Actualizado 03/01/2022 11:37 CET

5 consejos para regalar y ver caras de sorpresa e ilusión en los niños

Regala de forma responsable
Regala de forma responsable - ISTOCK

La Navidad es la época festiva más esperada por todos, pero sobre todo por los más pequeños de la casa, ya que tienen una especial ilusión por los regalos. Sin embargo, los padres debemos tener cuidado con la cantidad de regalos que reciben los niños, ya que una cantidad desmesurada puede saturales, hacerles perder la ilusión y conseguir que solo sea para ellos la apertura de una caja más

"Los niños suelen recibir más regalos de los que necesitan y es habitual que no presten atención a la gran mayoría. Más regalos no equivale a mayor felicidad y, además, se pueden reforzar pensamientos y conductas poco saludables o beneficiosas en edades muy tempranas y claves para su desarrollo psicológico", explica María García Salinas, psicóloga de BluaU Sanitas.

Agasajar a los niños con muchos más regalos de los que pueden asimilar puede fomentar actitudes negativas como la falta de esfuerzo, de realización, necesidades consumistas, la ausencia de ética, la competitividad y la nula percepción del valor de las cosas.

"Los regalos de Navidad pueden ser una forma de educar si se aprovecha el momento clave para inculcar a los niños valores como el compañerismo, la generosidad o la importancia de valorar las cosas que tenemos y las necesidades reales de cada uno. Además, también son una gran oportunidad para fomentar en los niños hábitos saludables y de sostenibilidad", añade María García Salinas.

Artículo relacionado: 
- ¡Tiene de todo! El peligro del exceso en los niños

Consejos para aprender a regalar de forma responsable

Toma nota de este breve listado que ha elaborado la psicóloga María García Salinas para aprender a regalar a los niños de forma responsable y así favorecer su educación y salud:

1. Regalos que fomenten la actividad deportiva

Un clásico de estas fechas es regalar elementos que tengan relación con la práctica deportiva, algo aconsejable ya que introducir a los pequeños en la afición por algún deporte siempre aportará beneficios saludables. Bicicletas, balones, raquetas, etc. "Este tipo de regalos fomentan hábitos saludables, inculcando la importancia de realizar actividad física, lo que derivará en un mejor desarrollo físico y psicológico. Si conseguimos que lo hagan disfrutando, lo mantendrán hasta la edad adulta", explica Amelia Muñoz Calonge, pediatra del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

2. Regalos con componente creativo

Para desarrollar la creatividad y, por tanto, la estimulación cognitiva, los regalos relacionados con la pintura, la música o la lectura son muy recomendables. Lienzos, pinturas, maquetas o construcciones son algunos ejemplos que fomentan aspectos muy positivos como la creatividad y el desarrollo cognitivo.

3. Regalos que se puedan compartir

Para enseñar lecciones de compañerismo, los regalos que pueden ser disfrutados en compañía como juegos de mesa, karaokes o puzles son ideales. Con ellos se consigue que los niños adquieran valores importantes e incluso que mejoren su relación con padres y abuelos contribuyendo a fortalecer los vínculos emocionales.

4. Regalos que sean más sostenibles

Se debe procurar que los regalos que se hagan no supongan un gran desperdicio de plásticos y materiales de un solo uso e intentar reducir el consumo de papel. En este sentido, las experiencias como los viajes o los espectáculos pueden ser una buena opción para eliminar por completo los residuos.

Asimismo, cuando los regalos sean materiales se puede enseñar a los niños a reciclar correctamente todos esos envases, cartones, cajas y plásticos que incluyen. Pensar en regalos cuyo uso pueda ser lo más prolongado posible para evitar que en apenas unos meses deban ser descartados por su desgaste u otros motivos es también una buena opción. Incluso se puede probar a regalar una planta, algo que requiere cuidados y que enseñará valores de responsabilidad y cuidado muy importantes.

5. Regalar lo que el niño/a realmente desee

Se trata de escuchar cuales son las preferencias y necesidades de los pequeños de la casa, en lugar de dar por sentado lo que van a querer o les va a gustar, independientemente de estereotipos o aspectos culturales. Esto hará que se sientan escuchados, comprendidos y reconocidos en sus necesidades y reforzará su identidad y autoestima. Por tanto, teniendo en cuenta todos los consejos anteriores y siempre en la medida de las posibilidades de cada familia, lo más importante es prestar atención y escuchar cuales son las preferencias y gustos de los niños.

Estos sencillos consejos conseguirán que los regalos navideños se conviertan en una gran oportunidad para fomentar buenos hábitos e inculcar valores imprescindibles en su educación.

Marisol Nuevo Espín
Asesoramiento: María García Salinas, psicóloga de BluaU Sanitas y Amelia Muñoz Calonge, pediatra del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja

Te puede interesar:

- El peligro del unboxing de juguetes para los niños

Los regalos de Navidad también educan

- Los efectos del exceso de regalos en los niños

10 planes para frenar el consumismo en Navidad

Contador