Actualizado 04/11/2021 13:55 CET

Signos de alerta de suicidio: cómo prevenir una depresión en la adolescencia

Factores de riesgo de suicidio en niños y adolescentes
Factores de riesgo de suicidio en niños y adolescentes - ISTOCK

¿Los padres y educadores podemos detectar los signos de alerta de suicidio en el adolescente? Un estado de ánimo triste o irritable durante la mayor parte del día puede llamarnos la atención.

Según la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia (SEMA), el 5% de los adolescentes españoles sufre algún síntoma depresivo, además el 20% sufre algún tipo de ansiedad y según el International Institute of Mental Health casi 1 de cada 3 de todos los adolescentes de 13 a 18 años experimentarán un trastorno de ansiedad y depresión.

Estas estadísticas, combinadas con la tasa de admisiones hospitalarias de adolescentes suicidas, que también se han duplicado durante la última década, nos dejan datos preocupantes.

Señales de depresión y signos de alerta de suicidio 

- El adolescente puede decir que se siente triste, enfadado o de mal humor.
- No disfruta de las cosas que solían hacerle feliz
- Cambios en el peso o en la alimentación.
- Dormir muy poco por la noche o demasiado durante el día.
- Ya no quiere estar con familiares o amigos.
- Falta de energía o sentirse incapaz de realizar tareas sencillas.
- Sentimientos de inutilidad o culpa. Baja autoestima.
- Dificultad para concentrarse o tomar decisiones.
- Dolores y molestias cuando nada está realmente mal.
- Pensamientos frecuentes de muerte o suicidio.

Cualquiera de estos signos se pueden dar en adolescentes que no están deprimidos, pero cuando los vemos con frecuencia casi todos a la vez, son señales de alerta de depresión.

Ideas para ayudar a un hijo/a adolescente deprimido

Los elementos básicos para una buena salud mental incluyen una alimentación saludable, dormir bien y hacer ejercicio, además de fomentar conexiones positivas con otras personas en el hogar y en la escuela. Y además, toma nota: 

- Charla con él sobre sus sentimientos y las cosas que suceden en el hogar y en la escuela que pueden molestarlo.

- Consulta con un especialista para detectar depresión. El suicidio es ahora una de las principales causas de muerte entre los adolescentes.

- Limita el tiempo frente a las pantallas, ya que es necesario. Para ello, debemos fomentar las salidas al aire libre o actividades divertidas con amigos o familiares para ayudar a desarrollar conexiones positivas con los demás.

- Pasar tiempo a solas con los padres y señalar sus fortalezas construyen el vínculo entre padres e hijos.

- Es muy importante hablar con los hijos sobre el acoso escolar. Ser víctima de acoso escolar es una de las principales causas de problemas de salud mental.

- Reduce el estrés ya que la mayoría de los adolescentes tienen poca tolerancia a él. Las adaptaciones en el trabajo escolar son especialmente favorables en estos momentos, así como reducir las expectativas en el hogar con respecto a las tareas los logros escolares.

Mal humor o depresión

En ocasiones, lo que puede parecer mal humor se puede confundir con síntomas de depresión. Adquirir en la familia técnicas de relajación sencillas es una buena arma contra el estrés que se debe incorporar de inmediato.

Además, los padres podemos ayudar a nuestro hijo adolescente a ver los problemas de una manera diferente y más positiva. Para ello, conviene dividir los problemas o tareas en pasos más pequeños para que tu hijo adolescente pueda controlarlos y gestionarlos.

No obstante, muchos de estos factores se pueden combinar de diferentes formas y pueden contribuir al riesgo de suicidio. El conocimiento de los siguientes factores de riesgo puede ayudar a los padres a reconocer si su hijo necesita una supervisión adicional:

- Intentos de suicidio previos y autolesiones

- Historia familiar con antecedentes de suicidio

- Si los padres padecen problemas de salud mental

- Orientación sexual, en el caso de que el vínculo familiar o de amigos no lo acepte

- Depresión y ansiedad

- Enfermedades psiquiátricas

Además de la depresión, los trastornos del estado de ánimo, los trastornos alimentarios y otras afecciones pueden aumentar el riesgo de suicidio.

- Uso de alcohol y otras sustancias
- Problemas de comportamiento
- Sufrir bullying o ciberbullying

Los adolescentes que tienden a enfadarse mucho y tienen antecedentes de comportamiento agresivo e impulsivo tienen un riesgo mucho mayor de suicidio. Esto se debe a que tienden a manifestar sus sentimientos de manera destructiva. El riesgo puede ser peor si están socialmente aislados, abusan de las drogas y el alcohol.

Como padres tenemos un papel muy importante para ayudarles a enfrentar nuevos desafíos y desarrollar las habilidades de resiliencia que necesitan para adaptarse frente a la adversidad es altamente necesario en el mundo de hoy para poder evitar el suicidio y depresión en los adolescentes.

Gabriela García González. Autora del nuevo libro para niños El poder de ser tu mismo, El Poder de Tu Resiliencia y de La Mejor Coach para tus Hijos ¡eres tú! €s una referente del Coaching para Niños y el Empoderamiento infantil y Femenino. Educadora, Experta en Desarrollo Personal integral, Conferencista internacional y Formadora de Emprendimientos desde el Ser para mujeres.

Te puede interesar:

- Pautas para cuidar a un familiar con depresión

- De la tristeza al suicidio: ¿cómo detectar ideas suicidas en mis hijos adolescentes?

- Ansiedad... ¿qué esconde?

Depresión en adolescentes: cómo detectarla y tratarla

- Cómo superar la ansiedad en los exámenes

Contador