Actualizado 05/08/2020 15:02:06 +00:00 CET

Los niños bucean más en piscinas que en internet durante el verano postconfinamiento

Este verano los niños prefieren el exterior quedarse en casa frente a las pantallas.
Este verano los niños prefieren el exterior quedarse en casa frente a las pantallas. - ISTOCK

Muchos han sido los meses que los más pequeños de la casa han pasado en casa. El confinamiento obligó a extremar las medidas de seguridad, evitando visitar parques y otros lugares concurridos por los niños. Durante estos momentos hubo que tirar de ingenio para cubrir las horas de ocio y, las nuevas tecnologías, fueron unas acompañantes habituales en el día a día de los menores. Poco a poco se regresó a la normalidad, permitiendo retomar actividades antes habituales.

Y, ya en verano, parece que se permite disfrutar de rutinas estivales fuera del hogar. ¿Han regreso los niños a estas actividades antes comunes? ¿O siguen optando por las nuevas tecnologías? Según el estudio realizado por Qustodio los más pequeños prefieren las actividades fuera de casa a seguir conectados a las pantallas durante el periodo estival.

Cambio de tendencia

Es curioso cómo hace un año desde la Asociación Catalana de Adicciones Sociales (ACENCAS) se alertó del cambio de hábitos en niños y adolescentes durante el verano. Un abuso de las pantallas alertaba de que las nuevas tecnologías estaban convirtiéndose en el principal entretenimiento de estos meses fuera del colegio. Pero, en este 2020 la situación ha cambiado hasta dar un giro de 180º.

Este verano el consumo de internet está siendo menor y, durante el mes de julio, el uso de aplicaciones ha caído un 34%, reduciendo en 40 minutos el tiempo que los menores pasan en la red a lo largo del día. Desde Qustodio han querido comprobar los hábitos de uso de tecnologías por parte de menores durante la primera semana de junio, en la que no había concluido el curso escolar y las piscinas permanecían cerradas, con datos de la primera semana de julio.

En tan solo un mes las visitas a sitios web han disminuido en un 72%. Dato que señala a una menor presencia de los niños en los hogares, optando por actividades fuera. También se ha experimentado un descenso del tiempo que los menores pasan en apps de educación, cayendo en un 31%. Las aplicaciones de comunicación también están siendo menos utilizadas.

Algo que también guarda relación con el fin de las clases online y la conclusión del curso escolar. En julio los menores utilizaron un 36% menos este tipo de aplicaciones. Por ejemplo, Zoom, que ocupaba el tercer puesto en junio, ahora ni aparece en el top 10. Eso sí, hay cosas que no cambian y WhatsApp sigue en el primer puesto como herramienta preferida para este fin.

Descenso en el entretenimiento

El uso de tecnologías para entretenimiento también ha experimentado un descenso. El uso de las redes sociales ha disminuido en un 6%, las aplicaciones de vídeos de entretenimiento un 11% y el consumo de videojuegos en un 7%. Eduardo Cruz. CEO de Qustodio señala que "al igual que el uso y consumo de internet y aplicaciones por parte de los menores ha sufrido grandes cambios en los últimos meses por el confinamiento, el consumo que hacen de las pantallas este verano tampoco es usual".

Cruz concluye: "debemos ser conscientes de que, aunque el tiempo de uso haya disminuido respecto a junio, las cifras siguen siendo elevadas. Las familias no deben bajar la guardia y seguir apostando por medidas que ayuden a la conciliación de la vida digital de los más pequeños durante estos meses".

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos