Actualizado 12/07/2022 13:27

Gio Zararri: "La ansiedad es uno de los trastornos menos dañinos y de mejor pronóstico"

Entrevista al experto en ansiedad Gio Zararri
Entrevista al experto en ansiedad Gio Zararri - VERGARA

Gio Zararri es el seudónimo de Sergio González de Zárate, ingeniero informático y experto en trastornos de ansiedad. Precisamente, acaba de publicar El fin de la ansiedad en niños y adolescentes (Vergara), un manual que todos hubiéramos querido que leyeran nuestros padres para ayudarnos a ser más felices durante la infancia.

Si te preocupa que tus hijos pudieran estar desarrollando problemas de estrés o ansiedad y no sabes cómo ayudarles, Zararri facilita a los padres herramientas científicas y psicológicas para ayudar a comprender y gestionar este tipo de problemas emocionales.

Este libro es la segunda entrega de El fin de la ansiedad, un manual que pronto se convirtió en best seller con 30.000 lectores y una comunidad de más 150.000 seguidores en redes sociales.

La ansiedad en la infancia y la adolescencia

La ansiedad se siente en el pecho, ¿por qué piensas que la ansiedad es más un conflicto emocional que un problema únicamente físico?
Los síntomas físicos son únicamente síntomas del trastorno, una forma de expresarse de un problema emocional al que siempre vienen unidos otros síntomas también psicológicos y de conducta. El mecanismo de la ansiedad se activa cuando nuestro cerebro siente que puede estar en peligro nuestra supervivencia, cuando esto ocurre el corazón late más rápido, los músculos se tensan, nos concentramos en el foco del problema rumiando y otra vez la situación y se suceden otra serie de síntomas tanto físicos como mentales con una única intención, ayudarnos a ponernos a salvo. Si esta ansiedad se da por una situación realmente peligrosa y es puntual, normalmente el organismo sufre esta activación para ponernos a salvo y cuando el peligro pasa todo vuelve a la normalidad. Un ejemplo común puede ser el modo en que nos sentimos ante el ataque de un perro o una caída. Sentimos los síntomas de la ansiedad y rápidamente estos síntomas nos ayudan a solventar la situación. El problema surge cuando esta ansiedad y los síntomas que la acompañan se dan de una manera desmesurada y continuada, es entonces cuando se da el trastorno de ansiedad, que no sería otra cosa que el malfuncionamiento de nuestro mecanismo de alerta, el malfuncionamiento de nuestra ansiedad.

¿Cómo saber si es ansiedad u otra cosa?
Conocer los síntomas de la ansiedad es uno de los datos más importantes y reveladores para superar este trastorno, algo que siempre indico en mis libros, ya que no existe ningún problema únicamente físico u enfermedad que contemple estos distintos síntomas a la vez. Es por ello que si una persona sufre taquicardia, tensión muscular, mareos y a la vez siente preocupación excesiva, rumiación de pensamientos o estado de hipervigilancia, por ejemplo, es una fantástica señal para reconocer que el problema se debe al trastorno de ansiedad, no a otro problema o enfermedad diferente.

¿Por qué es la ansiedad el trastorno mental más extendido en todo el mundo?Seguramente se deba a que la ansiedad está muy relacionada con el miedo, una de las emociones más comunes. Los humanos disponemos de un órgano llamado amígdala que sería el órgano gestor del miedo. Cuando los temores son excesivos o recurrentes, cuando se han gestionado mal o existen muchos motivos y situaciones estresantes que nos hacen sentir desbordados, esta amígdala se mantiene hiperactiva y puede dar lugar a que surja el trastorno. Teniendo en cuenta la gran cantidad de información, situaciones estresantes, posibles peligros o experiencias preocupantes a las que hoy en día tenemos que estar continuamente expuestos, podemos suponer que este es el motivo por el que es el trastorno mental más extendido en el mundo. Pero creo que es importante recalcar que, aunque es el más común, es también uno de los trastornos menos dañinos y de mejor pronóstico.

