Actualizado 21/05/2021 13:26 CET

Dientes de leche: cuídalos desde que salen

Archivo - Buenos hátibos dentales en los dientes de leche
Buenos hábitos dentales en los dientes de leche - ISTOCK 

Los dientes de leche también necesitan un cuidado específico, así como una primera visita temprana al dentista. A diferencia de lo que mucha cree, los dientes de leche hay que cuidarlos mucho porque son los precursores de los dientes definitivos y cualquier problema en ellos puede derivar en problemas en la dentatura definitiva.

La creencia de que no es necesario prestar demasiada atención a los dientes de leche, porque como se van a caer y tienen sustitutos, es falsa. La doctora Regina Parra, odontopediatra de la Unidad Dental del Hospital Vithas Valencia Consuel,  desmonta esta teoría diciendo que "la higiene es importantísima, aunque se le vayan a caer los dientes de leche, ya que un niño con caries múltiples en dientes temporales probablemente será un adulto con muchas caries. Hay que recordar que, además de para masticar, los dientes son muy importantes para el desarrollo correcto de la estructura de la cara, para respirar, o el desarrollo integral del niño, así que nos debemos preocupar, aunque los dientes de leche se vayan a caer".

En cuanto a la posición y alineación de los dientes de leche, que es una de las preocupaciones de algunos padres, la doctora Parra asegura que "en realidad, si los dientes de leche están separados, habrá menos problema de espacio cuando le salgan los definitivos, porque son más grandes. Por el contrario, si los dientes de leche están juntos o apiñados, es muy posible que los definitivos también lo estén".

La importancia de la higiene desde el principio

Crear un vínculo con el bebé, los papás y la consulta del odontopediatra desde que erupcione el primer diente o como mucho, cuando cumpla el primer año, según indican las diferentes sociedades de Odontopediatría del mundo, es muy importante para iniciar una correcta higiene dental y evitar problemas de caries en un futuro. En la primera visita se dan "instrucciones de higiene, consejos de dieta, informaremos sobre la secuencia en la salida de los dientes, revisaremos el desarrollo de las estructuras y, desde luego, detectaremos patologías tempranas", asegura la doctora Parra.

Otro aspecto muy importante de una primera visita temprana es poder crear un clima adecuado con el niño. "Si comienzan a venir solo para que les revisemos o a que les contemos los dientes o incluso a darles un premio si hacen todo bien, siempre van a venir más dispuestos", concluye.

Regina Parra ha hecho referencia también a la edad a la que hay que empezar a cepillar los dientes de los niños. "Desde la salida del primer diente debe cepillarse dos veces al día y, desde luego, nunca olvidar el cepillado antes de dormir", señala. En este sentido, apunta que los niños "aprenden por imitación y no debemos impedirles que se cepillen ellos, aunque el cepillado correcto deben realizarlo los padres, por lo menos hasta los ocho años, porque antes, no tienen la habilidad suficiente".

Educar en los hábitos de higiene dental es muy importante, aunque al principio cueste un poco. Como reconoce la doctora, "muchas veces escuchamos a los padres lamentarse porque los pequeños no se cepillan o comen mucho chocolate cuando son los padres los que tienen que inculcar unos buenos hábitos desde bien pequeños. Si lo hacen durante esa edad, la posibilidad de que esos hábitos perduren en el tiempo es muy alta, y no me refiero únicamente a los hábitos de higiene sino también a una dieta correcta".

Marina Berrio 
Asesoramiento: doctora Regina Parra, odontopediatra de la Unidad Dental del Hospital Vithas Valencia Consuelo 

Te puede interesar:

- Golpes en los dientes de los niños

- Cómo cuidar los primeros dientes de leche

- Caries del biberón

Contador

Para leer más