Actualizado 05/08/2021 18:40 CET

8 deportes olímpicos perfectos para el desarrollo de los niños

Los Juegos Olímpicos transmiten numerosos valores a los más pequeños
Los Juegos Olímpicos transmiten numerosos valores a los más pequeños - ISTOCK

Cada 4 años todo el mundo pone sus sentidos en una ciudad del mundo en la que se desarrollan uno de los eventos que más captan la atención de las personas. Los Juegos Olímpicos, varias semanas en la que numerosos deportistas dan lo mejor de ellos mismos tras muchísimo esfuerzo y preparación Sin duda, un espejo en el que mirarse para aprender valores como la superación personal, la perseverancia y el trabajo duro.

De hecho, el deporte garantiza numerosos beneficios en el desarrollo de los niños, tal y como se ha dicho antes transmite numerosos valores a los más pequeños de la casa. Por ello, y con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos, la Mondelez Internacional ha realizado un estudio en el que se muestra la percepción de los padres en este sentido y cuáles consideran que son las actividades físicas que más contribuyen a la evolución de los niños.

El deporte es clave

El primer dato que destaca es que el 98% de los padres considera que el deporte es clave en el desarrollo cognitivo y socioemocional de los niños. Por ello es fundamental fomentar la práctica de la actividad física y disfrutar de los Juegos Olímpicos junto a los más pequeños es fundamental, ya que de esta manera se le presenta un amplio abanico de posibilidades para realizar y descubrir aquellas modalidades que más pueden gustarles.

"El propósito de Príncipe es que los niños disfruten de su infancia, para lo cual el juego y la actividad física son esenciales al proporcionarles experiencias gratificantes. Queremos seguir impulsando el desarrollo de un deporte que, además de ser clave para las familias y el desarrollo de los más jóvenes como indica este estudio, transmite valores tan necesarios en nuestro día a día como el compañerismo, el trabajo en equipo o el esfuerzo", comenta Filipe Salsinha, director de la categoría de galletas para Mondelez International Iberia.

Silvia Álava, psicóloga y participante en este trabajo señala que "La actividad física y la práctica deportiva cuentan con sobrada evidencia científica de su importancia en el correcto desarrollo infantil. A todos los niveles: social, cognitivo y emocional. Con ellas trabajan la psicomotricidad, la coordinación, el control de la inhibición, las destrezas finas, la memoria, la toma de decisiones, la resolución de problemas*, capacidades todas fundamentales para conseguir un correcto equilibrio emocional, ayudándoles incluso en un futuro a nivel labora".

8 deportes para su desarrollo

¿Cuáles son los mejores deportes para el desarrollo de los más pequeños? Según los datos obtenidos:

- Baloncesto, atletismo, tenis y gimnasia. Estos deportes tan populares fomentan en concreto la velocidad de reacción, la capacidad de atención y planificación, el control de impulsos, la toma de decisiones y la resolución de problemas.

- Natación y ciclismo. Son dos deportes en auge en los últimos tiempos, especialmente durante la época estival pues tanto niños como adultos pueden practicarlos con más facilidad. De hecho, la natación, según el estudio, es junto al fútbol el deporte que más practican los niños (4 de cada 10). Respecto al ciclismo, al ofrecer libertad de movimiento tanto en lugares de montaña como de carretera, es muy valorada tras la pandemia. En general, los padres creen que estos deportes contribuyen al desarrollo de la comprensión emocional.

- Rugby. Por su parte, el rugby sigue ganando más adeptos cada vez porque fomenta el desarrollo de las habilidades sociales y el reconocimiento de las emociones, claves para logar el equilibrio. "Los deportes grupales son un excelente potenciador de las habilidades sociales. Los niños hacen amigos en los entrenamientos y es importante fomentar esas amistades, además de aprender a relacionarse con ellos. Los equipos deportivos son un entorno excelente para que los niños adquieran esas habilidades sociales", puntualiza la psicóloga Silvia Álava.

- Fútbol. Es, sin duda, el deporte más practicado. Según el estudio de Príncipe, un 44% de los niños lo practica con una frecuencia de casi 3 días por semana. Destaca por la transmisión de valores relacionados con el trabajo en equipo y el esfuerzo, la amistad, la cooperación y la disciplina. Todo ello ejerce una gran influencia positiva en el desarrollo de las habilidades sociales y en la resolución de problemas al fomentar la velocidad de reacción y la comprensión emocional.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo erradicar la violencia en el deporte

- Fútbol y niños: 10 reglas de respeto para padres

- Competición escolar: el papel de los padres

- Cómo elegir el deporte para tu hijo