Cómo erradicar la violencia en el deporte

Erradicar la violencia en el deporte
ISTOCK

Hace tres años Raúl Sánchez, ex-futbolista, al término de un encuentro de una Liga de Veteranos, recibió una patada en la espalda que le produjo lesiones en dos vértebras y también la ruptura parcial de la médula, dejándolo tetrapléjico.

Actualmente, intenta erradicar la agresividad y violencia en el deporte impartiendo charlas en clubs deportivos, en escuelas y organizaciones relacionadas con el deporte, a fin de evitar que se repitan casos como el que le sucedió a él.

Aunque no es un fenómeno nuevo, en los últimos meses se han difundido varios casos de violencia en el deporte en los medios de comunicación: noticias, artículos, videos y grabaciones en móviles que se difunden fácilmente en las redes sociales.

Se producen más casos en los campos de futbol que en cualquier otro deporte, ya que el futbol considerado como el deporte "rey" tiene un masivo seguimiento y despierta muchas emociones en los espectadores.

Agresividad en las gradas: los padres de los futbolistas

Los padres y madres que asisten a las competiciones escolares o a los partidos de sus hijos bastante a menudo se implican exageradamente opinando, gritando e insultando sobre las reglas del juego: contra la actuación del árbitro, critican al entrenador, que si el equipo contrario ha cometido una falta y no la pitado, si es o no un penal. Además a veces gritan órdenes a sus hijos de cómo jugar mejor, etc.

La familia debe ser consciente que sus hijos aprenden por imitación de lo que ven. Los niños aprenden cuando ven o asisten a los partidos de liga si los adultos chillan, insultan y amenazan al árbitro y a los jugadores contrarios y también cuando algunas veces un espectador espontáneo salta al terreno de juego con la intención de pegar al árbitro o a algún jugador.

Si nuestros hijos ven esta violencia y agresividad se educarán desde la falta de respeto y deportividad al equipo contrario y en la cultura "del todo vale" para que gane su equipo. Cualquier acción que provoque una fuerte emoción, como puede ser la pasión que despierta el futbol, esta pasión se puede aprender e interiorizar con fuerza y el niño puede reaccionar de una forma similar en otras situaciones parecidas.

Los valores del deporte para los niños: erradicar la violencia

Todos los expertos, entrenadores, árbitros y padres están de acuerdo en considerar la práctica deportiva como educativa para el buen desarrollo físico del jugador y de su futuro carácter y personalidad.

También consideran que aporta valores positivos como el esfuerzo, la competitividad, la constancia... y en el caso de practicar un deporte de equipo, aporta valores como el respeto al rival, la tolerancia en las decisiones arbitrales aunque les parezca que favorecen al equipo contrario, "el fair play", etc. Aprender a practicar el juego limpio desde la infancia es esencial en la educación de los niños.

Aunque no lo pensemos el deporte también puede favorecer valores negativos. Ejemplo de éstos son cuando los padres, y otros familiares y amigos se comportan inadecuadamente cuando asisten a los partidos de sus hijos. Con el fin de intentar reducir estos problemas de violencia, desde las instituciones, federaciones deportivas y la psicología del deporte están surgiendo programas de intervención para que los padres de los deportistas asuman un papel más respetuoso cuando asisten a los partidos, frente a las actuaciones de sus hijos, árbitros y el equipo contrario.

Mercedes Corbella. Psicóloga y diplomada en Trabajo Social.

Te puede interesar:

Los valores del deporte para la vida de los niños

- Cómo explicar a los niños que existe el mal en el mundo

- 10 reglas de juego limpio para niños y adultos

- Actividades extraescolares deportivas

- Futbol y niños: 10 reglas de respeto para padres

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.