEP, recomienda los siguientes:

-  Porterías que emplean técnica de contrapeso ensanchando su arco, con el fin de cargar más peso en la parte trasera de la misma y alejar la carga principal de los postes frontales-

-  Porterías con materiales ligeros en los postes frontales y para el larguero y más pesados para la barra trasera y el marco. Así, se requerirá mucha fuerza para vencer la portería hacia delante.

-  Porterías con un marco trasero pesado que pueda plegarse cuando no se utilice, haciendo más difícil que la portería se vuelque.

Cómo usar las porterías de fútbol de forma segura

No solo hay que velar por la seguridad a la hora de adquirir una portería de fútbol. También hay que tener en cuenta una serie de nociones a la hora de adquirir uno de estos artículos:

-  Seguir las instrucciones del fabricante para su montaje, instalación, almacenamiento y mantenimiento. Cada modelo requiere distintas cosas que hay que cumplir.

Anclar siempre de manera segura las porterías portátiles.

-  Nunca se debe trepar por la red o colgarse en el marco de la portería.

-  Dejar bien claras las normas de seguridad a los niños antes de empezar el partido.

-  Antes de un partido hay que asegurarse de que la portería está debidamente anclada y de que el marco y de que las fijaciones de la red no muestren ningún signo de deterioro.

-  Comprobar todas las piezas de ensamblaje y sustituir inmediatamente aquellas que falten o que estén deterioradas.

-  Asegurarse de que las pegatinas de seguridad estén perfectamente visibles.

-  El transporte de la portería siempre debe realizarlo un adulto para evitar que los menores sufran un accidente por la carga de peso.

-  Recordar que la portería es un sitio donde se meten goles, no un elemento con el que jugar trepando y de otra forma.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Hinchables para niños: normas para un uso seguro

- Prevenir accidentes: ¿podemos hacer niños prudentes?

- Las caídas son la primera causa de hospitalización en niños

- Golpes y fracturas en los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.