¿Qué relación tiene la ansiedad con el estrés tanto en la infancia como en la edad adulta?
El trastorno de ansiedad supone que nuestro organismo considera que hay un peligro real para nuestra vida. El estrés malo es el que surge y se mantiene (junto a las hormonas del estrés como el cortisol), cuando nos sentimos desbordados y sin recursos, cuando ante distintas situaciones como puede ser la excesiva carga laboral, la falta de tiempo, los continuos cambios u otros problemas, algo dentro de nosotros parece indicarnos que no vamos a conseguirlo.

Creo que ese sentirnos desbordados y sin recursos fruto del estrés genera cambios tanto físicos como mentales en las personas que activan ese exceso de hipervigilancia y preocupación.

Debido a todo esto es fácil que ante situaciones demasiado estresantes algo dentro de nosotros active esa falsa alarma que es el trastorno de ansiedad y de lugar a este problema tan extendido.

¿Se puede tener ansiedad desde pequeño?
Si, existen diferentes tipos de ansiedad y algunos de ellos son exclusivos de los niños como la ansiedad por separación, que se da cuando el niño sufre este trastorno debido a las experiencias vitales en que debe separarse de sus padres (como por ejemplo cuando empieza la guardería) o el mutismo selectivo que se da cuando el niño o niña se queda literalmente mudo ante ciertas circunstancias sociales mientras en otras no tiene ningún problema con el habla. Aparte de estos tipos de ansiedad, en los niños se dan otros como el trastorno de ansiedad generalizada, las fobias, el toc, y en menor medida la fobia social y los trastornos de pánico.

¿Qué tipo de problemas pueden condicionar a un niño/a para tener ansiedad?
El nacimiento del trastorno tiene siempre que ver con la vida del niño o el adolescente. Respecto a esto hay que tener en cuenta no solo las experiencias vitales sino también la carga genética del niño y aspectos externos como el ambiente familiar y el escolar. En mi libro entro en el detalle de cuáles son los principales miedos y motivos de estrés en los más pequeños, ya que de estos provienen las principales causas que activan después el trastorno de ansiedad en ellos. Aparte de estas circunstancias, comprender cuáles son los tipos de ansiedad y saber cuáles pueden estar afectando a los niños ayuda muchísimo a identificar cuáles son los motivos principales de su problema para poder ayudarle a superarlo.

¿Qué consecuencias puede tener para un adulto haber pasado una infancia marcada por la ansiedad?
Las consecuencias pueden ser muy diversas, pero tanto negativas como positivas. Todo depende de cómo haya enfrentado en su día el problema, y de aquí la importancia de que los padres y tutores se informen mejor sobre esta educación emocional asociada a los miedos el estrés y la ansiedad. En la infancia se crea la plantilla de vida de las personas, una plantilla que después, una vez adultos, nos hará ser cómo somos y actuar como lo hacemos. Para mejorar estas bases y mejorar con ello la autoestima de los niños, es fundamental ayudarles a disponer de herramientas para manejar y enfrentar sus problemas vitales.

Cuando un niño se ve capaz y con recursos confiará más en si mismo y podrá así gestionar mejor las situaciones y experiencias vitales.

Se ayudará del estrés positivo que es ese que nos activa para enfrentarnos a nuestras necesidades vitales con éxito y eso le repercutirá también en su vida adulta. Pero si un niño se siente incapaz, si en esa infancia vive constantemente preocupado o estresado y mantiene ese estado emocional y también físico (debido a las hormonas del estrés en su cuerpo), esta experiencia le hará confiar menos en si mismo cuando pueda necesitarlo. Aparte de eso si la ansiedad ha convivido con él y no ha encontrado recursos para superarla, seguramente se encuentre limitado y condicionado por sus miedos y síntomas, algo que le afectará negativamente en su día a día.

