Actualizado 25/04/2022 15:42

7 frases motivadoras que ayudarán a tus hijos a vencer la timidez y a relacionarse mejor

Frases motivadoras para superar la timidez infantil
Frases motivadoras para superar la timidez infantil - ISTOCK

Como padres, muchas veces hemos visto a nuestros hijos en algún entorno donde deben relacionarse por primera vez con otros niños, y pensamos: "Está tan nervioso...¿será capaz de integrarse en el grupo? Y en la mayoría de los casos se nos escapa la frase "¡No seas tímido!"

Si bien puede parecer útil decirles que no sean tímidos, hacerlo no ayuda al desarrollo emocional de los niños. ¿Por qué?:
-  Primero, la timidez no es un rasgo de personalidad, es un sentimiento y todos los sentimientos están bien.
- En segundo lugar, es clave que proporcionemos un ambiente seguro para que los pequeños tengan esos sentimientos; así es como aprenden habilidades frente a los desafíos.

Artículo relacionado:
- Los niños tímidos en el cole: ¿cómo ayudarles?

Frases motivadoras para alentar a tus hijos a vencer la timidez

¿Qué frases puedes usar para alentar a tu hijo cuando sienta timidez, sin decirle que su sentimiento es incorrecto o que no es importante?

1. "Mira, esos niños creo que quieren jugar contigo, ¿te gustaría jugar con ellos?"
Abrir el diálogo con tu hijo diciéndole lo que estás viendo que sucede, puede hacer que sea más fácil para ayudarle a abrirse. Tenemos que estar preparados para la respuesta de nuestros hijos, puede que te sorprenda. Es posible que te diga que se siente asustado porque un niño fue malo con él la última vez que estuvo en el patio del colegio, o que quiere jugar con un grupo diferente de niños. Trata de simplemente escucharlo mientras te describe lo que le está pasando o qué sensaciones tiene en ese momento frente a esa situación.

2. "Confía en lo que sientes. Sabrás cuándo estás listo para jugar"
Animar a tu hijo a escuchar sus señales internas sobre si se siente listo para participar en un grupo de niños que no conoce, es una decisión inteligente, que además le será útil ahora y más adelante en la vida. Cuando le enseñas a tu hijo a confiar en su cuerpo y en lo que siente, le enseñas a escuchar sus instintos.

3. "Me gusta mucho cuando compartes conmigo lo que sientes"
El simple hecho de hacerle saber a tu hijo que estás allí para escucharlo, hace que se sienta protegido, brindándole el apoyo que necesita para seguir adelante. Incluso si tu hijo elige no compartir sus pensamientos, ni lo que siente, aún sabe que tú estás allí. Después de animarlo a que se abra, déjale suficiente tiempo para pensar; seguramente te sorprenderá cuando te comparta abiertamente sus pensamientos. Apóyalo comentándole después, durante unos minutos, tus sentimientos también. Que el feedback de ida y vuelta sea mutuo, generando mayor conexión emocional.

4. "Me dices que no estás listo. ¿Hay algo que pueda hacer para ayudarte a sentirte más seguro y tranquilo?"
En esta situación puedes aportar a tu hijo la idea de que podrías, si le apetece, ayudarlo a sentirse listo para jugar cogiendo su balón u otro elemento que más le guste para compartirlo con los otros niños. Cuando tu hijo siente que su seguridad es una de sus principales preocupaciones pero que tiene herramientas internas para aventurarse en lo desconocido, seguramente estará mejor preparado para dar ese paso con mayor tranquilidad.

5. "Puede que te de miedo jugar con niños que no conoces, prueba acercarte poco a poco a ellos y siente si estás a salvo o no".
A veces, los niños crean los peores escenarios internos, al igual que los adultos. Puede ayudarlos a avanzar en saber que tu estas allí para que se sientan más seguros a dar el paso a jugar y relacionarse con niños que no conocen.

6. "Estoy aquí si me necesitas"
Tu hijo sabe que lo amas, pero es posible que necesite un recordatorio de que no irás a ningún lado mientras prueba una nueva experiencia. Esto puede ser especialmente útil en un nuevo entorno, como un nuevo grupo de niños que juegan o en el parque infantil. Si tu hijo decide aventurarse y jugar después de decirte esta frase, asegúrate de mantener los ojos en él mientras juega; ver que lo estás mirando puede ayudarlo a saber que estarás atento si te necesita. Poco a poco irá adquiriendo la habilidad de relacionarse con seguridad e independizarse para dejar de estar pendiente de tí en nuevas experiencias.

7. "Los desafíos, muchas veces, nos ayudan a adaptarnos mejor a las situaciones"
Para tu hijo, enfrentarse al desafío de integrarse o hacer nuevos amigos puede ser preocupante, por ello, es importante que le ayudes a fomentar en él la habilidad de la resiliencia. Esta palabra que está tan de moda siempre ha existido para ayudarnos a rescatarla de nuestro interior y enfrentar los desafíos con mayor temple. También, les acompañará a lo largo de su vida a adaptarse a situaciones temerosas, aprender a superarlas y a salir más airosos adquiriendo fortaleza para enfrentar nuevos desafíos.

En resumen, cuando nuestros hijos están nerviosos y sienten ansiedad, tienden a distanciarse, especialmente en situaciones sociales. Pero tu hijo sabe que lo quieres, y recordarle que estas junto a él para apoyarlo siempre, le será de gran ayuda para sentirse más cómodo y tal vez un poco menos tímido en situaciones nuevas.

Gabriela García González. Autora de El Poder de Tu Resiliencia, El Poder de Ser Tu Mismo, Diario Emocional para Niños y de La Mejor Coach para tus Hijos ¡eres tú!
Experta en Desarrollo personal Integral, Profesora de Educación Consciente,
Especializada en Empoderamiento Infantil y femenino. Formadora y Mentora de Emprendimientos desde el Ser para mujeres.

Te puede interesar:

- Cómo vencer la timidez: consejos para los niños tímidos

- Qué ocurre si tu hijo es introvertido

- El desarrollo emocional de los niños

- La importancia de la amistad en la niñez

Contador