Actualizado 30/12/2021 09:05

Propósitos de Año Nuevo: trucos para cumplirlos

¿Por Qué Nos Sienta Tan Bien Escribir Una Lista De Propósitos Para El Año Nuevo?
¿Por qué nos sienta tan bien escribir una lista de propósitos para el Año Nuevo? - ISTOCK

¿Por qué escribimos los propósitos de Año Nuevo? ¿Y por qué, a veces, no los respetamos? ¿Dónde nace esta costumbre? Sus orígenes son muy antiguos, de hecho remontan a Babilonia (hace unos 4.000 años) y podemos encontrarlos también en la Antigua Roma, así como en la antigua civilización china.

Como cada año, el 1 de Enero millones de personas en todo el mundo escriben sus propósitos para el año que comienza, con la ilusión de cambiar para mejorar. Para conocer los orígenes de esta tradición, quizás nos ayude repasar la historia:

1. Babilonia. Los primeros registros de propósitos de Año Nuevo se remontan a hace unos cuatro mil años. Normalmente involucraban cosas prácticas como devolver herramientas prestadas ya que su año nuevo coincidía con el comienzo de la siembra.

2. Roma. Los romanos solían empezar el año haciendo recuento de los logros y proponiendo nuevas metas que alcanzar durante el nuevo año.

3. China. En China tienen un propósito muy específico para el Año Nuevo, limpieza en profundidad del hogar, con la intención de eliminar aquello que no era necesario y toda la suciedad acumulada durante el invierno.

4. En el mundo moderno. Hoy por hoy escribimos nuestros propósitos de Año Nuevo e intentamos llevarlos a la práctica. Normalmente, están relacionados con áreas de nuestra vida que queremos mejorar. Pero, también hábitos que queremos dejar ir. Los propósitos más comunes incluyen perder peso, reciclar más, dejar de fumar/beber y mejorar la economía.

4 beneficios personales de escribir los propósitos de Año Nuevo

1. Mejora nuestra motivación para cambiar.

2. Nos ayuda a tomar control sobre nuestra vida en pasos pequeños y manejables.

3. Nos proporciona una sensación de logro al haber completado un objetivo.

4. Mejora nuestra autoestima al motivarnos - o mantener nuestra motivación - para accionarnos y tomar control de nuestras vidas.

¿Por qué no respetamos los propósitos de Año Nuevo?

Millones de personas escriben propósitos cada Año Nuevo, sin embargo, solo el 10% consiguen sus objetivos. Muchos de estos propósitos solo duran unos días o semanas. Algunas de las razones por las que no respetamos los propósitos de Año Nuevo son:

1. Realmente no estamos listos para implementar los cambios que necesitamos o carecemos de las herramientas necesarias. Por tanto, los intentos no son completamente sinceros.

2. Exceso de confianza y una incapacidad para reconocer nuestras debilidades y cuando necesitamos ayuda profesional.

3. Enfocar la atención en lo que perdemos con el cambio y no en lo que ganaríamos.

4. A veces necesitamos monitorear nuestro progreso, utilizar un App puede ser una buena idea. También podemos llevar nuestro propio registro en un diario.

5. La ausencia de un plan que anticipe retos y dificultades es otra de las razones.

Trucos para cumplir con los propósitos de Año Nuevo

- Simplifica el objetivo. Por ejemplo, perder peso es muy general, si lo simplifico a perder 1 kilo a la semana durante los próximos tres meses es más fácil.

- Planifica los distintos pasos que debes tomar. En nuestro ejemplo, podríamos incluir, comer sano, hacer ejercicio, dormir bien, respetar las horas de comida. Con esta información podríamos hacer un calendario.

- Cuando dividimos los logros en objetivos a corto, medio y largo plazo somos capaces de mantener la constancia. La constancia es fundamental para crear rutinas nuevas. Cuando creamos una rutina nueva las conexiones cerebrales necesitan tiempo para acostumbrarse y por ello ser constante es esencial.

- Los objetivos deben ser SMART (Simple, Medible, Alcanzable, Realista y en un Tiempo determinado). Siguiendo con nuestro ejemplo, perder 1 kilo a la semana comiendo ensalada tres días, pescado dos días, haciendo una hora de caminata todos los días, durmiendo un mínimo de ocho horas y comer siempre a las mismas horas durante tres meses.

- Marca objetivos pequeños y manejables que te llevan a cumplir un objetivo mayor. Si quiero correr 20 Km cada día, y nunca corro, tendré que empezar con correr 500 metros durante una semana e ir aumentando hasta conseguir mi objetivo.

Claves para escribir los propósitos de Año Nuevo

- Usa palabras que te hagan sentir poder como hacer, conseguir, realizar, etc...

- Analiza las distintas facetas de tu vida y solo plantea un propósito para cada una, de esa forma estarás enfocando todos los aspectos de tu bienestar, pero sin sobrepasar tu capacidad. Por ejemplo:

1. Salud física, salir a pasear 10 minutos todos los días.

2. Bienestar emocional, escribir mis sentimientos y pensamientos una vez a la semana.

3. Economía y hábitos financieros. Pensar antes de comprar. Si veo algo que me atrae, me daré una vuelta por la tienda antes de comprarlo.

4. Espiritualidad y conexión. Haré una meditación al menos una vez a la semana.

5. Relaciones: familiares y amigos. Dedicaré tiempo a mis amigos y familia atendiendo un evento cada dos semanas.

6. Carrera y trabajo. Escribiré los aspectos de mi trabajo que más me gustan.

7. Educación y aprendizaje. Aprenderé una cosa nueva cada día.

8. Comunidad y pertenencia. Haré una actividad voluntaria una vez al año.

9. Vida mental. Me dedicaré tiempo para explorar mi mundo interior.

Estos son solo ejemplos y se pueden sustituir. Recordad que los objetivos sean manejables y mucha suerte con vuestros propósitos de año nuevo para el 2022. concluye la psicóloga Maria Naranjo

Maria Naranjo. Psicóloga de Mundopsicologos.com

Te puede interesar:

- 12 buenos propósitos para educar a los niños en valores

- Los niños y sus propósitos de Año Nuevo: 5 consejos para cumplirlos

- 5 propósitos saludables para el Nuevo Año

- Un calendario familiar para los buenos propósitos

Más información