¿Cómo podemos ser los mejores padres para un hijo/a con ansiedad?
En el libro intento profundizar en la necesidad de mantener una buena comunicación con los hijos y para ello recurro a explicar sencillamente cómo funciona el cerebro del niño y del adolescente en sus distintas etapas. Resumiéndolo muy brevemente existen etapas en las que únicamente funciona el cerebro instintivo del niño, otras en las que se mezcla el instinto y las emociones, y otra etapa que empieza entorno a los 3 o 4 años, en las que en el niño empieza a funcionar poco a poco la parte racional. Si tenemos esto en cuenta por ejemplo podremos entender como adultos que de nada serviría intentar razonar con un niño menor de 3 años. Igualmente si comprendemos que el adolescente está en continuos cambios tanto cerebrales como físicos y sociales, podremos saber mejor cuál es la manera más efectiva de comunicar con ellos para conseguir que se sientan mejor. La principal muestra de amor de un padre debería ser comportarse como un adulto, ser más empático entendiendo que el cerebro de niños y adolescentes está en constante evolución, mientras el del adulto ya está formado, y es en estas etapas cuando se forma su plantilla de vida y autoestima. Más importante que intentar ser los mejores padres es simplificar la idea e intentar ser mejores. Reconocer que existirán situaciones en que podamos equivocarnos como padres, pero entender que siendo adultos debemos aceptar estos errores para intentar mejorar cuando sea posible. Si mantenemos una buena comunicación con nuestros hijos y les ayudamos a gestionar sus propias situaciones de temor, estrés y ansiedad, conseguiremos hacerlos más valientes frente a la vida, lo que significa que habrán aprendido que dentro de ellos mismos disponen de los recursos suficientes para enfrentar cualquier tipo de problema que la vida ponga en sus caminos.

¿Qué es mejor combatirla o aprender a vivir con ansiedad?
Lo importante es diferenciar entre ansiedad normal o buena y el trastorno de ansiedad. La ansiedad normal suponen todos esos cambios tanto físicos como mentales que se activan para intentar ponernos a salvo ante situaciones de peligro o riesgo vital como el ataque de un animal o un accidente. Esta activación ayuda a que en lugar de razonar en exceso actuemos rápidamente y nos pongamos a salvo, una maravilla de la naturaleza que ha servido para que sobrevivamos a lo largo de miles y millones de años. El trastorno de ansiedad supone un malfuncionamiento de esa ansiedad que hace que se active en exceso y se mantenga durante mucho más tiempo del necesario, una situación que provoca mucho malestar físico y emocional y que normalmente dura, como mínimo más de 3 meses pudiendo durar muchos años. Este problema condiciona y limita muchísimo la vida de las personas y es algo que SIEMPRE tiene solución si se sabe cómo afrontarlo y se entiende bien cómo funciona la ansiedad.

¿Se puede superar la ansiedad con un libro de autoayuda o es preciso acudir a un terapeuta?
Considero que un libro puede ayudar a superar el trastorno de ansiedad de una persona siempre dependiendo del grado y tipo de ansiedad que esté sufriendo. Cuando la ansiedad es leve y está asociada a una excesiva hipocondría, conocer el camino de superación y la propia experiencia que cuento en mi libro El fin de la ansiedad, puede significar un antes y un después en su vida. Son muchas las personas que tras leer mi libro el fin de la ansiedad me han comunicado que han conseguido superarla. El problema está en que existen muchos tipos de ansiedad. En cada persona se manifiesta de una manera y también cada persona cuenta con recursos y ayuda diferente para enfrentarla. Debido a ello existen muchas personas que no recibieron la ayuda necesaria en su momento, así como también personas con fuertes traumas, obsesiones o fobias muy complicados de controlar y superar únicamente con un libro. Por todo ello considero que siempre que alguien sufra ansiedad el primer paso debería ser acercarse a un médico de familia para recibir un primer diagnóstico y evaluación. Seguramente el médico sea la persona más indicada para saber si esta persona puede necesitar de terapia y medicación ya que en ciertos trastornos se hace indispensable. Puedo asegurar sin temor a equivocarme que el principal aliado de la ansiedad es el miedo. Teniendo esto en cuenta para superar la ansiedad se hace fundamental gestionar estos temores o hipocondrías asociadas a la ansiedad y para ello libros como los míos pueden ser una genial herramienta y complemento para conseguirlo.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar: 

- 5 trucos para vencer la ansiedad

Cuatro formas de mejorar tu resiliencia, según la psicología

- Ansiedad... ¿qué esconde?

Contador