Actualizado 04/04/2021 17:50 CET

Competencias clave en educación, ¿qué deben aprender nuestros hijos?

Archivo - El peso de la mochila y el sedentarismo, enemigos a evitar en esta vuelta al cole
Archivo - El peso de la mochila y el sedentarismo, enemigos a evitar en esta vuelta al cole - ISTOCK - Archivo

El aprendizaje es una actividad que se reparte en tres esferas: la familiar, el entorno social de los hijos y el colegio. De estas tres, la escuela es la que más aporta al currículum académico. Multitud de conocimientos se transmiten dentro de las aulas, y no solo la teoría sobre las diversas asignaturas que componen el año académico. Varias son las competencias que enseñan los docentes y que permiten que el alumno desarrolle distintas habilidades muy necesarias en su futuro.

¿Qué aprenden los niños en el colegio? ¿Qué competencias van formando su currículum académico? Desde el Ministerio de Educación se han enunciado varias de ellas, teniendo en cuenta las distintas enseñanzas, para que los profesores las transfieran a sus alumnos. De esta forma se asegura la adquisición de destrezas indispensables para permitir que nuestros hijos alcancen el pleno desarrollo personal, social y profesional.

¿Cuáles son las competencias clave?

Teniendo en cuenta lo indicado por el Ministerio de Educación, estas son las competencias clave que deben marcar la vida académica de los alumnos:

- Competencia en comunicación lingüística. Es el resultado de la acción comunicativa dentro de prácticas sociales en donde el individuo interacciona con otros interlocutores y a través de textos en múltiples modalidades, formatos y soportes.

- Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología. Por un lado, la competencia matemática implica la capacidad de aplicar el razonamiento matemático y sus herramientas para describir, interpretar y predecir distintos fenómenos en su contexto. Esta requiere del manejo de números, medidas y estructuras, así como de operaciones y comprensión de términos de esta rama de la ciencia.

Por su lado, las competencias básicas en ciencia y tecnología proporcionan un acercamiento al mundo físico y a la interacción responsable con él a través de distintas acciones, tanto individuales como colectivas. Se pretende contribuir al desarrollo del pensamiento científico y la racionalidad, así como destrezas tecnológicas que tengan como fin la adquisición de nuevos conocimientos.

- Competencia digital. La competencia digital pretende que los niños sepan usar los recursos tecnológicos como herramientas para resolver problemas, buscar, obtener y tratar información. Al mismo tiempo para procesar datos de manera crítica y ser capaces de crear contenidos. Para ello se hace necesario conocer los derechos y los riesgos del mundo digital, así como conocer su lenguaje específico y detectar fuentes de información válidas.

- Competencias sociales y cívicas. Son las que se encargan de enseñar a los niños los códigos de conducta aceptados en distintas sociedades y entornos, comprendiendo conceptos de igualdad y no discriminación. De esta forma, el alumno aprenderá a comunicarse de manera constructiva desde la tolerancia.

-  Sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor. Con estas destrezas el niño será capaz de comprender el funcionamiento de la sociedad, identificando oportunidades para actividades personales, profesionales y comerciales. Se pretende dotar al alumno de capacidad de análisis, planificación, organización y gestión, así como de adaptación al cambio para resolver problemas.

Conciencia y expresiones culturales. A través de esta competencia se pretende dar a conocer la herencia cultural, así como los diferentes géneros y estilos de las bellas artes y sus manifestaciones. De esta manea se busca que los niños sepan aplicar diferentes habilidades de pensamiento y desarrollar su creatividad.

Interacción de las competencias

Inculcar estas competencias no quiere decir que los niños solo vayan a aprender una de ellas. Todas estas destrezas interactúan entre ellas, ya que el aprendizaje se basa en la transversalidad y dinamismo. Por ello no se adquieren en un determinado momento y permanecen inalterables, sino que forman parte de un proceso de desarrollo a través del cual los individuos van adquiriendo distintos niveles de desempeño en todas ellas.

Por ejemplo, la competencia lingüística será necesaria a la hora de
desarrollar la matemática ya que sin ella el alumno no será capaz de leer y entender los enunciados de un problema. Por otro lado, sin las destrezas digitales necesarias, el niño será incapaz de comprender un texto online dados los distintos códigos de comunicación que componen este lenguaje.

Damiám Montero

Te puede interesar:

- Aprendizaje online, ¿qué nos aportará este cambio de estilo?

- Hélène Colinet: "Hay que pensar en cómo llevar de manera online lo que estamos haciendo en clase"

- Así son las clases de los nuevos profesores youtubers

- Clases online: ¿cómo conseguir que los niños se las tomen en serio?

Contador

Para leer más