Actualizado 22/06/2022 14:11

Smartphones, así influyen en la salud mental de los menores

Los móviles pueden causar trastornos mentales en los niños y adolescentes
ISTOCK

Los hay de muchas marcas, colores y tamaños. Los smartphones se han convertido en una herramienta muy común en la actualidad, tanto para la búsqueda de información como para conectar a personas alejadas. Sin embargo, estos dispositivos son tan recientes que todavía no se conocen todas sus consecuencias en los jóvenes, quienes más emplean estos.

Para profundizar más en cómo afectan los smartphones a las nuevas generaciones, la Universidad de Duke en Durham, en Carolina del Norte, planteó un nuevo estudio en el que quiso averiguar si existía algún modo por el que estas tecnologías influían en la salud mental de los más pequeños.

Tiempo y antecedentes

En concreto, los investigadores quisieron centrarse en aquellos casos en donde el riesgo de tener problemas mentales es mayor. Es decir, aquellos niños que tienen antecedentes familiares en este sentido. Los responsables de este trabajo quisieron analizar en si el tiempo que estos jóvenes pasaban influía de alguna forma en las probabilidades de desarrollarlas en el futuro.

Para reunieron a 151 niños de 11 a 15 años de edad. A todos ellos se les concedió un smartphone para comprobar si el tiempo que lo empleaban tenía alguna influencia en el desarrollo de problemas psicológicos. Los niños debían responder a distintos cuestionarios en los que hablaban de su estado de ánimo y otros asuntos que pudieran dar pistas sobre el desarrollo de estos trastornos mentales.

"Al seguir a los niños a lo largo de un periodo gracias a los smartphones, pudimos comprobar cómo los síntomas de estos casos cambiaban en aquellos días que usaban en mayor medida las tecnologías digitales frente a los días que las usaban en menor medida", explica Candice Odgers, coautora de este estudio. Esta profesional también añade que tanto la pre como la adolescencia son periodos "importantes tanto para el desarrollo de los problemas de salud mental como para el aumento en el uso de las tecnología digitales.

Los investigadores comprobaron que los niños pasaban un en torno a 2-3 horas al día con sus smartphones u otros dispositivos. Los menores mostraron más síntomas del trastorno de déficit de atención como hiperactividad en la conducta en aquellos días que más usaban estas tecnologías.

"Para mejorar la salud mental adolescente, también debemos comprender cómo emplean estos aparatos para conseguir el respaldo social y conectarse con los miembros de sus redes sociales de formas tanto positivas como negativas", explica Odgers, quien señala que en el tratamiento de estos trastornos también se deben tener en cuenta factores como el uso de smartphones y otros dispositivos.

Limitar su uso

No se puede coartar el acceso de las nuevas generaciones a las nuevas tecnologías. Los jóvenes contactarán en algún momento con dispositivos como los smartphones. Pero sí que se deben poner límites en este uso, estos son algunos consejos para conseguirlo:

Papá manda. El smartphone se entrega al niño bajo ciertas condiciones, la primera es que los padres mandan sobre él y en el momento en que ellos digan, se acabó su uso. Si no se acepta esta norma, no se concede el móvil.

Predicar con el ejemplo. Si se le dice al niño que abandone su smartphone mientras los padres lo están usando constantemente el ejemplo que se da no es el mejor. Los adultos deben ser una imagen en la que los más pequeños se reflejen.

Animar a hacer otras actividades. No hay anda mejor para olvidarse del smartphone que ocupar la mente en otros asuntos: un paseo, una tarde en el cine, un juego de mesa. Todas estas actividades son grandes alternativas a estar constantemente mirando una pantalla.

Primero la obligación. El hijo quiere usar su smartphone, pero, ¿ha terminado todas sus tareas? Hasta que no concluya con sus obligaciones, no hay lugar para estos asuntos.

Control parental. Hay aplicaciones que permiten a los padres saber qué uso están dando sus hijos de sus smartphones. Es recomendable instalarlas para saber qué uso están haciendo de estas tecnologías.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Internet segura: recíclate con tus hijos