Actualizado 25/04/2022 16:57

Los efectos de la pandemia en la educación: los retos y el lado positivo

Retos y lado positivo de la educación durante la pandemia
Retos y lado positivo de la educación durante la pandemia - ISTOCK

A finales del 2019 irrumpio en nuestras vidas el Covid19. Una nueva enfermedad infecciosa que, por el riesgo de contagio, ha obligado a toda la sociedad a mantener la distancia social, aislarse y confinarse en los hogares.

La pandemia y las medidas adoptadas para su contencion, han provocado una gran transformacion en nuestras vidas. Ha sido un gran reto global, en todas las areas y ambitos de la sociedad, que se han tenido que adaptar a esta nueva situacion.

En este articulo, nos centraremos en abordar los efectos y dificultades ocasionadas por la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus, en el area de la educación.

Dificultades en la educación derivadas de la pandemia

En el ámbito educativo, la emergencia sanitaria dio lugar al cierre masivo de los colegios de todos los niveles educativos, públicos y privados: colegios de primaria, instituto, universidades y la interrupcion de todas sus actividades presenciales.

Esta suspensión de la actividad presencial, y la necesidad de continuidad de su labor educativa, ocasionó un cambio forzado a una modalidad de ensenanza no presencial y el uso de TIC en educación.

La transformacion digital en educación y el uso de las nuevas tecnologías, era un objetivo a medio plazo. Poco a poco, se iba implantando a distintas velocidades, pero sin prisa. Con la llegada de la pandemia, esta transformacion digital se ha tenido que realizar de forma brusca e inmediata, sin estar preparados para ello.

El cierre de las escuelas durante un largo período y la adaptación a un sistema educativo online, mostro muchas deficiencias y brechas de nuestra sociedad y sistema educativo. Muchos de los problemas que salieron, no eran problemas nuevos, sino que se hicieron mucho mas evidentes con la pandemia:

- La escasa digitalización de muchos centros educativos.
- Profesorado inexperto en la educación online.
- Grandes diferencias sociales en cuanto a la digitalización de los hogares.
- Recursos tecnológicos escasos en parte de la población.
- Dificil conciliación entre las cargas familiares y laborales.
- Falta de apoyo educativo por parte de algunas familias a sus hijos.
- Incertidumbres sobre la alimentación de los escolares en algunos hogares.

Desafíos para continuidad de la enseñanza a distancia y online

Autoridades, organismos, colegios, profesores, estudiantes y familias han tenido que esforzarse al maximo para implementar sistemas aprendizajes a distancia y online, de la forma más inmediata, amplia y eficaz posible. Los desafios y retos han sido enormes para todos.

En cuanto a las autoridades educativas, han tenido que:
- Dotar de recursos a centros educativos y determinados colectivos de alumnos para mejorar la conectividad, salvar la brecha digital y poder continuar la educación de forma no presencial de la mejor forma posible.
- Realizar una reflexion sobre la pedagogía en tiempos de excepcionalidad y adaptar el curriculum a esta situación.
- Ampliar los recursos para realizar extraordinarias contrataciones de profesorado.

Con relacion, a los centros educativos:
- Para continuar con la educación mediante un sistema de ensenanza online, han sido necesarias muchisimas horas de trabajo, unido a un cambio de mentalidad y de metodologia de un dia para otro.
- Hubo colegios mejor preparados que pudieron ponerse en modo online en solo unas semanas y mantuvieron clases con mayor o menor normalidad y para otros de zonas mas rurales o con menos recursos, les ha sido mucho mas dificil.
- Todos han tenido que fortalecer las capacidades de las y los docentes en el uso de las TIC para la ensenanza remota.

El profesorado igualmente ha tenido que realizar un esfuerzo mayusculo para adaptarse a la nueva situacion:
- Aunque la inmensa mayoria habia tenido formacion en cuanto al uso de Tic en educacion, no es lo mismo conocer una herramienta que usarla a diario. Los profesores se han visto en la necesidad de aprender en el aislamiento y adaptarse y buscar soluciones improvisadas cada dia.
- A la sobrecarga de trabajo derivada de tener que replantear toda la planificacion y la atencion al alumnado online, debian conciliar la vida personal, familiar y laboral como cualquier otra persona.

Las familias han tenido que hacer frente a:
- Muchos nuevos problemas de conciliacion familiar y laboral.
- Cambios en los hogares, debido al traslado forzado de las actividades escolares al seno de las dinamicas familiares.
- Dificultades para apoyar las actividades escolares de los menores en el hogar. Debemos tener en cuenta que los padres en la mayoria de casos, aunque tengan tiempo y conocimientos, desconocen los metodos que utilizan los profesores en clase y no siempre disponen de las condiciones para prestar este apoyo.

Por lo que se refiere a los alumnos, durante este periodo:
- Ninos y jóvenes encerrados en casa y sin poder salir, han perdido una parte importante de su desarrollo, en cuanto a la socialización.
- Han aumentado los riesgos asociados a problemas de salud mental y malestar psicológico debido a pérdida de rutinas, reducción del contacto, miedos, sentimientos de soledad.
- El cierre de las escuelas ha impedido a los estudiantes acceder a las actividades extraescolares, espacios de expresión y relaciones sociales que contribuyen al bienestar emocional necesario para el aprendizaje.
- La crisis sanitaria ha puesto de manifiesto grandes desigualdades sociales y educativas.
- Académicamente, las dificultades en los estudiantes, han sido diferentes en función de los ciclos educativos:

Por lo menos, los niños de preescolar y primaria han necesitado el acompanamiento de sus padres o un adulto para poder acceder a la metodologia de educacion online.

Sus padres han tenido que estar disponibles para, con cada uno de sus hijos, seguir en linea las clases. Debemos ser conscientes que esta tarea ha sido muy dificil para las familias y no en todas ellas existe un progenitor que se encuentre en condiciones para manejar los recursos, convertirse en paciente ayudante de los profesores, explicar a sus hijos lo que no comprenden, ayudarles a organizar su tiempo, interpretar las orientaciones orales y escritas que se les plantean.

Igualmente, a estos niveles educativos, por la dificultad e importancia de los primeros aprendizajes, entre los que destaca todo lo relacionado a la lectoescritura, la presencialidad de la educación es imprescindible.

Los alumnos de secundaria y niveles superiores, no saben utilizar la tecnología como recurso de aprendizaje. Ciertamente, estamos ante una nueva generación de estudiantes que, en general, está muy habituada al uso la tecnología digital. Sin embargo, esto no significa que sepan usar la tecnología para aprender; saben usarla para comunicarse, para las redes sociales, pero no la emplean como un recurso de aprendizaje.

Igualmente, los estudiantes de secundaria más desmotivados han aprovechado para “relajarse” en sus aprendizajes y tareas escolares. Con los problemas derivados de la pandemia y de las bruscas implantaciones de esta nueva modalidad… han tenido más ocasiones de “desaparecer” y/o no cumplir con sus obligaciones.

El lado positivo de la pandemia en la educación

Es verdad que la pandemia y la crisis sanitaria, ha causado muchas dificultades, pero su paso también ha dejado algunos beneficios:

• La pandemia ha acelerado el proceso de digitalización en la educación. Las autoridades se han visto obligadas a diseñar nuevas políticas que permitan mejorar la conectividad y salvar brechas y desigualdades para transitar hacia las modalidades de la educación online y repensar los procesos educativos y evaluativos: la educación online no puede limitarse a ser una clase presencial retransmitida por Internet.

• Se ha subrayado, el papel fundamental en las familias en el proceso educativo de sus hijos y la importancia de mantener una comunicación fluida y constante entre profesorado y progenitores.

• El cierre de los centros educativos, ha dado a las familias la oportunidad de pasar más tiempo juntos y fortalecer las relaciones.

• Optimización de recursos por parte de todos los implicados, en cuanto al ahorro de transporte, tiempo y mejora medioambiental. Con la modalidad de enseñanza a distancia y online, acudir a las clases ha sido un más cómodo para alumnos, familias y profesores que necesitan del transporte público o privado a diario.

• En cuanto a nuestros hijos e hijas:
- Han aprendido nuevas habilidades digitales.
- Se han tenido que hacer más responsables y más maduros en sus vidas, afrontando nuevas y difíciles situaciones.
- Hemos visto alumnos, por ejemplo, niños a los que en la educación presencial en sus clases les costaba mucho trabajo relacionarse con los demás o niños con altas capacidades, que cuando se han encontrado en este nuevo entorno digital se han sentido más cómodos, mucho más seguros y han desarrollado su potencial.

A modo de conclusión y resumen final, debemos reconocer el esfuerzo de todos los implicados: alumnos, familias, profesorado, instituciones, autoridades… que han conseguido que la educación no se detuviera. Gracias a todos y el trabajo desarrollado, hemos conseguido afrontar la educación en las condiciones difíciles de los peores momentos de la pandemia.

En estos momentos, la situación epidemiológica y sanitaria ha mejorado y la educación ha podido volver a la presencialidad, pero la educación online y el uso de las Tic en educación han llegado para quedarse y queda mucho camino por recorrer.

Educa Integral. Especialistas en Apoyo Escolar, Psicopedagogia, Psicologia y Logopedia

Te puede interesar: 

- 15 minutos de mindfulness al día para aumentar el bienestar en la pandemia

- El cole en la pandemia: falta de autonomía en el trabajo extraescolar

- 5 formas de sobrevivir sin abrazos en época de pandemia

Contador