Consejos para el primer verano con tu bebé

El primer verano con  tu bebé
Foto: ISTOCK Ampliar foto

La llegada de un hijo es una buena noticia en todos los sentidos. Un nuevo miembro en la familia también supone enfrentarse a un mundo hasta ahora desconocido, más aún si se es padre primerizo. Son muchas las dudas que surgen con la llegada del verano ya que en esta época hay que extremar los cuidados y precauciones con los recién nacidos.

Si este es tu caso y eres padre o madre primerizo presta atención porque te vamos a mostrar algunas recomendaciones para pasar el primer verano junto a tu hijo. Consejos que responden a algunas de las dudas más extendidas entre aquellos que inician la paternidad en verano como por ejemplo si es bueno bañar en la playa a un bebé o a partir de qué edad es recomendable viajar con ellos.

Dudas frecuentes sobre el primer verano del bebé

Como hemos dicho enfrentarse a la paternidad significa tener que afrontar a preguntas a las que a priori no tenemos respuesta. Más aún si sucede en verano, época en la que si cualquier persona debe extremar las precauciones, una persona tan pequeña y delicada como un bebé debe hacerlo más. Algunas de estas dudas más frecuentes en padres y madres durante el verano son:

1 ¿Se puede llevar a un bebé a la playa? Por lo general no se recomienda llevar a un bebé a la playa hasta que no haya cumplido los seis meses ya que la exposición al Sol será demasiado dura para su piel. Incluso una vez que haya pasado dicha edad, se deberá evitar la exposición a esta luz en las horas de mayor peligro y siempre es recomendable que lleve ropa adecuada para el calor, como una gorra y permanezca debajo de la sombrilla.

El primer verano con tu bebé

2  ¿Se puede bañar al bebé en el mar? No es recomendable meter a un bebé en el agua del mar si este tiene menos de seis meses. La cantidad de sal que contiene esta agua y el efecto lupa que se produce en su interior es una mala combinación para la piel tan sensible de los recién nacidos. También se aconseja llevar una piscina hinchable para que el pequeño pueda disfrutar en el agua sin asustarse por el oleaje.

3  ¿A qué edad puede empezar a viajar? 15 o 20 días después de haber llegado al mundo, el bebé puede empezar a realizar viajes. Pero se recomienda que estos trayectos sean cortos y que incluyan varias paradas para atender las necesidades del niño. También se debe llevar abundante agua para asegurarse que el pequeño está continuamente hidratado.

4  ¿Playa o montaña? Como hemos visto la playa puede ser menos aconsejable para aquellos bebés menores de seis meses. Si este es tu caso, un destino de montaña puede ser más recomendable. Eso sí, asegúrate de que en las proximidades del lugar donde habitéis estos días haya un centro de salud para acudir en caso de problemas. Si se opta por una zona con piscina, recuerda que sumergir al bebé en este medio le causará irritación en la piel por culpa del cloro.

5  ¿Qué factor de crema es recomendable? Como hemos dicho a lo largo de este artículo, la piel del bebé es extremadamente sensible, por lo que se han de extremar precauciones a la hora de pasearlo. Por ello se recomienda emplear cremas infantiles con los factores más altos. Además nunca debe faltar en el equipaje del bebé una gorra y ropa de algodón ligera que ayude a protegerle de la influencia de los rayos solares.

6  ¿Se debe usar el aire acondicionado? Nunca se debe exponer al bebé directamente al chorro de aire frío que expulsan estas máquinas. Sin embargo, en días de demasiado calor sí que se puede conectar el aire acondicionado a una temperatura de 24-25 grados cuando el pequeño no esté en la sala y posteriormente traerlo a su interior una vez que se alcance esta temperatura.

7  ¿Qué medio de transporte es el más recomendable? El autobús queda descartado por sus estrechas dimensiones y la poca facilidad que ofrece para llevar el equipaje que requiere un bebé. El tren aunque si bien ofrece más espacio para ambas cosas tampoco aconsejable por las molestias que se pueden generar en otros pasajeros y la incapacidad de parar si surge la necesidad de hacerlo. Por ello lo mejor es decantarse por un viaje en coche, siempre y cuando el destino no sea demasiado lejano.

8  ¿Se pueden emplear repelentes de insectos? Como hemos dicho, la piel del bebé es muy sensible por lo que el uso de repelentes debe ser la última opción ya que puede generar reacciones en su piel. Es preferible emplear mosquiteras en su habitación o usar ropas que cubran su piel. Si finalmente se optan por estos productos, asegurarse que el envase indique que se pueden usar en niños de esta edad.

Damián Montero

Te puede interesar:

El verano del bebé: al aire libre

- Cómo vestir al bebé en verano

- Prepara a tu bebé para el verano

- Claves para proteger a los bebés de los golpes de calor

- La alimentación del bebé en verano

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies