Incluir el pescado en el embarazo para mejorar la atención de los niños

Una dieta con presencia de pescado en el embaro repercute de manera positiva en el desarrollo neuronal de los bebés.
Una dieta con presencia de pescado en el embaro repercute de manera positiva en el desarrollo neuronal de los bebés. - ISTOCK

Si una buena dieta ya es un requisito básico en el día a día, durante el embarazo cuidar lo que se come se vuelve todavía más importante. Hay que tener en cuenta que la alimentación de la madre repercutirá en el bebé que se está gestando en su interior. En estos momentos la mujer debe pensar por dos, y es por ello que existen varias recomendaciones para cuidar los platos que se ponen en la mesa.

Un buen ejemplo es la nueva recomendación del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), que a través de un estudio destaca la importancia de incluir pescado en la dieta. Según los datos obtenidos de este trabajo, añadir este plato al menú de la mujer embrazada repercute de manera positiva en la capacidad de atención de los niños, en especial si se realiza esta acción durante los primeros meses de la gestación.

Pescado blanco y azul

Para analizar la influencia del pescado en el desarrollo de los niños, el estudio del ISGlobal ha analizado un total de 1.614 parejas de madres e hijos. Durante el embarazo, estas mujeres contestaron a diversos cuestionarios en donde se contemplaba la frecuencia de consumo de cien alimentos, entre los que se encontraban los distintos pescados que existen en el mercado.

Una vez nacieron estos niños, también tuvieron que realizar el mismo cuestionario en tres etapas distintas de sus vidas: cuando tenían uno, cinco y ocho años. En esta última edad también realizaron una prueba neuropsicológica destinada a analizar su capacidad de atención. En especial los investigadores se centraron en dos respuestas de este test, las "omisiones" (número de errores que el examinado pasa por alto en relación con un estímulo clave) y la rapidez ante los estímulos detectados.

De acuerdo con los datos obtenidos, el consumo de pescado en el primer trimestre del embarazo se relacionaba con una capacidad de atención mayor en los niños, incluso en aquellos casos en donde este producto se incluía pero en las fases tardías de la gestación. Según Jordi Júlvez, autor principal de este artículo, este hecho puede explicarse en tanto que en estos momentos, el desarrollo neuronal del bebé está casi concluido.

Nutrientes y desarrollo

Los responsables del estudio destacan que la formación del cerebro en niños conlleva procesos biológicos muy complejos en los que se incluye, por ejemplo, la generación de neuronas y el desarrollo de la sinapsis. Los nutrientes esenciales, como los ácidos grasos poliinsaturados, fundamentales en esta fase del desarrollo de los niños. "Los ácidos docosahexaenoico (DHA) y eicosapentaenoico (EPA) son los principales PUFAs omega-3 involucrados en el desarrollo neurológico y la fuente principal de ambos es el pescado", explica Júlvez.

Estos nutrientes esenciales participan en la definición de la estructura y de la función cerebral en el feto, ejerciendo un impacto en el desarrollo neuropsicológico a posteriori. La atención es un comportamiento que todos los pequeños necesitan aprender, ya que antecede a otras funciones básicas como la memoria. "Nos centramos en la función de atención porque los trastornos de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) son patologías comunes durante la edad escolar", comenta Jordi Sunyer, director del programa de infancia y medio ambiente de ISGlobal.

Otra de las secciones del estudio es contemplar las diferencias entre los distintos tipos de pescados y maricos: azul, blanco, atún en lata, crustáceos y moluscos. Los hijos de madres con una dieta variada, dentro de esta categoría, como aquellos de mujeres con menús ricos en solo pescado azul o solo blanco mostraron resultados muy positivos en las pruebas de atención.

Por el contrario, si el aporte del pescado únicamente procedía del atún en lata o los mariscos, los resultados eran inferiores. En este punto, los responsables del estudio son cautos e insisten en realizar nuevas investigaciones sobre esta temática para determinar especies y cantidades necesarias de pescado para garantizar un desarrollo cerebral óptimo.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La importancia del calcio en el embarazo

- Embarazos de riesgo por peso inadecuado

- Los mitos de la barriga de la embarazada

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.