Las caídas son la primera causa de hospitalización en niños

correo
Las caídas son la primera causa de hospitalización en niños
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Bajar las escaleras, cruzar la carretera, montar en juguetes de ruedas... son algunos de los riesgos de una larga lista de peligros que pueden hacer que nuestros hijos tengan una caída. Y es que según advierte la Asociación Española de Pediatría AEPED, las caídas son la principal causa de hospitalización en menores de 19 años.

Uno de los peligros a los que más están expuestos los más niños son las caídas, principal causa de las lesiones que reciben. Sin embargo, la mayor parte de las ocasiones estas lesiones o golpes no reciben toda la atención que deberían porque la mayoría de las caídas no tiene consecuencias. Pero ojo, las caídas pueden ser mucho más graves que otras lesiones sufridas por nuestros hijos.

Caídas, principal causa de hospitalización en niñoa

Y es que las caídas son un riesgo a tener muy en cuenta dentro del cuidado de nuestros hijos. Así lo hace saber la Asociación Española de Pediatría, AEPED que señala que las caídas es la principal causa de hospitalización en menores de 19 años dentro de la Unión Europea, UE. Y lo que es aún más preocupante, las caídas son la tercera causa de muerte dentro de este grupo social en la UE.

Tipos de caídas según la edad de los niños

La AEPED apunta que dentro de los menores de 19 años, los más propensos a sufrir estos percances son los más pequeños, además de los varones adolescentes. El tipo de caída varía en función de la edad; así mientras es más común que los menores de dos años se precipiten desde muebles o brazos de sus cuidadores, en el sector de uno a cuatro años lo más frecuente es que caigan desde ventanas, escaleras o equipamientos de juego como bicicletas o andadores.

Por su parte, entre los adolescentes, lo más habitual es que se precipiten mientras realicen un ejercicio físico o desde alturas como tejados o muros. Por ello, hay que tener en cuenta los escenarios en donde se producen las caídas para poner todo el empeño posible en prevenirlas. De este modo se evitarán numerosas lesiones, como fracturas o contusiones, no deseadas.

Caídas que se pueden prevenir

Hay varios elementos en nuestros hogares que pueden provocar la caída de los más pequeños de la casa. Sin embargo, si se siguen una serie de consejos prácticos se podrán prevenir que finalmente nuestros hijos sean víctimas de estos peligros que a menudo pasan desapercibido.

Tipos de caídas según la edad de los niños

1.  Andadores. Son varios los expertos que desaconsejan el uso de andadores para nuestros hijos. Comúnmente se piensa que con un andador el niño está más seguro, algo que no es cierto ya que la velocidad a la que puede producirse la caída es mayor, incrementándose el riesgo de lesiones. Si se opta por la compra de uno de estos objetos, habrá que ver que cumple con la normativa europea y tener siempre controlado al pequeño que lo usa.

2.   Escaleras. Uno de los escenarios más peligrosos en todo hogar con más de una planta y más si los pequeños están aprendiendo a andar. Para evitar que los pequeños recorran las escaleras sin nuestra supervisión se recomienda instalar en el pie y en la parte superior barreras protectoras, muy bien atornilladas para que el peso del niño no las venza. También se recomienda barreras verticales en lugar de horizontales para evitar que se escalen.

3. Cambiadores. Lo más recomendable es no perder de vista al bebé en ningún momento mientras está en el cambiador. Para evitar caídas puedes cambiar a tu hijo en una colchoneta en el suelo. Un breve descuido de la persona que está atendiendo al niño puede provocar que este se precipite desde una cama o mesa en un cambiador.

4.   La trona. En muchas ocasiones una caída desde la trona se produce por una deficiente sujeción. Por ello, se recomienda usar siempre el arnés o cinturón que está colocado entre las piernas de los niños para evitar movimientos. Lo mejor es comprar también una silla estable y pesada en su base para evitar balanceos del pequeño que puedan hacer caer la trona.

5.   Ventanas. La más peligrosa de todas las caídas y la que puede provocar daños mortales con mayor probabilidad en nuestros hijos es la caída desde una ventana o balcón. Siempre que el niño esté en un mueble tipo trona, lo mejor es que ésta se coloque lejos de la ventana para evitar que el niño llegue a ella por sus propios medios. Además, es también aconsejable instalar mecanismos que abran parcialmente la ventana y no en su totalidad.

6.   Literas. Está totalmente desaconsejable que los menores de seis años duerman en la parte superior de la litera. Para evitar caídas, colocar una barrera de seguridad en la cama superior hará que una precipitación durante el sueño se haga muy difícil para los niños.

7.   Muebles. Un objeto de deseo para los jóvenes aventureros que ven en los muebles una cumbre que escalar. Por ello, explicar que estos objetos no son juguetes será un buen método para prevenir caídas. Además, una buena sujeción a la pared servirá para que en caso de que los pequeños traten de treparlos los muebles cedan y vuelquen.

8.  Carritos de supermercados. En ocasiones, una breve distracción al mirar un precio o alcanzar un objeto puede provocar que el niño caiga al suelo. Aprovechar las sillas con cinturones de sujeción que proporcionan algunos carritos de supermercado puede ser la solución. No obstante, el carrito del supermercado es para llevar la compra no para subir a los niños y debe evitarse esta práctica en cualquier caso.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Golpes y fracturas en los niños

- Golpes en la cabeza, ¿qué hacer ante un coscorrón?

- Golpes en los dientes de los niños

- Los niños en bicicleta y el uso del casco

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.