La mitad de las webs y 'apps' comparten información de los niños

Niño con tablet, ordenador, app, web
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

La privacidad es un derecho esencial de toda persona que, en algunas ocasiones, corre riesgos. Muchas páginas webs o aplicaciones para móviles no velan por la privacidad o seguridad de los datos en Internet y, de hecho, comparten información de sus usuarios. Así ocurre con la mitad de las páginas webs del mundo.

Un proyecto internacional que ha analizado a un total de 1.494 páginas webs y aplicaciones de todo el mundo ha encontrado que el 67 por ciento de ellas recolecta información personal de los niños, y que la mitad (el 50 por ciento) la compartió con otras organizaciones, algo que representa un inmenso peligro.

De entre los datos recogidos en este estudio llevado a cabo por la Red Global para el Reforzamiento de la Privacidad (GPEN, en inglés) se extrae que el 31 por ciento de las páginas analizadas tiene controles efectivos para limitar la recolección de información personal de los niños, y que la mitad compartió esa información personal con terceras partes.

Asimismo, el 22 por ciento de las webs pedía a los niños que dieran su teléfono móvil, mientras que el 23 por ciento les dejaba subir vídeos o fotografías. Por otro lado, el 58 por ciento de estos portales online ofreció a los niños la oportunidad de redirigirse a una página web diferente, según explican en Global News, que se ha hecho eco de esta investigación.

Otros de los datos extraídos de los análisis señalan que sólo el 24 por ciento de los portales incluidos en la muestra animaban a la participación parental, mientras que el 71 por ciento no facilitaba a los niños los métodos para borrar la información de sus cuentas.

Sobre estos importantes datos, que dan una idea global que cómo funcionan el resto de webs en el mundo, el experto en tecnología David Papp explica al citado medio canadiense que muchas páginas webs y aplicaciones móviles necesitan la información personal de sus usuarios porque los usan para dirigir los anuncios y para verificar que, efectivamente, el usuario tiene la edad legal necesaria para usar dicha aplicación.

La educación sobre la seguridad

En este sentido, este experto menciona una máxima recordada ya por otros muchos profesionales: la necesidad de educar a nuestros niños sobre la seguridad online y la privacidad. El primer consejo de Papp es claro: "enseña a tus hijos a ser abiertos contigo".

"Dependiendo de la edad del niño, el ordenador debería estar en una zona común en la casa donde puedas verlo, quizá en la cocina o el salón, no en habitaciones privadas", aconseja este experto al hablar de los métodos para enseñar a los niños métodos para protegerse de faltas de seguridad en Internet.

Otro asunto importante a la hora de educar a los niños en este asunto es enseñarles a preguntarles a sí mismos si realmente la página web necesita conocer esa información y qué podría hacer con ella. "El problema que existe con las generaciones de jóvenes es que ellos tratan las redes sociales en un contexto de popularidad", lamenta este experto, que menciona que la mayoría de los jóvenes no conocen a toda la gente con la que están conectados en estas redes virtuales y que esto es algo que puede ser "muy peligroso".

Esta información que cada día comparten niños y adolescentes en Internet podría "dañarles" con el paso del tiempo de dos formas: por un lado, por el acceso de terceras personas a información que es privada y, por otro, por imágenes "divertidas" de los jóvenes que, aunque puedan parecer "tontas" en un momento, pasan a formar parte de la huella digital de los jóvenes.

Un momento de reflexión

Cada día más personas son conscientes del peligro que puede suponer compartir su información privada en internet, pues ésta puede ser usada por terceras personas con otros objetivos. Informaciones como las de este estudio debe hacer reflexionar a los padres: ¿por qué unas organizaciones querrían saber tanto sobre mi hijo? ¿Cuáles son los beneficios y riesgos potenciales para mi niño? ¿Cómo podría controlar mejor la información de mis hijos?

Con todo, el estudio (que no facilita la lista completa de las webs analizadas ni cuáles eran aquellas que menos protegían los derechos de los niños) también ha encontrado que hay algunas páginas que sí proporcionan controles protectores efectivos, como los diseñados para padres o unos sistemas que protegen a los niños para evitar que, por error, sean ellos mismos los que compartan su información personal.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de Internet

- Las claves de seguridad infantil en Internet de la Policía Nacional

- Niños e internet: navegar de forma segura

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.